Italia concede ayudas “históricas” al sur en un nuevo plan contra el coronavirus

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, con el ministro de Economía, Roberto Gualtieri (izq). [EFE/EPA/CLAUDIO PERI]

Roma (EuroEFE).-  El consejo de ministros de Italia aprobó este viernes un programa de ayudas para hacer frente a la pandemia de un valor de 25.000 millones de euros con un decreto con el que además se prolongan otras 18 semanas la imposibilidad de realizar despidos y se permitirá la celebración de ferias y congresos y la vuelta de los cruceros.

El presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, explicó que este nuevo decreto, que tiene valor desde el 10 de agosto al 7 de septiembre, también prorroga las medidas de prevención mínimas ante la pandemia que son las del uso de las mascarillas en los espacios cerrados o donde se concentren muchas personas, la obligación de distancia de un metro, la prohibición de aglomeraciones y la limpieza y desinfección de las manos.

Conte también anunció que desde el 1 de septiembre se permitirá la organización de ferias y congresos y desde el 15 de agosto podrán partir los cruceros con turistas.

Se prolonga 18 semanas más la prohibición de realizar despidos

Conte destacó en rueda de prensa que con el nuevo decreto, el Gobierno ha destinado ayudas por un valor total de 100.000 millones para paliar los problemas derivados de la pandemia.

Turistas en Roma: el turismo es una de las actividades más afectadas por el coronavirus. EFE/EPA/RICCARDO ANTIMIANI

Con este tercer decreto aprobado para aliviar la crisis derivada de la pandemia, los impuestos, contribuciones, retenciones e IVA suspendidos por la pandemia durante marzo, abril, mayo se pueden pagar con diferentes formulas e incluso la mitad del importo en plazos a 24 meses.

Tras una larga negociación en el interno de la coalición gubernamental, formada por el Partido Democrático y el Movimiento 5 Estrellas (M5S), se llegó a un acuerdo para que las empresas no puedan despedir a sus trabajadores si pueden acogerse a un ERTE o ya lo han hecho y se ha ampliado a otras 18 semanas a partir del 13 de julio por lo que no se podrá despedir hasta mediados de noviembre.

El decreto prevé también que se congelen el pago de impuestos hasta el 15 de octubre y la segundo plazo del impuesto de bienes inmuebles para aquellas actividades con mayores problemas por la pandemia como hoteles, cines, teatros, fieras, discotecas y clubes nocturnos, así como se mantiene suspendido durante todo el 2020 la tasa por ocupación de espacios públicos.

También habrá cuatro meses de exención del 100% de las contribuciones en caso de contratos a tiempo indefinido y de tres meses para las contratos temporales de trabajadores en los sectores del turismo.

Ayudas “históricas” al sur y a las ciudades turísticas

Conte calificó de “intervención histórica” las ayudas al sur de Italia que contiene este decreto pues se prevé una reducción del 30 % de las cotizaciones a la seguridad social por cada trabajador para todas las empresas meridionales del 1 de octubre al 31 de diciembre de 2020.

También se aprobó que se premiarán con descuentos y otras medidas a quienes paguen con tarjetas electrónicas.

Se destinarán 400 millones de euros para contribuciones a fondo perdido a bares, restaurantes y tiendas a las 29 ciudades italianas turísticas más afectadas por la falta de turismo extranjero.

MSC pone en marcha sus primeros cruceros desde Italia tras el confinamiento

La naviera italo-suiza MSC anunció este que pondrá en marcha este mes sus dos primeros cruceros por el Mediterráneo tras la suspensión de las rutas en el confinamiento por la pandemia e impulsará con nuevas medidas de seguridad a bordo.

Las naves “Grandiosa” y “Magnífica” empezarán a operar desde los puertos de Génova (norte) y Bari (sur) el 16 y el 29 de agosto respectivamente y serán “las primeras del mundo a realizar itinerarios completos de una semana”, se lee en un comunicado.

La primera navegará por el Mediterráneo occidental, pasando por ciudades como Nápoles, Palermo o la capital maltesa, La Valeta, mientras que la segunda viajará por el Mediterráneo orienta para visitar enclaves griegos como Corfú, Katákolo o el Pireo.

La compañía promete “innovadoras” medidas de sanidad y seguridad contra eventuales casos de coronavirus creadas con la colaboración de un equipo de expertos internacionales.

Este protocolo prevé pruebas del coronavirus a los huéspedes y pasaje antes de embarcar, excursiones “protegidas”, un seguro en caso de contagio “antes, durante o después” y un menor número de pasajeros para evitar aglomeraciones a bordo, entre otras cosas.

El Gobierno italiano anunció anoche que desde el próximo 15 de agosto se permitirá partir a los cruceros con turistas, una medida que agradeció “vivamente” el presidente ejecutivo de la naviera, Pierfrancesco Vago.

MSC ha cancelado el resto de cruceros por el Mediterráneo desde el 16 de agosto al 31 de octubre, ofreciendo un bono a sus clientes, también los de Estados Unidos hasta el último día de octubre, que se reanudarán en el momento “oportuno”.

Las rutas por el extremo oriente entre el 10 de septiembre y el 26 de octubre también han quedado canceladas.

En cualquier caso la empresa no excluye la posibilidad de que otras naves puedan volver a entrar en servicio anticipadamente este verano y para ello controla continuamente la evolución de la pandemia.