Sánchez abre un gran diálogo nacional para construir unidos la España de 2050

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (i), conversa con el vicepresidente de Relaciones Interinstitucionales y Prospectiva de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, antes de la presentación del proyecto España 2050. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Madrid (EuroEFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció la apertura de “un gran diálogo nacional” para analizar los retos del país en los próximos treinta años e intentar construir desde la unidad la España de 2050.

La presentación del informe “España 2050”, realizado de forma altruista por un centenar de expertos de diversos ámbitos y que fija prioridades y objetivos para ese horizonte temporal, fue el escenario, el jueves (20/5) en el que Sánchez avanzó la puesta en marcha de ese diálogo.

Acompañado por sus cuatro vicepresidentas (Carmen Calvo, Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera), el vicepresidente de la Comisión Europea Maros Sefcovic; las presidentas del Congreso y el Senado (Meritxell Batet y Pilar Llop, respectivamente) y, entre otros asistentes, numerosos empresarios, Sánchez lanzó un mensaje de optimismo en la España del futuro.

Un optimismo que ha fundamentado en todo lo logrado por el país desde la Transición y en el estudio impulsado por la Oficina de Prospectiva y Estrategia creada hace algo más de un año.

El informe tiene una docena de grandes ejes entre los que se incluye una apuesta por un rediseño de las prestaciones sociales hacia un modelo que “proteja a la ciudadanía en función de sus necesidades y no sólo de su historial laboral”, junto a una reforma fiscal para aumentar su capacidad recaudatoria y su progresividad sin comprometer la sostenibilidad de las cuentas públicas.

Coincidiendo con la crisis migratoria en Ceuta, aboga por el fomento de la inmigración legal y de la captación de talento extranjero como vías adicionales para dinamizar la economía y apuntalar la viabilidad del estado de bienestar y el fortalecimiento de los servicios públicos.

Los jóvenes tienen un apartado específico en el que destaca una “ampliación drástica” de sus oportunidades, especialmente en ámbitos como la educación, el empleo y el acceso a la vivienda, así como la consecución de la plena igualdad de género.

Así, propone estudiar una posible “herencia pública universal”, una dotación económica que recibirían los jóvenes alcanzada cierta edad y que podría destinarse a adquirir la primera vivienda, crear un negocio o completar la formación.

Plantea el proyecto un escenario económico a tres décadas mejor al actual, con menos paro, menos horas de trabajo (propone reducir la jornada laboral a 35 horas semanales), menos economía sumergida, una menor brecha de PIB respecto a los países europeos más ricos, mayor productividad y empresas de mayor tamaño.

En el acto intervinieron, entre otros, varios de los expertos que han trabajado en el documento y el comisario Sefcovic.

El vicepresidente de la Comisión Europea ha elogiado la iniciativa de futuro impulsada por Sánchez, le ha invitado a presentar el documento en Bruselas y ha resaltado la importancia de dar respuesta en Europa a los retos desde la unidad y la solidaridad.

Editado por Miriam Burgués