Nueve españoles en debate ciudadano sobre futuro de la democracia europea

Jóvenes europeos debates Cofoe

Jóvenes europeos que participan en los paneles ciudadanos de la Conferencia sobre el Futuro de Europa. EFE/ Jorge Ocaña/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- Nueve españoles seleccionados al azar participan este fin de semana junto con otros 200 ciudadanos europeos en el segundo debate sobre democracia europea, Estado de derecho, valores y seguridad en este panel temático de la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE).

El encuentro, que se celebra de forma virtual de viernes a domingo, retoma el trabajo iniciado por este panel en septiembre en Estrasburgo, Francia, para discutir cómo construir la identidad europea, reforzar la participación ciudadana, proteger los derechos humanos, prevenir la discriminación y salvaguardar la democracia y el Estado de derecho en la Unión Europea (UE).

Jorge Pazos, un abogado de 44 años de Las Palmas, estima que los ciudadanos europeos poseen escasas herramientas para alzar su voz en el club comunitario, lo que a su juicio genera cierta distancia con las instituciones, por lo que en este segundo debate propondrá que se creen fórmulas de participación más directas y sencillas.

«Me interesan la cuestiones de los referendos y de los estratos sociales menos favorecidos. Creo que entre las personas con estudios sí existe conocimiento de la UE, pero a otros niveles está claro que no. Yo creo que la UE debería centrarse en esta situación y acercarse a los ciudadanos», opina Pazos.

MENOS CORRUPCIÓN Y MÁS IGUALDAD

También considera que los Veintisiete deberían hacer esfuerzos para evitar la corrupción judicial en los Estados miembros y armonizar las políticas sociales. «Porque España está un poco a la cola en estos temas. Estamos muy lejos de otros países», advierte el abogado.

Por su parte, Alejandra Rodríguez, una estudiante madrileña de 19 años, considera que la UE todavía tiene deberes pendientes para acabar con la desigualdad, como queda patente, en su opinión, en los contrastes económicos, en la falta de ayudas, en la trata de personas, en la pornografía infantil y, sobre todo, en materia de género.

«Hay mucha diferencia entre los distintos países europeos en cuestiones de igualdad de género. No solo en lo relacionado con la violencia de género, sino también en lo relativo al empleo. Y es un tema muy importante que hay que abordar», expone la estudiante.

María Paloma Encabo, una madrileña jubilada de 67 años, hace énfasis en la necesidad de construir una identidad europea sólida y coincide en que para ello la Unión debe mejorar la participación activa, empezando por habilitar más canales que permitan que los ciudadanos expresen su opinión sin verse desoídos por las instituciones.

«La UE es muy importante para todos los ciudadanos europeos. Pero debe ser una UE de verdad, que no sea solo de palabra y en la que estemos todos integrados y podamos opinar», recalca.

Respecto al trabajo en equipo, para Pazos fue muy fácil llegar al consenso con los demás ciudadanos europeos de su grupo, como ocurrió cuando abordaron el punto de los valores europeos.

«Somos bastante homogéneos. Me sorprendió. Todos tenemos una idea bastante común de lo que queremos que sea Europa y hacia donde queremos que siga avanzando. Por ejemplo, pensamos que hay que dotar a la UE de valores europeos de mayor contenido», subraya el abogado palmense.

Sin embargo, a Rodríguez se le complicó alcanzar acuerdos con sus compañeros en algunas fases de trabajo. «Hubo algo de controversia cuando debíamos decidir si agrupar temas o no agruparlos, como cuando unos querían considerar la igualdad de género una discriminación y otros no», explica.

En la misma línea, Pazos hubiera querido que en la primera sesión se lograran propuestas más definidas, aunque avisa que, por muy precisas que sean las recomendaciones, sin el trabajo de los responsables políticos la UE no podrá avanzar en ninguna de ellas.

«Hay que exigir ya respuestas a los políticos. Necesitamos políticas concretas sobre estas preocupaciones que tenemos nosotros, porque si no vamos a quedarnos divagando y no encontrando nada. Hace falta centrarse», enfatiza.

REFLEXIONAR PARA MEJORAR LA UNIÓN

Los paneles de la CoFoE aúnan a 800 ciudadanos de toda la Unión Europea, de los cuales un tercio son menores de 25 años, y tienen el objetivo de reflexionar, discutir y presentar ideas sobre el devenir del club comunitario.

Las recomendaciones de los ciudadanos que conforman este segundo panel concluirán y se aprobarán en la tercera y última ronda de deliberaciones en diciembre, en Florencia, Italia, antes de sentarse como miembros del Parlamento Europeo (PE) para presentar ante eurodiputados, políticos nacionales y comisarios europeos el resultado de sus debates.

Todos los ciudadanos comunitarios pueden opinar sobre cómo configurar el futuro de la Unión a través de la plataforma digital multilingüe de la Conferencia, que hasta ahora ha recopilado más de 9.700 ideas de más de 35.100 participantes.

Editado por Miriam Burgués

 

Esta crónica forma parte de la serie «CoFoE, más cerca de tu región»#TheFutureIsYours#ElFuturoEsTuyo, un proyecto de la Agencia Efe financiado con el apoyo del Parlamento Europeo. La información es responsabilidad exclusiva de su autor. El Parlamento no es responsable de la utilización que pueda hacerse de ella.