El Laborismo ofrece una nueva dirección al Reino Unido ante la «incompetencia» tory

El líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer. EFE/EPA/PETER POWELL/ARCHIVO

Londres (EuroEFE).- El Partido Laborista arrancó este domingo su congreso anual ofreciendo al Reino Unido una nueva dirección «en tiempos de crisis nacional», con ácidos reproches al Gobierno tory por su «incompetencia en serie» en la crisis del coronavirus o en el proceso negociador del Brexit con Bruselas.

Hasta el próximo martes las figuras más destacadas del principal grupo opositor del Ejecutivo pronunciarán discursos online en el marco del evento «Labour Connected», el formato virtual que ha adoptado la tradicional cita debido al coronavirus.

La formación encara su programa online bien posicionada en los sondeos. La última encuesta difundida este sábado por la firma YouGov la sitúa a la par que los tories en respaldo ciudadano, un 40 %.

UNA ALTERNATIVA A LA «INCOMPETENCIA» TORY

«En estos momentos de crisis nacional, nosotros ofrecemos al país el liderazgo que necesita. Actuaremos teniendo en cuenta los mejores intereses para los británicos y en nuestra misión compartida de derrotar a este virus terrible», manifestó hoy la número dos del Laborismo, Angela Rayner, cuya intervención fue uno de los platos fuertes del día.

En su comparecencia online, la política reprochó la «incompetencia en serie» mostrada en los últimos meses por el gabinete de Johnson, cuya gestión -dijo- está «siendo un lastre» para el Reino Unido.

Para Rayner, el país afronta nuevas restricciones sociales e incluso la perspectiva de tener que cumplir un segundo confinamiento nacional a causa del «fracaso» de las políticas tories.

Asimismo resaltó que el Laborismo centrará su campaña en «tres prioridades económicas: empleos, empleos y empleos» y subrayó su compromiso para erradicar la desigualdad.

STARMER ABORDARÁ PROBLEMAS COMO EL ANTISEMITISMO O EL BREXIT

Por su parte, el líder de la formación, Keir Starmer, insistió en distintas entrevistas concedidas hoy a medios nacionales en su concepto de «nuevo liderazgo» -que, por cierto, es desde ayer el eslogan del partido- y dio pinceladas de algunas de sus propuestas.

Sobre el tenso proceso negociador del Brexit que mantienen Londres y Bruselas para definir su futura relación una vez expire el periodo transitorio a finales de año, dijo -en declaraciones a Sky News- que «asegurar un acuerdo redunda en el interés nacional».

En este sentido, recordó que el primer ministro «prometió que había un acuerdo listo» y le urgió, por ello, a atenerse a su promesa.

Starmer explicó que el nuevo liderazgo laborista supone además reconocer «la magnitud de la derrota sufrida en las últimas elecciones (del pasado diciembre)», en las que los conservadores obtuvieron mayoría absoluta.

El que fue el peor resultado electoral para el Laborismo desde 1935 «fue devastador para el partido, para el movimiento y para los millones de ciudadanos que desesperadamente necesitaban un gobierno laborista», reconoció.

Entre otros retos para la nueva etapa laborista figuran «escuchar a aquellos ciudadanos que ya no votan Laborismo» a fin de recuperar su confianza y «erradicar el antisemitismo», un problema arraigado en el seno de la formación.

En otra entrevista publicada por el diario The Times, el ex abogado especializado en derechos humanos se refirió a la pandemia, que ha «expuesto cruelmente la fragilidad de los servicios públicos y de la economía» al tiempo que ha exacerbado las desigualdades.

El evento laborista se ha puesto en marcha al tiempo que las últimas cifras oficiales dejan ver que los casos de COVID-19 se doblan cada semana en el Reino Unido. Este sábado se comunicaban otros 4.222 nuevos contagios en 24 horas, la mayor cifra registrada desde mayo.

Ante el empeoramiento de la situación, el Gobierno ha anunciado que los ciudadanos que hayan dado positivo por COVID-19 en Inglaterra e incumplan una orden de mantenerse aislados para evitar contagiar a otros se enfrentarán desde el próximo día 28 a sanciones económicas de hasta 10.000 libras (unos 10.690 euros).

Ese nuevo requisito legal se aplicará también a aquellos que tras haber estado en contacto con personas infectadas hayan sido localizados por el Servicio Público Sanitario (NHS) mediante su sistema de detección y rastreo.

SADIQ KHAN SE SUMA A LAS CRÍTICAS CONTRA BORIS JOHNSON

También el alcalde de Londres, Sadiq Khan, participó en estos encuentros online para sumarse a las críticas contra el gabinete tory por haber «defraudado de manera catastrófica» al país con su «incompetencia», logrando con ello que lo más probable es que haya que decretar otro confinamiento.

«Tiempos como estos pedían un gobierno que pudiera dejar al margen ideología, dogma y ego y que hiciera de manera competente y calmada lo que fuera necesario para salvar vidas y empleos», dijo.

En cambio, los ciudadanos de este país obtuvieron «exactamente lo contrario», lamentó.

Editado por Miriam Burgués