España, entre los países de la UE con más irregularidades en la gestión de fondos europeos

España entre paises ue más irregularidades fondos europeos

Vista exterior del Parlamento Europeo en imagen de archivo. EFE/Patrick Seeger

Bruselas (EuroEFE).- España se encuentra entre los países de la Unión Europea con más irregularidades detectadas durante los últimos cuatro años en la gestión de fondos estructurales y agrícolas, según los datos del informe anual de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF), publicado este miércoles, que apuntan en cualquier caso a una tendencia a la baja.

En concreto, la OLAF contabiliza 3.178 irregularidades en España entre 2017 y 2021 relacionadas con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), el Fondo Social Europeo (FSE), el Fondo Europeo de Desarrollo Rural (Feader), el Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

Esta cifra, sin embargo, representa un impacto financiero equivalente al 0,98 % del total de fondos recibidos – inferior a la media europea del 1,5 % – y supone una disminución desde las más de 11.000 irregularidades que contenía el informe de la OLAF de 2020 y las más de 5.000 correspondientes al informe del pasado año.

En ambos casos, España era el país con más irregularidades detectadas, pero en el informe de este año ocupa la cuarta posición por detrás de Polonia (4.039), Rumanía (3.738) e Italia (3.369).

En el conjunto de la Unión Europea, la OLAF y los Estados miembros (que están obligados a informar a este organismo de todas aquellas irregularidades que superen los 10.000 euros) detectaron 29.563 actividades fraudulentas que afectaron a los fondos estructurales y agrícolas europeos entre 2017 y 2021.

En el pasado ejercicio, la OLAF recomendó la recuperación de 527,4 millones de euros para el presupuesto de la UE tras concluir 212 investigaciones y abrir otras 234 a raíz de las 1.110 comunicaciones recibidas y analizadas por sus expertos.

«Los defraudadores han seguido beneficiándose de la pandemia y son aún más sofisticados y versátiles», señaló la OLAF antes de advertir de que el «fenómeno más preocupante» con respecto al gasto público del bloque fue en 2021 «la infiltración de grupos delictivos organizados a través de patrones de irregularidades administrativas», así como los casos de doble financiación, conflictos de intereses o manipulación de licitaciones.

En relación a los ingresos, el informe remarca que «los defraudadores consiguieron trasladar grandes cantidades de mercancías dividiendo el cargamento en envíos más pequeños» y que los «modelos complejos de sociedades fantasma establecidas en numerosas jurisdicciones, incluso fuera de la UE, han servido para cubrir la infravaloración de bienes y el fraude en origen».

La OLAF también alerta de que en el último año han surgido nuevos sistemas de fraude relacionados con la pandemia de covid-19, las transiciones ecológica y digital y la gestión de residuos que también podrían afectar a los fondos de recuperación Next Generation EU a medida que su ejecución avance.

«La OLAF tiene muy en cuenta este tipo de casos y patrones de cara a las futuras investigaciones, lo que ayudará a proteger el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE en el futuro», garantiza la organización comunitaria de lucha contra el fraude.

Editado por Miriam Burgués