Los grupos piden un debate en la Eurocámara sobre el trato a Von der Leyen en Turquía

Fotografía facilitada por el servicio de prensa de la Presidencia turca. El presidente Recep Tayyip Erdogan (C), el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel (izda) y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen (d) antes de su reunión en Ankara este 6 de abril de 2021. EFE/EPA/PRESIDENTAL PRESS OFFICE HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES

Bruselas (EuroEFE).- Los principales grupos políticos del Parlamento Europeo pidieron este jueves un debate con los presidentes de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, por el llamado “sofagate”, la polémica surgida por el trato recibido por la dirigente alemana al ser relegada a un sofá lateral durante una reunión esta semana con el jefe del Estado turco, Recep Tayyip Erdogan, en Ankara.

Desde las filas del Partido Popular Europeo (PPE), su jefe Manfred Weber dijo que la polémica “necesita aclararse y por eso pediremos un debate plenario con la presencia de los dos presidentes”.

“La visita a Ankara de los presidentes Von der Leyen y Michel tendría que haber sido un mensaje de firmeza y unidad sobre el enfoque de Europa hacia Turquía”, pero “desafortunadamente se convirtió en un símbolo de la desunión”, lamentó Weber.

También la presidenta del grupo de los socialdemócratas, Iratxe García, anunció que su grupo pedirá que ambos mandatarios comparezcan en el pleno para “clarificar” lo sucedido, que calificó de “incidente diplomático”.

Es la misma expresión que el eurodiputado de los Verdes, Ernest Urtasun, usó hoy en Twitter para anunciar que su grupo apoya también este debate, en la próxima sesión plenaria, que se celebrará del 26 al 29 de abril en Bruselas.

La decisión la tomarán el juevesdía 22 los líderes de los grupos políticos, cuando se reúnan en la Conferencia de Presidentes para fijar la agenda del pleno.

“Si se confirma que tanto el PPE con los socialdemócratas y otros (partidos) quieren incluir el debate, claro que se hará”, dijeron a EFE fuentes parlamentarias.

Según muestran las imágenes oficiales de la reunión de los presidentes comunitarios con Erdogan, Michel se sentó junto al presidente turco en una de las dos sillas centrales que había en la sala, mientras Von der Leyen tuvo que hacerlo en el sofá lateral, al no haber un tercer asiento reservado para ella al lado de los dos hombres.

La imagen contrasta con la última visita a Ankara de los anteriores presidentes del Consejo, Donald Tusk, y de la CE, Jean-Claude Juncker, en la que ambos se sentaron junto a Erdogan.

El asunto no solo ha provocado una ola de indignación entre los principales grupos de la Eurocámara, sino también una gran cantidad de críticas en la prensa, y Michel se vio obligado anoche a dar explicaciones en una publicación en su página de Facebook, rompiendo más de 24 horas de silencio tras la polémica.

Calificó la situación de “penosa” y “lamentable” y aseguró que le “entristece” la situación en que Von der Leyen recibió un “trato diferenciado, incluso disminuido”.

El portavoz de Von der Leyen, Eric Mamer, agradeció hoy el escrito del presidente del Consejo, aunque la política alemana ha dado indicaciones para garantizar que la situación no se vuelva a repetir en el futuro.

Según Mamer, los presidentes de la Comisión y del Consejo tienen el mismo rango protocolario y así se demuestra en las reuniones que ambos mantienen en Bruselas con los mandatarios de terceros países.

Michel da su versión de la situación "penosa" de Von der Leyen en Turquía

Bruselas/Ankara (EuroEFE).- El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, reaccionó a la situación “penosa” y “lamentable” vivida en un reciente viaje oficial a Turquía junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien recibió un “trato …

El jefe de protocolo del Consejo, Dominique Marro, explicó hoy en una nota que, según el Tratado de Lisboa, el presidente del Consejo recibe el estatus de jefe de Estado, mientras que el de la CE, el de primer ministro.

Marro aseguró que su equipo no tuvo acceso previo a la sala donde se celebró la reunión y que, de haber sido así, habría “sugerido” que, “como cortesía, reemplazaran el sofá por dos butacas”.

Editado por Virginia Hebrero