Olaf Scholz pacta una coalición centrada en la pandemia y la crisis climática

Scholz pacta un Gobierno de colación en Alemania

La canciller interina Angela Merkel (derecha) posa con Olaf Scholz después de su última reunión de gabinete en Berlín, Alemania, el 24 de noviembre de 2021. EFE / EPA / MICHELE TANTUSSI / PISCINA

Berlín (EuroEFE).- El aspirante socialdemócrata a la Cancillería alemana, Olaf Scholz, anunció hoy su pacto de coalición con los Verdes y el Partido Liberal (FDP), centrado en la lucha contra la pandemia y la crisis climática, dos puntos álgidos de la era post-Angela Merkel.

El aumento del salario mínimo interprofesional – de los 9,5 euros por hora actuales a 12 – y la creación de un Ministerio de la Vivienda son dos puntos esenciales de sello socialdemócrata, mientras que los ecologistas dirigirán la transición a una economía verde y los liberales marcarán su pauta en Finanzas.

La lucha contra la covid, sin embargo, es asunto prioritario «en unos momentos en que día a día asistimos a una nueva máxima de incidencia», dijo Scholz, a modo de preámbulo a la presentación del pacto para la legislatura de 2021 a 2025, para desgranar varios puntos de actuación inmediata.

Junto a la creación de un equipo o gabinete de crisis, que analizará junto con expertos la evolución diaria de los contagios, Scholz se refirió al proyecto de ley para implantar la vacunación voluntaria en sectores profesionales esenciales -como personal sanitario y de atención a personas vulnerables.

«La primera potencia industrial de Europa se va a dotar de un nuevo gobierno, de una alianza inédita, cuyo propósito es modernizar este país, lo que reclama un gran esfuerzo», apuntó por su parte el líder de los Verdes, Robert Habeck, quien presumiblemente se convertirá en el ministro de Economía y Medio Ambiente.

«Estamos ante el gran desafío de una crisis sanitaria. Pero también ante otros desafíos persistentes, que debemos acometer, como la digitalización y la modernización del país», destacó el líder liberal, Christian Lindner, al que los medios sitúan al frente de Finanzas.

La hoja de ruta marcada prevé que Scholz se someta a la investidura del Parlamento en torno al 6 de diciembre para liderar el que será el primer tripartido a escala federal de Alemania, que pondrá fin a los 16 años de Merkel en el poder.

La lista de los ministros se dará a conocer en los próximos días, ya que su designación corresponde formalmente a cada partido. Pero en los medios se da por segura la asignación de Finanzas al líder liberal y de la supercartera de Economía y Medioambiente a Habeck.

Al Partido Socialdemócrata (SPD) de Scholz, la fuerza más votada en las elecciones generales con un 25,7 %, le corresponderán siete ministerios, entre ellos el de Sanidad, un ministerio con pocas competencias, puesto que corresponden a los «Länder», pero de gran relevancia.

Asimismo le corresponderá el recién creado ministerio de la Vivienda, así como Defensa, Interior, Trabajo y Asuntos Sociales.

Los Verdes -que obtuvieron un 14,8 %, su máximo histórico en unos comicios nacionales- tendrán cinco ministerios, entre ellos de Exteriores, probablemente para Annalena Baerbock.

El FDP, con un 11,5 %, se llevará junto a Finanzas las carteras de Justicia, Transportes y Educación.

Scholz pudo presentar un acuerdo de coalición 59 días después de los comicios generales del 26 de septiembre, en que el bloque conservador de Merkel, con Armin Laschet como candidato, cayó con el 24,1 % a su mínimo histórico en unas elecciones nacionales.

Las negociaciones comenzaron el 28 de septiembre en un encuentro entre la cúpula de verdes y liberales -socios menores en el futuro gobierno de coalición- que trascendió a posteriori y quedó inmortalizado en un selfi que muestra a los verdes Baerbock y Habeck y a los liberales Lindner y Volker Wissing.

La primera reunión entre ecologistas y liberales fue interpretada como un intento de buscar coincidencias y evitar así una situación como la de 2017, cuando tras semanas de conversaciones, el FDP dio por rota la negociación con verdes y conservadores.

