Orbán anuncia que su formación abandona el Partido Popular Europeo

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, durante un acto en Krakow (Polonia). EFE/EPA/Lukasz Gagulski/Archivo

Budapest/Bruselas (EuroEFE).- El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, anunció este miércoles que retira a su formación política, el Fidesz, del grupo parlamentario del Partido Popular Europeo (PPE). La decisión llegó poco después de que el PPE votara enmendar sus normas internas para permitir acelerar la suspensión de la delegación húngara en su conjunto, en lugar de que ese procedimiento se hiciera de forma individual.

“Le informo de que los eurodiputados del Fidesz renuncian a ser miembros del Grupo del PPE”, anuncia Orbán en una carta al presidente del PPE, Manfred Weber.

Las enmiendas aprobadas por el PPE “son un claro acto hostil contra el Fidesz y sus votantes”, enfatizó Orbán, agregando que esas medidas “privan a los votantes húngaros de sus derechos políticos”, algo que considera “inaceptable”.

Por eso, añade el primer ministro húngaro, la dirección del Fidesz optó por abandonar el grupo del PPE “de forma inmediata”.

Orbán también lamentó que “mientras miles (de personas) mueren por la pandemia”, el PPE impulsa “medidas administrativas de suspensión” para “acallar a eurodiputados electos democráticamente”.

El lunes pasado Orbán ya había adelantado que el Fidesz abandonaría el PPE si se aprobaban estos cambios internos.

El partido de Orbán lleva casi dos años suspendido como miembro del PPE, pero la pandemia mantiene sin fecha la asamblea política en la que se debatiría una posible expulsión definitiva, ya que debe celebrarse un voto en persona.

Las tensiones eclosionaron cuando el Gobierno de Orbán lanzó una campaña antes de las elecciones europeas de 2019 en la que acusaba al entonces presidente de la Comisión Europea (CE), el conservador Jean-Claude Juncker, de participar en un supuesto complot para traer a Europa millones de refugiados.

Algunos grupos del PPE han acusado al Fidesz de alejarse de los valores democráticos europeos en un momento en el que la CE tiene abiertos varios procedimientos contra Budapest.

CAMBIO EN LAS NORMAS INTERNAS DEL PPE

El grupo del PPE en la Eurocámara votó este miércoles a favor de enmendar sus normas internas, un cambio que buscaba acelerar la suspensión de la delegación húngara.

Fuentes del grupo dijeron a Efe que el cambio había sido respaldado por 148 votos a favor, 28 en contra y 4 abstenciones entre los eurodiputados que componen la familia popular en la Eurocámara en la reunión de la formación que ha tenido lugar esta mañana por videoconferencia.

Las nuevas normas introducen el concepto de la suspensión de membresía dentro del grupo parlamentario (menos drástico que la expulsión total) y, además, permiten que esta suspensión se aplique a una delegación en su conjunto en vez de tener que votar diputado a diputado.

Además, este voto podrá salir adelante por mayoría simple en el caso de las delegaciones que ya estén suspendidas en el partido a nivel europeo, como ocurre con el Fidesz, en lugar de por la mayoría de dos tercios que se requeriría habitualmente.

La suspensión supondría la retirada del derecho a realizar todo tipo de actividades parlamentarias, como hablar en los plenos o negociar legislación, en nombre del Partido Popular Europeo, si bien administrativamente aún serían parte de la formación.

El Fidesz podría negociar su adhesión a otros grupos situados a la derecha del PPE en el espectro político, como los conservadores y reformistas (donde está Vox) o Identidad y Democracia (con la francesa Agrupación Nacional, la alemana Alternativa para Alemania o la Liga italiana).

Fuentes del grupo conservador dijeron a Efe que su delegación polaca (el partido gobernante en dicho país, Ley y Justicia) ha mantenido contactos con Fidesz para una posible adhesión al grupo, aunque no determinaron cuán avanzadas están las conversaciones.

Editado por Miriam Burgués