Bruselas estudia implicación de cuestión sobre primacía de ley UE para el plan polaco de recuperación

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis EFE JULIEN WARNAND/POOL

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) recalcó este lunes que está analizando la “potencial implicación” para el plan de recuperación polaco del caso en el que el Tribunal Constitucional (TC) de ese país se debe pronunciar en torno a la primacía de la ley nacional o la europea en caso de conflicto.

“También estamos mirando la cuestión de la primacía del Derecho de la UE y su potencial implicación para el plan polaco de recuperación y resiliencia”, declaró el vicepresidente económico de la CE, Valdis Dombrovskis, en una rueda de prensa posterior a una videoconferencia de ministros de Economía y Finanzas de la UE celebrada hoy.

Si bien indicó que no puede proporcionar comentarios muy detallados porque la evaluación del plan polaco sigue en marcha, insistió en que Bruselas está examinando “cuáles son las implicaciones potenciales” de las futuras sentencias del TC sobre la preeminencia del Derecho comunitario en el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, la piedra angular del fondo de recuperación, y en la implementación del plan de reconstrucción.

Subrayó que la primacía del Derecho de la UE es “una cuestión muy fundamental” y agregó que la CE “ha sido muy clara” con otros casos en los que también se puso en duda la preeminencia de la legislación comunitaria sobre la nacional.

Jourová pide a Polonia respetar las sentencias europeas

Cracovia/Polonia (EuroEFE).- La vicepresidenta de la Comisión Europea (CE), Vera Jourová, se refirió este martes a algunas de las últimas medidas tomadas por el Gobierno polaco y recordó que las sentencias de la Justicia Europea “deben respetarse”.

Jourová realizó estas declaraciones …

En cualquier caso, señaló que el análisis del plan polaco sigue los criterios establecidos en la regulación sobre el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, tal y como sucede con los demás Estados miembros.

“Todavía hay asuntos por abordar en el plan de recuperación y resiliencia. Estamos en contacto constante con las autoridades polacas, así que son muy conscientes de las cuestiones que se necesitan tratar para completar el proceso de evaluación”, comentó.

El TC recibió en marzo un requerimiento del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, que le instaba a resolver la cuestión de si el Derecho polaco tiene o no preeminencia sobre las leyes europeas en caso de conflicto entre ambos.

En el escrito de Morawiecki se planteaban importantes reservas sobre la constitucionalidad de la disposición de la Justicia europea y su cuestionamiento de la independencia de los jueces nombrados por el presidente polaco.

Esta cuestión forma parte de los desacuerdos entre el Gobierno polaco y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que el pasado 15 de julio dictaminó que el sistema de responsabilidad disciplinaria de los jueces en Polonia y el funcionamiento del organismo que la ejecuta, la Sala Disciplinaria del Tribunal Supremo, no son compatibles con la legislación de la UE.

En esa ocasión, el TC polaco dictaminó que el requerimiento del TJUE de suspender el funcionamiento de la Sala Disciplinaria era “incompatible con la Constitución polaca”.

Además del plan polaco, la Comisión también tiene pendiente dar su visto bueno al plan de recuperación húngaro, dadas las preocupaciones de Bruselas en materia de Estado de derecho o licitaciones públicas en el país magiar.

Dombrovskis dijo que el análisis del documento húngaro sigue en marcha y recordó que se acordó con el Gobierno húngaro prologar el plazo del examen hasta finales de septiembre.

La UE da el visto bueno final a los planes de recuperación de Chequia e Irlanda

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) aprobaron este lunes los planes de recuperación de Chequia e Irlanda, con lo que ya son dieciocho los Estados miembros que han recibido el visto bueno final …

Una vez que un Estado miembro envía su plan nacional de reformas e inversiones a la Comisión Europea, esa institución tiene un plazo de dos meses para evaluar el documento y dar su visto bueno.

Sin embargo, el Ejecutivo comunitario y los Estados miembros pueden pactar una prolongación del periodo.

Editado por Virginia Hebrero