¿Por qué fue rechazada Sylvie Goulard?

Sylvie Goulard

Sylvie Goulard, la candidata francesa rechazada, en una imagen de archivo. [Unión Europea (UE/EU)]

París (EURACTIV.fr) .- Los grupos del Parlamento Europeo rechazaron la candidatura de la francesa Sylvie Goulard al puesto de comisaria, según la versión oficial por motivos éticos, No obstante, su rechazo es un signo de que los conservadores alemanes tienen dificultades para confiar en el presidente de Francia, Emmanuel Macron, según informa el portal EURACTIV.fr, socio de EFE.

Goulard, que fue propuesta para sumarse al equipo de la presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y asumir la cartera de Mercado Interior y Defensa, fue rechazada este jueves por el Parlamento Europeo.

Después de tres intensas horas de audiencia parlamentaria, 50 páginas de respuestas por escrito a preguntas de los eurodiputados, además de 90 minutos extra de explicaciones a esas preguntas, nada de eso covenció a los tres comités parlamentarios encargados de aprobar o rechazar su candidatura.

Contra la candidata francesa votaron 89 eurodiputados de tres comisiones parlamentarias distintas, de la Comisión de Industria, de Mercado Interior y de Cultura.

Sólo 29 votaron a favor, incluidos 12 que no forman parte del grupo político « Renew » de Goulard, lo cual es un enorme desaire para Francia.

Es la primera vez que un candidato/a de uno de los socios grandes de la Unión Europea (UE) para la Comisión Europea es rechazada.

« Pensamos que se trata de una revancha del Parlamento Europeo contra el Consejo Europeo. Pero es una pena, era una excelente candidata », aseguró Sébastien Maillard, director del Instituto Nuestra Europa en París.

Una Comisión Europea sin mayoría

Con este rechazo, los eurodiputados han debilitado notablemente al equipo de Ursula von der Leyen.

Von der Leyen logró el pasado julio el respaldo para capitanear la Comisión Europea en una ajustada votación, con sólo nueve votos más que el límite mínimo necesario, pero ahora esa exigua mayoría parece carente de sentido.

Esto es así porque eurodiputados de su propio grupo, los conservadores del Partido Popular Europeo (PPE) votaron contra la candidata que ella propuso.

Los eurodiputados conservadores fueron los únicos que criticaron a Goulard, por motivos éticos, a pesar de que, tradicionalmente, no suelen entrar en ese tipo de consideraciones.

En el Parlamento Europeo se dice que « todos los grupos recuerdan que los jefes de Estado, y especialmente Emmanuel Macron, rechazaron el sistema de candidatos principales « Spitzenkandidaten system » a la Comisión Europea, pero fue sobre todo Manfred Weber quien quería venganza ».

Los principales líderes del Grupo de Socialistas y Demócratas (S&D) cerraron un acuerdo para apoyar a Goulard, el cual, a tenor del resultado, no cumplieron.

Sentimiento anti-Macron

El líder del PPE, Manfred Weber, quien no logró hacerse con el puesto de presidente de la Comisión Europea tras las últimas elecciones europeas, tendría, teóricamente, según ese sistema, que haber sido responsable de formar un equipo de comisarios. Eso es algo que fue apoyado por todos los eurodiputados alemanes, entre ellos los Verdes.

Los conservadores han mostrado el mayor nivel de rechazo, incluso un cierto nivel de agresividad respecto a la candidata francesa, a pesar de que, en lo sustancial, el grupo está muy cercano, ideológicamente, a la candidata.

El PPE tuiteó, y luego borró, un mensaje que supuestamente tenía que mantenerse en círculos internos, y que reza : « chavales, nos la vamos a cargar en la votación más tarde, pero hasta entonces no digais nada ». Ese mensaje pone de manifiesto, en toda su crudeza, el clima de hostilidad con Goulard en el seno del grupo parlamentario del PPE.

El gobierno francés señaló que su candidato había sido víctima de « un juego político que afecta a la Comisión Europea en su conjunto », intentando negar el hecho que la desconfianza proviene desde todas las fuerzas políticas. Los Verdes, la izquierda radical, y el grupo S&D son igualmente responsables de esta situación, y han atacado a la candidata francesa por motivos éticos, y por parte de los franceses, por motivos políticos también.

Los eurodiputados franceses del Partido Socialista (PS) y Los Republicanos (LR), además de eurodiputados de La France Insoumise también rechazaron a Goulard, lo cual podría complicar las futuras relaciones entre la Comisión y el Parlamento.

La pregunta que sigue ahora sobre la mesa es ¿quién será el nuevo candidato/a que presentará Francia ?

Otros candidatos potenciales como Florence Parly o Nathalie Loiseau no tendrían, obligatoriamente, que tener un mejor trato por parte del Parlamento, que ya ha dejado ver, sobre todo a través de los eurodiputados alemanes, su enfado con Francia.

« La reducción en el tamaño (y poderes) de la cartera (que estaba reservada a Goulard) parece ya inevitable », han asegurado algunos eurodiputados. No obstante, el Gobierno francés ha dejado meridianamente claro que rebajar las competencias de « su » futura cartera en Bruselas está excluido.

Queda todavía mucho juego en Bruselas antes de dar por concluida esta partida.