España, Italia, Grecia y Malta piden a la UE más solidaridad ante la inmigración

hispano-italiana

Vista general durante la XIX Cumbre bilateral de España e Italia, el 25 de noviembre de 2020 en el Palacio de la Almudaina en Palma de Mallorca. [EFE/ Chema Moya]

Palma (España/EuroEFE).- Los jefes de Gobierno de España, Italia, Grecia y Malta han suscrito un documento de trabajo enviado a la Unión Europea (UE) ante el debate abierto sobre el plan comunitario de migraciones y asilo, en el que solicitan más solidaridad de todos los estados miembros con los países que más sufren la inmigración ilegal.

El texto se dio a conocer con motivo de la cumbre hispanoitaliana de este miércoles que presiden en la ciudad insular española de Palma (Mediterréneo) el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

Ambos rubrican el documento junto a sus colegas griego, Kyriakos Mitsotakis; y maltés, Robert Abela, y ha sido enviado a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; y a la canciller alemana y presidenta de turno de la UE, Angela Merkel.

Los cuatro países firmantes, que soportan una gran presión migratoria, aprecian los trabajos de la Unión para lograr un nuevo pacto sobre migración y asilo y reconocen que esta propuesta representa un punto de partida constructivo para el trabajo común.

Ante esa tarea demandan que exista una solidaridad compartida por todos y no sólo por los países de entrada de los flujos migratorios, y piden que ese aspecto esté claramente definido en el pacto.

“Debemos encontrar soluciones coordinadas para nuestros desafíos comunes”, recalcan estos cuatro gobernantes europeos.

Defienden también que la aplicación o no de procedimientos fronterizos, así como las categorías de personas a las que deben aplicarse, debería seguir siendo una prerrogativa de los estados miembros ya que opinan que son los que están en mejores condiciones de decidir cuáles son factibles dadas sus circunstancias específicas.

Además, afirman que la creación de grandes centros cerrados en las fronteras externas no es aceptable y que la gestión del asilo debe respetar plenamente los derechos humanos.

ACUERDOS CON TERCEROS PAÍSES

También recalcan la necesidad de mejorar la promoción de acuerdos con terceros países para hacer frente a la inmigración ilegal y de definir claramente los instrumentos financieros para apoyar ese esfuerzo.

En concreto, piden una especial atención en este apartado con los países vecinos del sur.

Para ello abogan por construir relaciones fundamentadas en la confianza y la igualdad mediante un contacto político frecuente y fondos destinados a acciones en esos países.

En ese contexto, recalcan que los terceros países deben estar plenamente equipados para limitar los flujos de la migración irregular.

“No se trata sólo de una cuestión de más dinero, sino de acciones que coincidan realmente con los intereses de nuestros socios, respondiendo a sus necesidades, y en consecuencia poder satisfacer las necesidades operacionales de la gestión de la migración”, añaden.

Además, expresan su total compromiso a abordar esta negociación de manera constructiva y exhortan a los demás socios comunitarios a actuar con ambición y compromiso para alcanzar un acuerdo final que beneficiará a la UE en su conjunto.

Este año destaca especialmente la crisis migratoria que viven las islas atlánticas españolas de Canarias, adonde más de 18.000 personas llegaron de manera irregular desde enero pasado, más de la mitad en los últimos 30 días, lo que ha originado una situación sin precedentes desde 2006, cuando entraron 31.678 inmigrantes.

Marlaska quiere evitar que Canarias sea la "vía de entrada irregular a Europa"

Rabat (EuroEFE).- El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, explicó este viernes que su Gobierno quiere evitar que las Islas Canarias, que sufren una gran presión migratoria este año, y particularmente este mes, se conviertan en la “vía de entrada …