El portazo de Orbán al PPE abre una vía de agua en los democristianos europeos

El primer ministro húngaro, Viktor Orban , ofrece una conferencia de prensa al terminar la asamblea polçitica del PPE en el Parlamento Europeo en Bruselas. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ /archivo

Bruselas/Budapest (EuroEFE).- El portazo del primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orbán, al grupo del Partido Popular Europeo (PPE) abre una vía de agua en los democristianos europeos y deja la incógnita de con qué nueva familia política se aliará el gobernante partido húngaro Fidesz.

Orbán anunció este miércoles que retira a su partido del grupo popular europeo poco después de que la familia democristiana adoptase unas enmiendas que facilitaban la suspensión de los europarlamentarios húngaros.

“Le informo de que los eurodiputados del Fidesz renuncian a ser miembros del grupo del PPE”, dijo Orbán en una carta dirigida al líder del PPE en la Eurocámara, Manfred Weber.

ENMIENDAS DEL PPE

La decisión llegó poco después de que el PPE votara hoy enmendar sus normas internas para permitir acelerar la suspensión de la delegación húngara en su conjunto, en lugar de que ese procedimiento se hiciera de forma individual, diputado por diputado.

Orbán, que con sus políticas nacionalistas y cristianas se presenta como un “verdadero democristiano”, buscaba que el PPE adoptase posiciones más duras, por ejemplo en cuanto a la migración.

Numerosos democristianos europeos, como el propio Weber, consideran que el líder húngaro se ha alejado de los valores democráticos y debilita las libertades en su país.

“Las enmiendas aprobadas son un claro acto hostil contra el Fidesz y sus votantes”, enfatizó Orbán, agregando que esas medidas “privan a los votantes húngaros de sus derechos políticos”, algo que consideró “injusto, antidemocrático e inaceptable”.

Por eso, añadió en su misiva a Weber, la dirección del Fidesz optó por abandonar el grupo del PPE “de forma inmediata”.

Orbán también lamentó que “mientras miles mueren por la pandemia”, el PPE impulsa “medidas administrativas de suspensión” para “acallar a eurodiputados electos democráticamente”.

EL GRUPO MÁS GRANDE

El grupo del PPE en la Eurocámara pierde con la salida del Fidesz a doce de sus 187 diputados, pero sigue siendo la mayor familia política en un Parlamento Europeo con 705 escaños.

Weber, enfrentado desde hace años a Orbán, acusó hoy al Fidesz de haberse alejado de los principios básicos democristianos.

El Fidesz “ya no se basa en los valores” de figuras fundacionales de la UE, como el exprimer ministro francés Robert Schuman o el excanciller alemán Helmut Kohl, y son ellos (el Fidesz) que “se han alejado del Partido Popular Europeo”, y no a la inversa, dijo.

“No necesitamos ningún tipo de lección sobre cómo proteger el orden, cómo definir nuestra familia o crear empleo. Esto no va de la sustancia, va de provocaciones contra Europa, sobre derechos fundamentales y Estado de derecho”, concluyó Weber a la prensa en un encuentro telemático tras la salida del Fidesz.

SUSPENDIDO DESDE 2019

La formación de Orbán ya estaba suspendida dentro del PPE desde marzo de 2019, pero sus eurodiputados seguían formando parte del grupo democristiano en el Parlamento Europeo.

El PPE también castigó el pasado diciembre a Tamás Deutsch, el jefe de la delegación de Fidesz en la Eurocámara, despojándolo de su derecho a hablar en sesiones plenarias y destituyéndolo de sus cargos en el grupo, tras comparar a Weber con la Gestapo nazi.

La pandemia mantiene sin fecha la asamblea política en la que se debatiría una posible expulsión definitiva, ya que debe celebrarse un voto en persona.

Las tensiones eclosionaron cuando el Gobierno de Orbán lanzó una campaña antes de las elecciones europeas de 2019 en la que acusaba al entonces presidente de la Comisión Europea (CE), el conservador Jean-Claude Juncker, de participar en un supuesto complot para traer a Europa millones de refugiados.

Un eurodiputado del partido de Orban estuvo en una orgía durante el confinamiento

Bruselas/Budapest (EuroEFE).- El eurodiputado József Szájer, del partido ultraconservador Fidesz -el del primer ministro de Hungría, Viktor Orban– confesó este martes haber estado el viernes pasado en una orgía en Bruselas donde 25 hombres fueron multados por no respetar las …

EN BÚSQUEDA DE NUEVOS ALIADOS

Las opciones de Fidesz pasan por unirse al grupo euroescéptico “Conservadores y Reformistas Europeos” (ECR) dominado por el partido gubernamental polaco Ley y Justicia (PiS), o, en menor medida, al grupo de extrema derecha “Identidad y Democracia” (ID), fundado en 2019 por la francesa Marine Le Pen y el italiano Matteo Salvini.

Fuentes del grupo conservador aseguraron hoy que PiS ha mantenido contactos con Fidesz para una posible adhesión al grupo, aunque no determinaron cuán avanzadas están las conversaciones.

Nada más abandonar el grupo del PPE, al Fidesz ya le salió como pretendiente ID, del que forman parte también la formación ultraderechista alemana AfD.

“Orbán sería bienvenido”, afirmó el eurodiputado Jörg Meuthen, copresidente de AfD. “Está claro que Orbán y el Fidesz están mucho más cerca de nuestro grupo que del PPE”, agregó.

El veto de Orbán: un póquer político que puede volverse contra él

Budapest (EuroEFE).- El bloqueo de Hungría al presupuesto de la Unión Europea (UE) no sólo amenaza al plan para rescatar a la economía europea del desastre de la pandemia del coronavirus, sino que encierra también un peligro para el primer …

¿ORBÁN DEBILITADO?

El centro de análisis Political Capital, uno de los más prestigiosos de Hungría, considera que la salida de Fidesz del PPE debilita a Orbán, quien podría ahora desarrollar una política “más obstructora a nivel europeo”.

Según Political Capital, la opción más probable es un acercamiento al ECR, donde ya se encuentra el PiS polaco, con el que el Fidesz tiene una gran sintonía.

Editado por Virginia Hebrero