El pilar social de la UE busca un impulso en la cumbre de Oporto

El primer ministro portugués, Antonio Costa antes de una reunión para informar sobre el programa y las prioridades dela Presidencia portuguesa de la UE. EFE/EPA/ANTONIO PEDRO SANTOS/archivo

Bruselas (EuroEFE).- La cumbre social de la Unión Europea (UE) que arranca mañana, viernes, en la ciudad portuguesa de Oporto aspira a impulsar la implementación del Pilar Europeo de Derechos Sociales y colocar esa iniciativa, anunciada hace casi cuatro años, pero aún incompleta, en el centro de la recuperación económica tras la pandemia del coronavirus.

¿QUÉ ES EL PILAR EUROPEO DE DERECHOS SOCIALES?

En noviembre de 2017, durante la última cumbre social de la UE celebrada en la ciudad sueca de Gotemburgo, las tres instituciones comunitarias principales (Comisión, Parlamento y Consejo, que reúne a los países) proclamaron el pilar, veinte principios sobre igualdad de oportunidades y acceso al mercado laboral, condiciones de trabajo justas y protección social.

El texto aborda políticas sobre vivienda, educación o servicios sociales y contiene disposiciones para garantizar la protección de los trabajadores, los desempleados, las personas con rentas bajas, los niños procedentes de entornos desfavorecidos y personas dependientes o sin techo.

Sin embargo, esa compilación no presenta un desarrollo concreto.

UN IMPULSO A LA RECUPERACIÓN

La actual presidencia portuguesa de la Unión Europea afirma en su página web oficial que la cumbre, que concluye el día 8, proporcionará “impulso político” a la implementación del pilar y de su plan de acción, presentado por la Comisión en marzo, “subrayando su papel central en la recuperación europea y la adaptación a las transiciones climática, digital y demográfica”.

El objetivo de la cumbre de Oporto es reforzar el compromiso de los Estados miembro, las instituciones europeas, los agentes sociales y la sociedad civil con el pilar.

EL PLAN DE ACCIÓN

Para impulsar la implementación del pilar y convertirlo en una realidad, el pasado 4 de marzo la Comisión Europea presentó un plan de acción con tres objetivos: que para 2030 al menos el 60 % de los adultos en la Unión Europea reciban formación todos los años para mejorar su capacidad de encontrar trabajo; que al menos el 78 % de las personas con edades comprendidas entre los 20 y 64 años tengan empleo, y se aboga por reducir en al menos 15 millones durante la próxima década el número de personas que se encuentran en riesgo de pobreza en la UE.

METAS NACIONALES

Al publicar el plan de acción, la Comisión también invitó a los Estados miembros a fijar sus propias metas nacionales.

Sin embargo, los tres objetivos del plan de acción se refieren solo al ámbito de la UE, por lo que no es necesario que cada uno de los países los alcance de manera individual.

En cualquier caso, Bruselas supervisará los progresos mediante el Semestre Europeo, el mecanismo de la UE para coordinar las políticas sociales y económicas de los Veintisiete.

PROPUESTAS DEL PLAN

Junto a los objetivos, el plan incluía acciones concretas que la Comisión irá publicando en los próximos años.

Durante 2021 propondrá iniciativas sobre vivienda asequible o sobre negociación colectiva para los trabajadores autónomos, entre otras.

Oporto es el salto a la acción para la Europa social, según el canciller luso

Lisboa (EuroEFE).- “En Oporto vamos a pasar de la declaración a la acción”. El ministro luso de Asuntos Exteriores, Augusto Santos Silva, subraya en una entrevista con Efe la importancia de la cumbre europea convocada esta semana para avanzar con …

CUMBRE DE OPORTO: DÍA 1

La cumbre social de Oporto se prolongará dos días. La primera jornada, el viernes, estará centrada en una conferencia de alto nivel en la que participarán los agentes sociales y los Estados miembros.

Esa conferencia contará con una sesión plenaria de apertura y otra de clausura, además de tres talleres paralelos dedicados al empleo y puestos de trabajos, a las capacidades e innovación, así como al bienestar y protección social.

Los resultados de esa conferencia se tendrán en cuenta en el debate sobre el pilar social que los jefes de Estado y Gobierno de la UE mantendrán el sábado.

De hecho, tras la clausura del evento de alto nivel, el primer ministro portugués, António Costa, entregará las aportaciones de los agentes sociales al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Sin embargo, todavía durante el viernes, los líderes de los Veintisiete celebrarán una cena de trabajo en la que prepararán la videoconferencia del día siguiente con el primer ministro de la India, Narendra Modi.

También abordarán la evolución de la pandemia y tratarán el posible levantamiento de las patentes de las vacunas contra el coronavirus que ahora respalda Estados Unidos, además de cuestiones internacionales que podrían plantear los líderes, como la relación con Rusia.

CUMBRE DE OPORTO: DÍA 2

Ya el sábado, los mandatarios debatirán las cuestiones sociales.

En la carta de invitación a la cumbre que Michel dirigió a los líderes, especificó que la discusión pondrá el acento en “cómo se puede garantizar mejor una recuperación inclusiva, con la educación y las capacidades en el centro de la acción política”.

“Nos centraremos en modos de crear puestos de trabajo y mejorar la calidad del empleo y en combatir la pobreza y la exclusión social. También abordaremos cómo apoyar a todos los afectados por la crisis de la COVID-19 y que, por ejemplo, han visto interrumpida su educación, formación o participación en el mercado laboral”, dijo el político belga.

Los jefes de Estado y Gobierno adoptarán en esa reunión la Declaración de Oporto, que establece “nuestra visión para la ambiciosa transición digital, verde y justa de Europa”, apuntó Michel.

Fuentes comunitarias precisaron que el texto que se está negociando no incluirá compromisos de los líderes con propuestas legislativas, pero sí con “principios, ambición y poner un fuerte foco” en la dimensión social.

Tras la sesión social, comenzará la cumbre con India, centrada en cuestiones comerciales y de cooperación en un momento en el que el coronavirus golpea con fuerza al país asiático.

VIRTUALES

Entre los socios europeos, no se desplazarán a Oporto y preferirán unirse a la cumbre por videoconferencia la canciller alemana, Angela Merkel, y los primeros ministros de Países Bajos, Mark Rutte, y de Malta, Robert Abela. El primer ministro indio optará, asimismo, por la conexión virtual.

Editado por Virginia Hebrero