Ciudadanos europeos debaten sobre migración y geopolítica en la CoFoE

ciudadanos europeos debaten migración geopolítica Cofoe

La torre Eiffel iluminada con los colores de la bandera de la UE. EFE/EPA/MOHAMMED BADRA/Archivo

Maastricht (Países Bajos) (EuroEFE).- Unos 200 ciudadanos elegidos al azar debatieron este viernes sobre política exterior y migración en la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE), una especie de ágora pública con la que Bruselas quiere dar voz a la sociedad civil y que esta vez se celebra en Maastricht.

Se trata de la ciudad neerlandesa donde hace 30 años se firmó el Tratado fundacional de la Unión Europea (UE), que estos días acoge la última reunión del cuarto panel ciudadano de la CoFoE, en el cual personas anónimas de los 27 países miembros de la Unión deberán elaborar, de aquí al domingo, una serie de recomendaciones políticas en materia migratoria y geopolítica.

Tras dos sesiones previas, estos ciudadanos llegan al encuentro de Maastricht con el objetivo de perfilar varias propuestas que ya han puesto sobre la mesa como, por ejemplo, la petición de otorgar más poderes a la agencia europea Frontex, en detrimento de los Estados miembros, para controlar los flujos migratorios.

 

Los participantes de la CoFoE también apuestan por la creación de un ejército europeo común que, matizan, solo sería usado para «fines defensivos», además de pedir que, a la hora de tomar decisiones de política exterior, se elimine la condición del voto por unanimidad, que requiere un consenso entre los Veintisiete.

Por lo que respecta a la imagen que la UE debe proyectar al resto del mundo, los ciudadanos se inclinan por promover unas relaciones internacionales éticas con propuestas como, por ejemplo, imponer más aranceles para las empresas europeas que importen productos de terceros países que violen derechos humanos.

También defienden reforzar al euro como moneda global, extendiendo su uso a los países de la Unión que aún conservan sus propias monedas nacionales, como Dinamarca o Suecia, así como también piden excluir a las criptomonedas como «medios de pago oficiales», ya que, según dicen, son una fuente de especulación.

La reunión de Maastricht servirá para validar, modificar o incluso tumbar aquellas propuestas que menos consenso generen del texto definitivo de recomendaciones, que se enviará al pleno final de la CoFoE, en primavera, para ser ratificado por ciudadanos, eurodiputados, parlamentarios nacionales y representantes del resto de instituciones de la UE y de organizaciones civiles.

Con todo, la vicepresidenta de la Comisión Europea y directora ejecutiva de la CoFoE, Dubravka Suica, aseguró este viernes en Maastricht que el Ejecutivo comunitario tiene la «obligación» de atender todas las recomendaciones que pasen el corte final, tal y como, recordó, ellos mismos «se comprometieron y prometieron».

CREACIÓN DE UN «MECANISMO PERMANENTE»

Además, Suica admitió que Bruselas está estudiando la creación de un «mecanismo permanente» con el mismo espíritu de la CoFoE porque, dijo, la UE «necesita urgentemente tener a los ciudadanos a bordo» de su proyecto, aunque no precisó si esta herramienta participativa sería de carácter presencial o virtual.

«Lo que está claro es que esperar cuatro o cinco años para escuchar a los ciudadanos solo cuando votan en las elecciones es dejar que pase demasiado tiempo. La CoFoE encarna la democracia deliberativa y creemos que esta debe enriquecer nuestra actual democracia representativa», manifestó Suica.

La vicepresidenta de la Comisión aseguró que «ninguna otra democracia en el mundo ha intentado nunca un ejercicio así» y destacó la «valentía» que, a su juicio, tuvo la UE a la hora de impulsar este proyecto participativo, con el objetivo de «abrir el espacio público a los ciudadanos».

«Yo tengo mi espacio en la Comisión, los diputados lo tienen en el Parlamento Europeo o en los parlamentos nacionales, pero los ciudadanos no tienen su espacio y ahora este es el suyo«, añadió.

 

Por su parte, la presidenta del Parlamento Europeo y también codirectora ejecutiva de la CoFoE, Roberta Metsola, hizo un llamamiento a los jóvenes que participan en esta iniciativa para pedirles que se aseguren «de que se escucha su voz».

«Envíen sus mensajes, los escucharemos. Es nuestra responsabilidad, porque en 2024 necesito convencer a todos de que vale la pena mantener este lugar, porque estamos trabajando para ustedes», sentenció, haciendo referencia al año en que están previstas las próximas elecciones al Parlamento Europeo.

Editado por Miriam Burgués

 

Esta crónica forma parte de la serie «CoFoE, más cerca de tu región»#TheFutureIsYours#ElFuturoEsTuyo, un proyecto de la Agencia Efe financiado con el apoyo del Parlamento Europeo. La información es responsabilidad exclusiva de su autor. El Parlamento no es responsable de la utilización que pueda hacerse de ella.