El conservador Ludovic Orban, designado nuevo primer ministro en Rumanía

El presidente rumano Klaus Iohannis y Ludovic Orban (i), presidente del Partido Liberal Nacional (PNL) asisten a un mitin de PNL para las elecciones europeas celebradas en Bucarest, el 18 de mayo de 2019 (reeditado el 15 de octubre de 2019). EFE / EPA / ROBERT GHEMENT

Bucarest (EuroEFE).- El hasta ahora líder de la oposición, Ludovic Orban, del Partido Nacional Liberal (PNL, centro-derecha), fue designado este martes primer ministro por el presidente del país, el conservador Klaus Iohannis, después de que el Gobierno socialdemócrata cayera el jueves en una moción de censura.

Orban tiene ahora diez días para someterse con su gabinete al voto de confianza del Parlamento, donde necesita el apoyo de la mayoría simple de las dos cámaras reunidas para ser investido jefe del Ejecutivo.

«El gobierno que se asiente en las próximas semanas tendrá un mandato corto hasta la celebración de elecciones parlamentarias», ha afirmado el presidente Iohannis en la ceremonia de designación.

Diez días para someterse al voto de confianza del Parlamento

La actual legislatura concluye en diciembre de 2020.

Orban, que tiene 56 años y ha sido en el pasado ministro de Transportes, se mostró «confiado» en lograr el apoyo suficiente de la amalgama de partidos políticos de centro-derecha y centro-izquierda que junto a los independientes apoyaron la moción de censura.

El PNL tiene solo 95 de los 465 escaños del Parlamento, y está lejos por tanto de la mayoría simple de 233 diputados y senadores que necesitará para la investidura.

Sin embargo, Orban espera contar con los votos de las formaciones que apoyaron la moción que precipitó la salida del Partido Social Demócrata (PSD) de la ahora primera ministra en funciones Viorica Dancila.

El controvertido Ejecutivo del PSD había sido acusado por la oposición, la sociedad civil y la Comisión Europea, de atacar la independencia judicial y revertir los avances en la lucha contra la corrupción.

El principal socio de oposición del PNL, la Unión Salvad Rumanía (USR), ha descartado entrar en el Gobierno y aboga por celebrar elecciones anticipadas «en el menor tiempo posible», pero podría apoyar un Gobierno de Orban que Iohannis ha definido como «de transición».

Un posible gobierno en minoría

Otro partido de oposición más pequeño como PRO Romania del exprimer ministro del PSD Victor Ponta ha anunciado que no tiene previsto votar a favor del Gobierno de Orban, que también deberá convencer a la Unión Democrática de los Magiares de Rumanía (UDMR), la formación de la minoría húngara, si quiere llegar a ser investido.

Las principales prioridades de lo que se perfila como un Gobierno en minoría del PNL serán garantizar la independencia de la Justicia y «corregir las decisiones económicas» del PSD, que entró a gobernar en enero de 2017.

Orban también pedirá apoyo a sus aliados en la moción para «recuperar la competencia y la profesionalidad» en la administración pública y poner en el centro de las políticas gubernamentales las inversiones en infraestructura, transportes, educación y sanidad.

Bruselas pendiente de la situación política de Rumanía

Bruselas “da por hecho” que la nueva Comisión Europea de Ursula von der Leyen no podrá empezar a trabajar el 1 de noviembre, como estaba previsto, tras el rechazo de la Eurocámara a tres candidatos a comisarios presentados por Francia, Hungría y Rumanía. De la situación política de este último país depende el candidato a comisario que propondrán las autoridades de Bucarest.

Ediución: Catalina Guerrero