Eurodiputados y parlamentarios españoles debaten sobre el futuro de Europa

AltImagen-de-archivo-del-lanzamiento-de-la-Conferencia-sobre-el-Futuro-de-Europa.-EFE-EPA-JULIEN-WARNAND.jpg

Imagen de archivo del lanzamiento de la Conferencia sobre el Futuro de Europa. EFE/EPA/JULIEN WARNAND

Bruselas (EuroEFE).- Eurodiputados españoles y representantes del Congreso y del Senado de España ofrecieron este martes propuestas para mejorar la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFE) y lograr resultados significativos en el avance de la democracia europea y de la participación ciudadana en el club comunitario.

En una reunión virtual organizada este martes por la Comisión de Asuntos Constitucionales del Parlamento Europeo (AFCO), los miembros de la Comisión Interparlamentaria, formada por eurodiputados y parlamentarios de los países la Unión Europea (UE), intercambiaron puntos de vista y reflexionaron sobre las expectativas de los Legislativos nacionales para la Conferencia.

«Necesitamos tener la posibilidad, como miembros de pleno derecho de la Conferencia, de que se hagan propuestas directamente a los ciudadanos para ver cómo reaccionan frente a ellas. Y, por supuesto, de que haya un estatuto de ciudadanía europea», expuso el eurodiputado socialista Domènec Ruiz Devesa.

En su opinión, la dimensión institucional de la CoFE es un «prejuicio» que no responde a la realidad y que se debe «superar», como lo demuestran, según el eurodiputado, el elevado número de contribuciones ciudadanas en materia de democracia europea. «Las instituciones no son otra cosa que la democracia en movimiento, en acción», añadió Ruiz Devesa.

Por su parte, la senadora del PP Cristina Ayala insistió en la importancia de que ningún tema sea tabú en la CoFE y de que todos los puntos «calientes» queden sujetos a la reflexión, así como en la necesidad de buscar formas «originales, imaginativas y juveniles» para obtener el foco mediático, lograr que la Conferencia sea un éxito y evitar que ésta se «pierda» entre la ciudadanía.

«Debemos hablar sobre soberanía, energía, fronteras, ciudadanía europea y de la UE como último garante de nuestras democracias. España, siendo uno de los países más entusiastas con el europeísmo, todavía percibe una cierta burocratización en las decisiones que toma Europa y que no le acaban de llegar», recalcó la senadora popular.

 

La diputada del PNV Josune Gorospe consideró que es «absolutamente razonable» que exista incertidumbre y desconcierto porque, a su juicio, la UE se encuentra ante un «proceso innovador» que probablemente requiera un cambio en las «jerarquías de participación».

«Es algo que seguro que va a dar buenos resultados, pero debemos estar abiertos a tener dinámicas distintas. Necesitamos tiempo para que el debate se haga realmente en profundidad y podamos sacar lo mejor de la reflexión conjunta. Pongámonos a ello, con miedo e incertidumbre, pero con ganas, a partir de un trabajo colaborativo entre sociedad e instituciones», subrayó.

Para el diputado socialista Pere Joan Pons, los 27 viven un momento de «recuperación» y de «innovación democrática» que los sitúan estrechamente cerca de las expectativas de los ciudadanos, pero si no ofrecen resultados éstos quedarán «abonados a la desafección».

«Me gustaría decir que desde las instituciones nacionales españolas el ‘feedback’ de los ciudadanos es claro: más democracia y una Europa más social, justa y verde. Y los parlamentos tenemos el reto de estimular el debate, visibilizarlo a nivel nacional y, sobre todo, aprender juntos», sostuvo Pons.

En la misma línea, la eurodiputada independiente del grupo Renovar Europa Maite Pagazaurtundúa estimó que los parlamentarios europeos y nacionales deben «tomarse realmente en serio» la CoFE y estar «a la altura» de los ciudadanos que participan en ella para así conseguir «hacer algo importante».

«Quienes están comprometidos lo están de una manera muy fuerte y nosotros tenemos que estar a la altura. Se sientan seis o siete horas seguidas y escuchan cada intervención con atención. Esto es una llamada para que nosotros, ahora que nos incorporamos al trabajo conjunto, nos esforcemos muchísimo», advirtió la exeurodiputada de UPyD, en alusión a los participantes en los cuatro paneles ciudadanos.

La CoFE es un organismo creado por las instituciones europeas que aúna a 108 eurodiputados, 108 parlamentarios nacionales y cerca de 800 ciudadanos de toda la UE con el objetivo de reflexionar, discutir y presentar ideas sobre el devenir del club comunitario.

Todos los ciudadanos europeos pueden opinar sobre cómo configurar el futuro de la Unión a través de la Plataforma Digital Multilingüe de la Conferencia, que hasta ahora ha recopilado más de 9.500 ideas de más de 34.600 participantes.

Editado por Miriam Burgués

 

Esta crónica forma parte de la serie «CoFoE, más cerca de tu región»#TheFutureIsYours#ElFuturoEsTuyo, un proyecto de la Agencia Efe financiado con el apoyo del Parlamento Europeo. La información es responsabilidad exclusiva de su autor. El Parlamento no es responsable de la utilización que pueda hacerse de ella.