El PP cuestiona el control de Bruselas sobre cómo gasta España los fondos europeos

El PP cuestiona el control de Bruselas sobre cómo gasta España los fondos UE

Moneda de un euro, en una fotografía de archivo. EFE/Karl-Joseph Hildenbrand

Madrid (EuroEFE).- El Partido Popular (PP) ha cuestionado los mecanismos de control de la Comisión Europea (CE) a la hora de evaluar el cumplimiento de España para poder obtener los fondos europeos procedentes del programa «Next Generation», y ha advertido de que el país presenta peores datos económicos que sus socios.

En un encuentro mantenido con periodistas este miércoles, fuentes del principal grupo de la oposición han dibujado un escenario macroeconómico sombrío para España, han denunciado la «opacidad» del Ejecutivo con las cuentas públicas y han cargado contra su gestión de los fondos europeos.

Los populares han rechazado las críticas vertidas desde el Gobierno acusándoles de mantener un comportamiento «antipatriota» por manifestar sus dudas respecto a cómo se están ejecutando las ayudas comunitarias, y han destacado que seguirán fiscalizando a qué se destinan.

En este sentido, han recordado que este martes la eurodiputada del PP Isabel Benjumea preguntó al vicepresidente económico de la CE, el también popular Valdis Dombrovskis, sobre qué medidas pondrá en marcha Bruselas para conocer las cifras reales de la ejecución de estos fondos, a lo que éste respondió subrayando que el dinero se libera cuando se cumplen las metas y son verificadas por la Comisión.

Para el PP español, la declaración no respondía exactamente a la cuestión, y es una muestra más en su opinión de que de momento se está controlando «poco». La formación liderada por Pablo Casado ha defendido que esta postura supone en realidad hacer una «oposición responsable» y la mantendrá a la espera de ver «hasta dónde llega» la CE a la hora de analizar si las inversiones son efectivas y reales.

De momento, los populares han alertado de que España ya ha perdido un año en la ejecución de los fondos «Next Generation», y ve riesgos de que haya una parte del dinero que acabe no gastándose, que acabe en proyectos inadecuados o que se adjudique equivocadamente, incluso a dedo.

También han lamentado que algunos de los proyectos ya seleccionados sean «pequeños» o incluso «innecesarios», y han criticado los retrasos en la aprobación de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y la Transformación Económica (PERTE).

De hecho, el PP sospecha que la lentitud a la hora de sacar adelante estos proyectos podría estar relacionada con el temor a «problemas de litigiosidad» en el futuro.

Los dirigentes del PP también han cuestionado la política del Banco Central Europeo (BCE), al que detectan «enrocado» en su tesis de que la inflación será temporal y que no tomará medidas a corto plazo (subida de tipos) para atajar el problema.

Aun así, han recordado que todas las señales apuntan a un regreso en breve a la ortodoxia en materia de déficit fiscal y a la retirada de las medidas de estímulo, lo que hace más preocupante que el crecimiento español sea tan «lánguido».

«FALSEAR LAS CIFRAS Y NEGAR LA REALIDAD»

Han lamentado que la previsión del Gobierno de crecer en 2021 un 6,5 % haya sido contestada por la inmensa mayoría de organismos nacionales e internacionales, que esperan una subida de entre el 4,5 y el 5,1 %; de cara a 2022, el Ejecutivo proyecta una subida del 7 %, mientras que entidades como Funcas, BBVA, el Banco de España, el FMI o la OCDE calculan un repunte de entre el 5,4 y el 5,9 %.

Los populares han reconocido que la crisis provocada por la covid-19 es «importada», igual que lo es también gran parte de la inflación debido a la subida de los precios de la electricidad, pero han insistido en que otros países han conseguido mejores resultados gracias a las medidas adoptadas.

La recuperación «dependerá de las políticas que se hagan aquí», han recalcado responsables del PP, que citan como ejemplo la bajada de impuestos emprendida por otros países europeos.

Igualmente han acusado al Gobierno de «falsear las cifras y negar la realidad» además de dar una imagen triunfalista sin motivo, ya que en su opinión no debería «sacar pecho» de un crecimiento económico tan tenue teniendo en cuenta que el país disfruta de los mayores estímulos fiscales y monetarios de su historia.

Editado por María Moya