La UE tendrá solamente el 3,9 % de la población mundial en 2080

Uuna pareja de ancianos pasea por la Rua Augusta de Lisboa, en una fotografía de archivo. EFE/Andrea Caballero

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) cuenta con 447 millones de habitantes que representan el 5,9 % de la población mundial, una proporción que irá perdiendo peso hasta situarse en el 3,9 % global en 2080.

Son las proyecciones de Eurostat, que en su informe de 2021 sobre las claves estadísticas del año, publicado este lunes, decida el primer capítulo a la demografía y recuerda que la población de la UE cayó por debajo del 10 % mundial en 1974 y que la tendencia se ha mantenido hasta el presente.

Según sus estimaciones, la población de la UE “seguirá creciendo, aunque lentamente, hasta el año 2026 (449,3 millones de habitantes), tras lo cual se prevé que retroceda a 419,1 millones en 2080”.

Uno de los factores que explica esa tendencia es que en los países desarrollados se considera que una tasa de fecundidad total de 2,1 es el nivel de reemplazo de la población, pero en la UE ese registro se sitúa en el 1,53.

El fenómeno de envejecimiento de la población, que se ha observado “en gran parte de Europa en las últimas décadas”, puede acarrear “serias implicaciones en asuntos como los fondos de pensiones, los ingresos del gobierno y la prestación de servicios como la asistencia sanitaria y social”, indica Eurostat.

 

Más allá de la demografía, esa agencia recopila otros datos que ayudan a ilustrar la realidad de la UE:

SALUD.- La esperanza de vida media es de 84 años para las mujeres y de 78,5 % para los hombres, según datos de 2019. El 2020, sacudido por la pandemia, los Veintisiete registraron un incremento de la mortalidad del 13,4 % respecto a 2019, es decir, un total de 5,2 millones de decesos y 619.000 más que el año anterior.

RIQUEZA.- El producto interior bruto de la UE era de 13.306.000 millones de euros de euros en 2020. Alemania representa el 25 %, Francia el 17,1 %, Italia el 12,4 %, España el 8,4 % y Países Bajos el 17,1 %.

No obstante, la pandemia provocó una caída del 6,1 % del PIB el pasado ejercicio, rompiendo la tendencia alcista registrada entre 2014 y 2019.

Por sectores, el 73,1 % de la población trabaja en los servicios, el 19,4 % en la industria, el 5,7 % en la construcción y el 1,9 % en la agricultura o la pesca. La renta per cápita media es de 31.170 euros, aunque con grandes diferencias entre países como Luxemburgo y Bulgaria.

POBREZA.- En 2020, el 20,9 % de la población europea -91,4 millones de personas- se encontraba en riesgo de pobreza o de exclusión social, lo que supone 15,4 millones más que en 2019.

BRECHA DE GÉNERO.- Las mujeres ganan en Europa de media un 14,1 % menos que los hombres, siendo Letonia el Estados miembro con mayor diferencia (21,7 %) y Luxemburgo el que menos (1,3 %).

COMERCIO.- En 2020 el comercio internacional se vio duramente afectado por las restricciones ligadas a la pandemia: las exportaciones europeas cayeron un 9,4 % anual y las importaciones un 11,7 %. Con todo, la UE registró un superávit de 218.000 millones de euros.

El comercio intraeuropeo representó un 61 % del total y, respecto al internacional, Estados Unidos fue el primer mercado de la UE (18,3 % de exportaciones y 11,8 % de importaciones), seguido del Reino Unido (14,4 y 9,8 %, respectivamente), y de China (10,5 y 22,4 %), que fue también el primer proveedor.

ENERGÍA Y TRANSPORTE.- La UE importa el 60 % de la energía que consume. En 2019, Rusia vendió a Europa el 26,9 % del petróleo y el 41 % del gas natural adquirido y casi la mitad de los combustibles sólidos.

Los productos petrolíferos representaron el 37 % del consumo, seguidos de la electricidad (22,8 %) y del gas natural (21,3 %). Las renovables supusieron un 19,7 % del consumo bruto final en 2019, frente al 13,9 % diez años antes.

En 2019 había en la UE 242 millones de coches de pasajeros, es decir, más de un coche por cada dos personas.

El 76,3 % de las mercancías viajaron por la UE en camiones, el 17,6 % por tren y el 6,1 % por vías fluviales interiores.

A fecha de 2018, las emisiones de CO2 de la UE cayeron de media un 20,7 % respecto a los valores de 1990.

Por sectores de actividad, el dióxido de carbono en la UE proviene de las industrias energéticas (41,9 %), del transporte (24,6 %), de la construcción (11,5 %), la agricultura (10,1 %), de la industria (8,8 %) y de la gestión de residuos (3 %).

De todos ellos, sólo las emisiones del transporte aumentaron entre 1990 y 2018 (31,8 %).

Editado por Miriam Burgués