El tren “Conectar Europa” saldrá de Lisboa en septiembre y visitará 26 países

Un tren regional en Dortmund, Alemania. EFE/EPA/FRIEDEMANN VOGEL

Bruselas (EuroEFE).- El expreso “Conectar Europa”, que desde el 2 de septiembre recorrerá la Unión Europea (UE) para promover los beneficios del uso del ferrocarril, comenzará su viaje desde Lisboa (Portugal) y finalizará su trayecto en París (Francia) el 7 de octubre.

Este tren comunitario, cuyo objetivo es demostrar la importancia de la política de infraestructuras de la UE, tendrá una única parada en España, que se realizará en Madrid el 3 de septiembre.

Atravesará en total 26 países del continente europeo y más de 70 ciudades en 36 días gracias a esta iniciativa impulsada por la Comisión Europea (CE) y la Comunidad de Empresas Ferroviarias y de Infraestructuras Europeas (CER) con motivo del Año Europeo del Ferrocarril.

La comisaria europea de Transportes, Adina Valean, dijo en un comunicado que el Expreso es “un símbolo de la conectividad” que sirve para recordar las tareas pendientes que a Bruselas le quedan por hacer para “que el ferrocarril se convierta en la opción de transporte preferida por los europeos”.

En cada parada, la UE ha organizado eventos y actividades, adaptadas a las medidas sanitarias contra la covid-19, para arrojar luz sobre el papel que el ferrocarril desempeña en la sociedad, considerado el medio de transporte más ecológico y seguro.

La dirigente rumana invitó a los ciudadanos europeos a unirse a los eventos organizados por el Ejecutivo comunitario cuando el tren se detenga en su ciudad.

“El ferrocarril ha contribuido a dar forma a la Europa que conocemos hoy y es uno de los modos de transporte más limpios. Es uno de nuestros aliados para dar forma a la Europa sostenible del futuro”, subrayó en un vídeo lanzado en redes sociales.

 

A través del recorrido, el tren unirá las presidencias portuguesa, eslovena (a partir del 1 de julio de 2021) y francesa (a partir de enero de 2022) del Consejo de la UE.

Reunirá así al sector ferroviario con organizaciones de la sociedad civil, las autoridades locales y regionales y el público y, entre todos, hablar de los beneficios “tanto para los pasajeros como para las mercancías y el medio ambiente” del ferrocarril.

Editado por Virginia Hebrero