Lograr liderazgos «inclusivos», un campo de batalla para las mujeres jóvenes

Lograr liderazgos inclusivos campo de batalla para mujeres

EFE/ Bruno Fortea Miras

Niza (Francia) (EuroEFE).- A las puertas de celebrar el Día de la Mujer, cada 8 de marzo, las jóvenes europeas alzan la voz para insistir en la necesidad de promover unos liderazgos, tanto políticos como empresariales, que sean más «inclusivos» y que, en su acción, tengan más en cuenta la diversidad del mundo actual.

Raquel Pérez Benasco, una estudiante española de 22 años, cree que el primer paso de este proceso implica «redefinir» el concepto actual de liderazgo, con el objetivo, explica, de adaptarlo a las reivindicaciones que, a su juicio, marcarán el siglo XXI: la lucha por la igualdad de género, la transición ecológica y la digital.

«Ya hemos visto que el tipo de liderazgo masculino nos ha acarreado unas consecuencias muy negativas no solamente para el planeta, sino para los ciudadanos, las mujeres y las minorías», asegura en declaraciones a EFE esta joven, nacida en Santa Cruz de Tenerife, y que cursa un doble grado de derecho y empresariales.

Ella es una de las 28 chicas de toda la Unión Europea (UE), una de cada Estado miembro más otra de un país balcánico invitado, que han participado en unas jornadas formativas organizadas en Niza (Francia) por la empresa tecnológica china Huawei, con el objetivo de preparar a las jóvenes de hoy para que sean las líderes del mañana.

Eso sí, para acceder a esta Escuela de Liderazgo Femenino en la Era Digital, que es de carácter itinerante y solo dura una semana, las 28 asistentes tuvieron que superar antes una fase de selección en la que competían con 2.426 candidatas de entre 18 y 25 años.

«A esto le llamo yo la ‘Eurovisión’ para las mujeres en tecnología. Aquí hay chicas de toda Europa, aquí hay chicas que son el futuro, ¿y qué mayor herramienta les podemos dar que el hecho de que se hayan podido conocer?», exclama en una charla con EFE la directora de la Escuela, la también española Berta Herrero.

UN «CATALIZADOR DE TALENTOS»

Define estas jornadas formativas como «un catalizador de talentos» y, según ella, la virtud de los cursos es que combinan talleres de trabajo práctico con sesiones magistrales, impartidas por mujeres de sectores profesionales muy distintos: académicas, científicas, empresarias, políticas e incluso periodistas.

La idea, cuenta Herrero, es ofrecer, por una parte, habilidades como la oratoria o la negociación a aquellas chicas que estudian carreras más científicas y, por otro lado, dotar de conocimientos tecnológicos básicos al resto de participantes que se dedican a otro tipo de materias que no tienen un carácter tan técnico.

 

«¿Por qué? Porque tú puedes ser una abogada excelente, o una filósofa o una psicóloga de 10, pero no te pueden faltar esas habilidades básicas para liderar en la era digital, como puede ser, por ejemplo, la programación informática o el aprendizaje automático. Al final, obtenemos perfiles multidisciplinares y equipados para liderar una Europa más inclusiva«, subraya.

Pese a que Raquel, la representante española en la Escuela de Liderazgo, estudia un doble grado de derecho y empresariales, ella se muestra abierta a trabajar en otros sectores profesionales, aunque admitió, eso sí, que le gustaría terminar, de alguna forma u otra, en las instituciones de la UE.

«El futuro ya no es lo que se nos planteaba hace 20 años y probablemente el trabajo en el que yo vaya a estar dentro de 15 años actualmente no exista aún. Así que creo que hay que tener un poco de flexibilidad y pensar más allá de lo que tenemos ahora», insiste la joven canaria.

En las jornadas formativas de Huawei, Raquel ha hecho tándem con otras seis compañeras de la Escuela para elaborar una propuesta de política pública a implementar.

«En España, una de las carencias que hemos visto en la mayoría de los funcionarios durante la pandemia es que no solamente no tienen competencias digitales, sino que no tienen competencias digitales básicas. Con lo cual, hemos decidido presentar una propuesta para que estas personas se actualicen», detalla.

Su solución pasa porque estudiantes jóvenes de los institutos vayan un día a la semana a formar a estos funcionarios, como si se tratara de una asignatura más del currículum, con el objetivo de fomentar la cooperación intergeneracional e ir cerrando, así, la brecha por edad que también provoca la tecnología.

Editado por Miriam Burgués

 

Esta crónica forma parte de una serie que cuenta con el apoyo de Huawei. El contenido editorial de Efe es independiente de las posiciones de esta empresa.