APOYO AL CRECIMIENTO Y AL ESTADO DE DERECHO

La prioridad del crecimiento económico y su sostenibilidad, así como la defensa del estado de derecho son las claves del acuerdo de coalición anunciado hoy por socialdemócratas, verdes y liberales alemanes para el Ejecutivo que liderará Olaf Scholz en relación con la UE.

La declaración formal de los partidos alemanes indica que el nuevo Gobierno apoyará que las reglas fiscales de la Unión Europea se orienten hacia los objetivos de «garantizar el crecimiento, mantener la sostenibilidad de la deuda y garantizar inversiones sostenibles y respetuosas con el clima».

«El mayor desarrollo de las reglas de política fiscal debe basarse en estos objetivos para fortalecer su efectividad frente a los desafíos del momento», afirman el Partido Socialdemócrata (SPD), los Verdes y el Partido Liberal (FDP) en su declaración, que presentaron en Berlín.

«Queremos fortalecer y profundizar la unión económica y monetaria. El Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) ha demostrado su flexibilidad», agregan los partidos alemanes, quienes precisan que ese instrumento «debería ser más simple y transparente, también para fortalecer su aplicación».

En su programa de intenciones se refieren a los fondos europeos contra las consecuencias de la pandemia y considera, en concreto, que los «Next Generation es un instrumento limitado en términos de tiempo y cantidad y queremos que el programa de reconstrucción logre un repunte rápido y con visión de futuro después de la crisis en Europa».

«Eso también es del interés elemental alemán», agregan los miembros de la coalición, que advierten, sin embargo, de que «se deben cumplir las especificaciones cualitativas y las medidas de reforma acordadas en el marco» de esos fondos de recuperación.

En el acuerdo los tres partidos declaran que «la estabilidad de precios es fundamental para la prosperidad de Europa. Nos tomamos muy en serio las preocupaciones de la gente sobre el aumento de la inflación».

Afirman que el Banco Central Europeo «puede ejercer mejor su mandato, que está principalmente comprometido con el objetivo de la estabilidad de precios, cuando la política presupuestaria de la UE y de los Estados miembros cumple con sus responsabilidades».

RESPETO DEL ESTADO DE DERECHO

Socialdemócratas, verdes y liberales dedican una gran parte de su declaración al respeto del Estado de derecho en la UE, después de que durante los últimos meses las instituciones europeas hayan intervenido contra las violaciones cometidas en países como Polonia y Hungría.

«Queremos proteger eficazmente los valores en los que se basa la UE en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea. Instamos a la Comisión Europea, como guardiana de los tratados, a utilizar y hacer cumplir los instrumentos existentes sobre el estado de derecho de manera más coherente y rápida, incluidas las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)», afirman.

Y aseguran que en el Consejo de la UE Alemania «aplicará y desarrollará» de manera «más consecuente» los instrumentos existentes sobre la defensa del estado de derecho, incluido el mecanismo de condicionalidad en relación con el desembolso de los fondos europeos para los países que violen esos principios.

Los tres partidos alemanes apoyan además que la Comisión Europea pueda agrupar procedimientos abiertos contra Estados miembro que quiebren ese principio para ser más efectiva en su defensa y abogan por que «los derechos de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE puedan ser demandados ante el TJUE en el futuro, incluso si un estado miembro actúa dentro del ámbito de su legislación nacional».

En general, la declaración del futuro tripartito alemán en relación con Europa afirma que defienden una UE «que protege sus valores y el Estado de derecho interna y externamente y que los defiende con determinación. Como el estado miembro más grande, asumiremos nuestra responsabilidad especial en un entendimiento de servicio para la UE en su conjunto».

Además, son partidarios de reformas de los Tratados comunitarios con el objetivo de «conducir al desarrollo de un estado federal europeo federal, que también está organizado de manera descentralizada de acuerdo con los principios de subsidiariedad y proporcionalidad y se base en la Carta de los Derechos Fundamentales».

Editado por María Moya y Sandra Municio

Alemania, entre un Bundestag presidido por una mujer y Merkel en la tribuna

Berlín (EuroEFE).- El Bundestag alemán (parlamento federal) entró este martes en su vigésima legislatura presidido por la socialdemócrata Bärbel Bas, con la canciller Angela Merkel sentada en la tribuna y mientras el socialdemócrata Olaf Scholz negocia el relevo en el …