España «no va tarde» en la demanda de nuevo desembolso de fondos europeos, según Bruselas

Detalle de billetes de euro

Detalle de varios billetes de euro. EFE/María Moya

Madrid (EuroEFE).- España «no va tarde» en la demanda del siguiente desembolso, de 12.000 millones de euros, de los fondos europeos, según la Comisión Europea, que explica que, una vez hecha la solicitud, la aprobación del pago puede tardar entre cuatro y cinco meses.

«Los Estados miembros deciden ellos cuándo van a presentar sus demandas de desembolso. Es cierto que en los documentos que se han adoptado a nivel europeo aparecen unos calendarios», pero estos son «indicativos», ha explicado la directora del Grupo de Trabajo para la Recuperación y Resiliencia de la Comisión Europea, la española María Teresa Fábregas.

En una entrevista para el programa «Plan Europa», que desarrolla EFE junto a la consultora KPMG, Fábregas ha recordado que la regla es que cada Estado miembro puede presentar «cómo máximo» dos demandas de pago al año.

«La mayoría de Estados miembros van a intentar presentar esas dos, una en el primer semestre y otra hacia el segundo, y pensamos que esa es la intención de España. En ese sentido, España no va tarde y el tema sobre si era el primer trimestre o el segundo no tiene gran impacto para nosotros en la Comisión Europea«, ha dicho.

Ha explicado que, una vez que España presente la demanda de pago, la Comisión europea tendrá «dos meses» para analizar todos los documentos y verificar que se han realizado las reformas e inversiones comprometidas, ya que este pago está vinculado al cumplimiento de los hitos agendados para el segundo semestre de 2021.

«Cuando la Comisión emite una opinión positiva se presenta a un grupo del Consejo, ellos tienen que emitir otra opinión y después pasa a un comité con todos los Estados miembros, para la adopción final», ha detallado, con lo que el proceso completo puede tardar unos cuatro o cinco meses.

«RECÁLCULO» DEL TOTAL DE FONDOS NO REEMBOLSABLES 

En la entrevista, Fábregas también ha avanzado que «hacia junio de este año» se hará «un recálculo» de la fórmula que se utiliza para establecer «la cantidad que cada Estado miembro puede percibir en cuanto a fondos no reembolsables».

Se realizará teniendo en cuenta los datos estadísticos de 2021, lo que para algunos Estados miembros supondrá un aumento de los fondos que recibirán, mientras que para otros puede implicar una disminución.

Según Fábregas, esa revisión «se hará pública en junio, cuando se tengan todos los datos estadísticos, y no habrá ninguna otra» posterior.

De momento, España tiene previsto recibir del Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia (MMR) hasta 140.000 millones en transferencias y créditos hasta 2026.

El plan de recuperación aprobado por el Gobierno en julio incluye las reformas e inversiones para el periodo 2021-2023 que se financiarán con los 70.000 millones correspondientes a las transferencias.

A esto hay que añadir que España, al igual que otros países, ha anunciado que tiene intención de pedir los préstamos a los que tiene derecho y que ascienden a otros 70.000 millones.

Teniendo en cuenta los nuevos montantes resultantes de la revisión, pero también de los préstamos, los Estados miembros pueden modificar sus planes de recuperación, lo que la Comisión Europea espera que pueda producirse en la segunda mitad del año, y tendrán que incluir reformas e inversiones adicionales respecto al plan inicial.

Fábregas ha anunciado que la Comisión está preparando una guía para los Estados miembros, para explicarles cómo deben presentar esas modificaciones, y el proceso es el mismo que se utilizó cuando se presentaron los primeros planes.

Los criterios del plan inicial respecto a las cuotas mínimas que deben destinarse a prioridades como la transición verde o la digitalización también seguirán siendo «los mismos» para los planes modificados, puesto que «son los que están en el reglamento».

Al ser preguntada por el posible impacto de la elevada inflación en el desarrollo del plan de recuperación español, ha destacado que el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia en sí «no está basado» en costes finales de inversiones, sino en la implementación de hitos y objetivos, de todas las reformas e inversiones que tienen que realizarse.

«En este sentido, no es un plan basado en los costes de las medidas, en los costes finales», ha dicho.

Sobre el grado de ejecución de los fondos, Fábregas ha considerado «normal que lleve cierto tiempo» para que la economía real perciba realmente que el dinero ha llegado, pero ha confiado en que «pronto pueda notarse a nivel de economía real que el dinero está llegando», porque eso facilitará que las inversiones se ejecuten y los resultados se obtengan.

Editado por Miriam Burgués

 

Plan Europa, un programa sobre los fondos Next Generation para la recuperación de España

Madrid (EuroEFE).- Economía, digitalización, empleo, energía, ecología, salud, demografía o seguridad. Todo sobre la aplicación de los fondos Next Generation para la recuperación de España en la primera edición de Plan Europa, un nuevo programa de KPMG y la Agencia …