Polonia aplaza las elecciones presidenciales

El presidente polaco, Andrzej Duda (C), llega al debate electoral que se celebró en la noche del miércoles en la televisión polaca. [EFE/EPA/PAWEL SUPERNAK]

Varsovia (EuroEFE).- Las elecciones presidenciales de Polonia, que debían celebrarse el próximo domingo, han quedado aplazadas hasta una fecha por determinar, según comunicó este lunes el líder del partido gubernamental Ley y Justicia (PiS), Jaroslaw Kaczynski.

La decisión fue adoptada ante la situación creada por el rechazo del Tribunal Supremo a la convocatoria, que por primera vez en la historia del país se habría celebrado únicamente mediante voto por correo en medio de las restricciones impuestas por el coronavirus.

El presidente polaco, Andrzej Duda, expresó este jueves su confianza en poder recuperar «pronto» los comicios que, según los planes del gubernamental partido Ley y Justicia (PiS), deberían celebrarse el próximo domingo, pero que fueron aplazados en medio de la fuerte controversia sobre su legitimidad.

«Espero que las elecciones presidenciales tengan lugar en cuanto sea posible y en condiciones de seguridad para todos», afirmó Duda, quien aspiraba a su reelección para el cargo y al que los sondeos daban como claro favorito.

La celebración de los comicios topaba con las llamadas de la oposición al boicot, que alertaba de que ese sistema de votación contravenía la ley electoral vigente y exigía su aplazamiento.

El ultraconservador PiS había logrado la aprobación de la convocatoria en el Parlamento, donde tiene una amplia mayoría.

Dos de los candidatos a la presidenciales de Polonia, Krzysztof Bosak (izq) y Pawel Tanajno (dha), se saludan antes de un debate electoral. EFE/EPA/PAWEL SUPERNAK

El presidente polaco, Andrzej Duda, al que respalda el partido de Kaczynski, partía como favorito frente a sus rivales opositores. Los sondeos le pronosticaban más de un 50 % de apoyos, lo que habría significado su reelección ya en la primera vuelta.

Una victoria de Duda habría apuntalado la posición del PiS, que el pasado octubre repitió victoria por mayoría absoluta en el Parlamento, aunque finalmente no logró el control sobre el Senado.

El expresidente del Consejo Europeo y exprimer ministro polaco Donald Tusk se unió hace unos días a las llamadas al boicot a los comicios, con el argumento de que éstos no eran limpios y constituían una maniobra del PiS para reforzar su poder y llevar adelante sus controvertidas reformas.

La Comisión Europea (CE) tiene abierto un expediente abierto contra Polonia por su nueva ley para la organización de la justicia, que según Bruselas atenta contra la independencia judicial.

Según Bruselas, la nueva legislación impulsada por el PiS es susceptible de ser utilizada para controlar la Justicia del país, viola la independencia del poder judicial y, por tanto, los derechos fundamentales europeos

La Comisión Europea (CE) tomó nota este jueves del aplazamiento de las elecciones presidenciales en Polonia, cuya celebración estaba inicialmente prevista el próximo domingo, y aseguró que seguirá de cerca su futura organización.

«Tomo nota del aplazamiento de las elecciones presidenciales en Polonia y valoro el debate que tuvo lugar en el país sobre este asunto. Continuaremos siguiendo de cerca la organización de estas elecciones», dijo el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, en la Comisión de Justicia de la Eurocámara.

El procedimiento de infracción de la CE

La Comisión Europea inició a finales del pasado mes de abril un nuevo procedimiento de infracción contra Polonia por no respetar la independencia judicial con su reciente reforma de la legislación que regula la organización de la Justicia en el país.

Bruselas envió a Polonia una carta de emplazamiento, primer paso del procedimiento de infracción, lo que da al Gobierno del país un plazo de dos meses para responder a la Comisión Europea.

La nueva legislación, que entró en vigor en el país el pasado 14 de febrero, puede ser utilizada “para controlar el contenido de las decisiones judiciales”, dijo en rueda de prensa la comisaria europea para los Valores y la Transparencia, Vera Jourová.

El comisario de Justicia, Didier Reynders, consideró ante la comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo, que las elecciones presidenciales polacas el 10 de mayo no garantizaban unos comicios “libres” y “legítimos” debido a las condiciones provocadas por la COVID-19.

El comisariorecordó que la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos emitió un comunicado el 7 de abril donde especificaba que la situación actual de limitación de movimiento y concentración de la ciudadanía “hacen que una campaña electoral sea básicamente imposible”.

Por ello, consideró que “estas elecciones, en las circunstancias actuales, no respetarán los estándares internacionales”.

Dudas del Tribunal de Justicia de la UE

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se pronunció también el pasado mes de abril y dijo que albergaba dudas sobre la independencia de la nueva Sala Disciplinaria del Tribunal Supremo polaco con respecto a la influencia del Gobierno y del Parlamento del país. Pero dejó a dicho tribunal que decidiera sobre el caso.

Esta fue la última de una serie de sentencias sobre la reforma del sistema judicial polaco implementada por el Gobierno del partido ultraconservador Ley y Justicia (PiS), que ha preocupado en Bruselas hasta el punto de acarrearle un expediente a Polonia por la situación de su Estado de Derecho.

Entre las modificaciones de la reforma se incluyó una rebaja de la edad de jubilación de los magistrados, que hubiese dejado fuera del Supremo a 27 de sus 72 jueces salvo que recibiesen permiso del presidente del país para permanecer en el cargo, una medida que ya fue declarada ilegal por el TJUE y enmendada.