António Costa: “Trump ya es el pasado” y la UE debe aplicar una visión global

Costa

Antonio Costa, durante una visita a la CE en Bruselas, el 1 de diciembre de 2020. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- El primer ministro de Portugal, António Costa, declaró que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “ya es el pasado”, y apuntó a la jornada de investidura de Joe Biden, el 20 de enero, como el momento para empezar a trabajar en los retos comunes entre EEUU y la Unión Europea, que debe aplicar una visión global de “360 grados”.

Costa hizo estas declaraciones el jueves (7/1/2021) en una comparecencia telemática con los corresponsales en Bruselas con motivo del inicio de la presidencia portuguesa del Consejo el pasado 1 de enero.

El asalto al Congreso estadounidense en la tarde del miércoles copó parte de las preguntas a Costa, que insistió en condenar las acciones violentas por parte de los seguidores de Trump y tildó esas escenas de “inaceptables”.

“No se puede aceptar un traspaso que no se desarrolle de forma tranquila”, declaró Costa, quien recalcó que la llegada de Biden es una “oportunidad enorme de crear un nuevo clima en las relaciones transatlánticas”.

“Trump es ya el pasado, los estadounidenses han pasado página”, añadió.

Para él, la asociación geopolítica, de defensa y de valores entre Estados Unidos y la UE va más allá de los últimos cuatro años, e instó a “no sacrificar esta alianza histórica basándonos en eventos circunstanciales”, ya que las “divisiones profundas” que vive EEUU son “normales en los países democráticos” y “también existen en Europa”.

“También hemos tenido situaciones en las que ha habido grandes debates en torno a los resultados electorales. Eso no es un problema para una democracia, más bien muestra su vitalidad. El problema aquí es que el resultado de unas elecciones democráticas debe ser aceptado y no puesto en duda”, incidió Costa.

La llegada de Biden a la Casa Blanca “hará nacer nuevas oportunidades para reforzar la relación”, pero algunos problemas que surgieron durante la era Trump, como las diferencias en la política comercial o el gasto en defensa, persistirán, según el primer ministro luso.

“Pero uno de los primeros gestos de Biden será incluir a EEUU en el Acuerdo de París, lo que nos permitirá enfrentarnos a la realidad del cambio climático. Si Biden refuerza el multilateralismo, esto significa que hay esperanza”, señaló.

Los contactos entre ambas orillas del Atlántico ya han comenzado con vistas a que Biden participe en una cumbre con los líderes de los Veintisiete en el primer semestre del año.

VISIÓN DE 360 GRADOS

Para defender sus intereses, según Costa, la UE tiene que reforzar su “autonomía estratégica”, que no se debe confundir con “proteccionismo”, y seguir “abierta al mundo”, con “una visión de 360 grados”.

“Las relaciones con EEUU son muy importantes, pero hay que desarrollar también otras con América Latina y el Reino Unido”, dijo Costa, quien apuntó también a la región indo-pacífica (Australia, Nueva Zelanda y la India), así como a China y África entre las prioridades de la presidencia lusa.

António Costa: bloquear el pacto entre la UE y China por EE.UU sería una pésima señal

Lisboa (Lusa/EA.com).- La Unión Europea (UE) debería ser un actor global autónomo, por ello sería una pésima señal si el bloque comunitario entorpeciera el acuerdo de inversión cerrado a finales del pasado diciembre con China para inclinarse por coordinar más …

Se trata, insistió, de “reforzar la capacidad de la UE como actor global, con una visión de 360 grados, de estar abierta al mundo, porque esa -subrayó- es la tradición europea y es lo que hace la diferencia geoestratégica de la UE: tener relaciones muy estrechas con diferentes actores globales”.

En cuanto a América Latina, Costa destacó como “muy importante” reforzar durante este semestre los lados con Mercosur (Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil), México y Chile.

La UE tiene pendiente ratificar el acuerdo comercial alcanzado en 2019 con Mercosur y paralizado por dudas de algunos países europeos y de la Eurocámara sobre garantías de respeto medioambiental, especialmente por parte de Brasil; mientras que cuenta con modernizar sus acuerdos comerciales con Chile y México.

En una entrevista reciente con Efe, el alto representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrel, advirtió de que China está desplazando a la UE en América Latina.

Acercar distancias es, por tanto, fundamental para Costa, quien destacó el “momento muy simbólico” programado en junio próximo con la instalación de un cable que unirá Latinoamérica y Europa, algo “muy importante en la interconexión europea global”.

Dos meses antes, la presidencia portuguesa ha organizado otro “momento muy especial”: una cumbre el 8 de mayo entre la UE y la India, en la que espera la presencia en Oporto del primer ministro indio, Narendra Modi, para “acercar las relaciones”.

“Debemos desarrollar relaciones comerciales con las diferentes regiones del mundo”, insistió el primer ministro portugués, que defendió, en ese sentido, el reciente principio de acuerdo firmado con China, pese a las criticas sobre la falta de respeto del país a los derechos humanos.

“No podemos ignorar el enorme mercado que supone China. Es muy importe para el crecimiento y la protección de los empleos en la Unión Europea”, explicó Costa, para quien el acuerdo, una vez formalizado, evitará el “dumping” sanitario y social, así como la competencia desleal. Por lo que defendió que se debe firmar “lo antes posible”.

ACTUAR

El pacto preliminar con China fue, junto con el Acuerdo Comercial y de Asociación con el Reino Unido, dos de los grandes logros con los que cerró su semestre la presidencia alemana de la UE.

A Portugal le toca ahora “concretar” ambos acuerdos, un verbo que conjuga perfectamente con el lema de su presidencia para la UE: “Tiempo de actuar”, dijo Costa.

“No podemos tener la sensación de que se promete mucho y se concreta poco”, añadió, y por ello Lisboa se va a centrar en el plan de relanzamiento económico -también en las regiones transfronterizas, algo que Portugal y España pactaron en su cumbre bilateral de octubre pasado-, la estrategia de vacunación y el desarrollo del pilar social.

Y es que para Costa el desarrollo del pilar social es vital para generar “confianza” entre los ciudadanos europeos frente a la “doble transformación digital y climática” que se avecina.

“Lo peor es el miedo” y “hay que asegurar a todos la confianza de que pueden participar y no se van a quedar al margen de esa doble transición”, subrayó Costa.

“Solo si podemos ser a la vez motor de crecimiento y protección para todos podremos tener éxito en esta transición; si no, tendremos rupturas sociales insoportables que no nos permitirán mantener el liderazgo”, advirtió.

Y sobre la vacunación contra el covid-19, Costa defendió la estrategia de Bruselas y aconsejó dominar la “ansiedad” por superar la pandemia. “Tenemos que comprender que no se puede aplicar la vacuna al mismo tiempo a todo el mundo (…), no podemos sacrificar la seguridad”, concluyó.

Para saber más:

Web de la presidencia portuguesa del Consejo de la UE

Editado por F.Heller