De Guindos insta a evitar retrasos innecesarios en el fondo de recuperación

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos. EFE/EPA/SEAN GALLUP/POOL/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, instó este miércoles a evitar “cualquier retraso o aplazamiento innecesario” de la puesta en marcha del fondo de recuperación pospandemia de la Unión Europea que pueda mermar el impacto positivo que tuvo su aprobación en los mercados.

En una comparecencia ante la comisión de Economía de la Eurocámara, De Guindos subrayó las “ventajas” del fondo por dar no solo préstamos, sino subvenciones a los países, y centrarse en los más golpeados por el covid-19, así como que su mera adopción en 2020 produjo una reacción “positiva” en los mercados porque indicaba un compromiso europeo para hacer frente a la crisis.

“Los retrasos no son deseables. El tiempo apremia”, dijo De Guindos, subrayando que “hay pasos concretos que se tienen que dar ya”, con la presentación de los planes de recuperación nacionales y su evaluación por parte de la Comisión Europea, que “lleva su tiempo”.

“Hay que intentar evitar cualquier retraso o aplazamiento innecesario, que pueda tener un impacto en los mercados y mermar esa idea tan positiva que se logró cuando se aprobó el fondo”, dijo.

El vicepresidente del BCE respondió así preguntado sobre un posible retraso del fondo debido a que de momento solo 17 de los 27 países de la UE han ratificado la legislación necesaria para financiarlo y en Alemania el proceso se ha paralizado por una demanda ante el Tribunal Constitucional.

Avanza la ratificación del fondo de recuperación de UE a la espera del TC alemán

Bruselas (EuroEFE).- Con el visto bueno del parlamento eslovaco ya son 17 los países de la Unión Europea que han ratificado la legislación del fondo de recuperación pospandemia, a la espera de que el Tribunal Constitucional (TC) alemán se pronuncie …

De Guindos señaló que “a pesar de algunos problemas potenciales a corto plazo”, el principal objetivo del fondo, que financiará tanto reformas como inversiones, es aumentar el potencial de crecimiento a medio plazo.

“En este sentido, deberíamos intentar desarrollar este programa tan eficiente y rápidamente como sea posible, pero teniendo en cuenta que el objetivo final es mejorar a medio y largo plazo el funcionamiento de la economía europea y aumentar su productividad y competitividad”, afirmó.

De Guindos incidió en que los fondos “se tienen que gastar de forma adecuada”.

Los países deben enviar sus planes de recuperación nacionales a la Comisión a más tardar el 30 de abril, tras lo cual esta tiene dos meses para evaluarlos.

Bruselas confía en que para finales de este semestre todos los países hayan ratificado la legislación que le permitirá emitir deuda para financiarlo y poder acudir a los mercados en verano, pero la demanda en Alemania y la falta de ratificación en otros parlamentos podría modificar estos plazos.

Editado por Miriam Burgués