La Eurocámara y los países de la UE confían en cerrar este martes un acuerdo sobre el presupuesto

PE

Imagen de la fachada del Parlamento Europeo, en Estrasburgo, en una foto de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- El Parlamento Europeo y los países de la Unión Europea (UE) intentarán cerrar este martes el acuerdo sobre el presupuesto comunitario 2021-2027 tras no lograrlo este lunes en la novena ronda de unas negociaciones que han encallado en la demanda de los eurodiputados de elevar el montante de las cuentas.

“Se ha cubierto mucho terreno. Ahora los negociadores consultarán con los actores en el Consejo, el Parlamento y la Comisión. Las próximas conversaciones trilaterales, y esperemos que las últimas, están previstas mañana”, dijo en Twitter un portavoz de la presidencia del Consejo de la UE, ocupada este semestre por Alemania.

Las conversaciones, que definió como “intensas y finalmente constructivas”, no permitieron hoy cerrar un pacto que es imprescindible para poner en marcha el plan de recuperación acordado en julio por los líderes comunitarios, incluido el Fondo de Recuperación pos-pandemia.

Sin embargo, ambas partes confían en lograrlo en una nueva ronda mañana por la tarde.

“Estamos muy cerca de un buen acuerdo”, dijo el eurodiputado portugués José Manuel Fernandes, negociador del dossier. “Ambas instituciones necesitan tiempo para comprobar los elementos finales”, añadió el europarlamentario alemán Rasmus Andresen, también miembro del equipo de la Eurocámara.

El Parlamento Europeo reclama 39.000 millones de euros adicionales a los 1,074 billones previstos en julio para el marco financiero con el fin de engrosar programas comunitarios esenciales, como el Erasmus, el Horizonte de investigación y ciencia, o los de sanidad e inmigración.

Pero hasta ahora el Consejo (los países) solo se ha mostrado dispuesto a ofrecer un incremento cercano a los 10.000 millones, argumentando que si se tiene en cuenta el Fondo de Recuperación europeo (dotado con 750.000 millones) el volumen total ascenderá a unos 1,8 billones de euros, muy superior a años precedentes.

El incremento es el principal escollo para el acuerdo, después de que en las últimas semanas haya acercado posturas en cuanto a las nuevos recursos propios que serán necesarios para nutrir el presupuesto y costear la devolución de la deuda que se emitirá para el Fondo de Recuperación.

Los eurodiputados habían pedido fijar un calendario para introducir medidas de ingreso como la ampliación del sistema europeo de comercio de derechos de emisiones, una tasa los servicios digitales, un mecanismo de ajuste de carbono en frontera o un impuesto a las transacciones financieras.

El acuerdo sobre el presupuesto es el gran tema pendiente para cerrar el paquete de recuperación después de que la semana pasada PE y Consejo pactasen el mecanismo que condicionará los fondos europeos al respeto al Estado de Derecho, otro de los puntos espinosos.

El pacto permitiría que los Estados inicien la ratificación en sus parlamentos nacionales de la legislación que permitirá emitir deuda para financiar el Fondo, ya varios se niegan a hacerlo hasta que no haya un acuerdo sobre todos los elementos del plan.

Sin embargo, el proceso podría toparse con el bloqueo de Hungría, que ha advertido de que no puede apoyar el paquete -que requiere unanimidad de los 27 en cuanto al presupuesto y la emisión de deuda- porque rechaza el vínculo entre dinero y Estado de Derecho.