Los socialistas europeos dicen a Viktor Orbán que vetar el presupuesto de la UE daña a los húngaros

Orbán

Viktor Orbán, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Budapest (EuroEFE).- La presidenta del grupo socialista del Parlamento Europeo (PE), Iratxe García Pérez, ha advertido de que los húngaros se verán perjudicados si su primer ministro, Viktor Orbán, veta el presupuesto europeo en reacción a que las ayudas comunitarias se vinculen al cumplimiento del Estado de derecho.

La eurodiputada española aseguró al diario nepszava.hu que si Orbán bloquea las cuentas para el periodo 2021-2027 y el paquete de reconstrucción relacionado con la epidemia, “pone en peligro los intereses de los húngaros”, ya que las ayudas servirán principalmente para suavizar las consecuencias de la pandemia.

“Orbán difícilmente podría explicar a los húngaros por qué renuncia a un importante apoyo” en plena segunda ola de la pandemia, argumentó la política socialdemócrata.

García Pérez se refería así a la carta que el ultranacionalista Orbán ha enviado a la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, en la que asegura que no dará su visto bueno al presupuesto si este incluye el mecanismo de vigilancia del Estado de derecho.

El mecanismo, acordado el pasado jueves, vincula el desembolso de fondos europeos a que los países respeten los principios del Estado de derecho, y prevé que se puedan suspender o reducir cuando se produzcan violaciones que afecten significativamente a la buena gestión del presupuesto de la UE o los intereses financieros de la Unión.

Manfred Weber, presidente del grupo en la Eurocámara del Partido Popular Europeo (PPE), al que sigue perteneciendo, aunque suspendido, el Fidesz de Orbán, pidió ayer al primer ministro que no bloquee las negociaciones y le acusó de “secuestrar” el presupuesto y el fondo de recuperación.

En ese sentido, García Pérez declaró a nepszava.hu que “la UE no puede ser chantajeada”.

Orbán no puede vetar el mecanismo de Estado de derecho pero sí puede bloquear la aprobación del presupuesto plurianual o la decisión sobre recursos propios, que permite emitir deuda para financiar el fondo de recuperación, puesto que estos requieren unanimidad de los Veintisiete.

Hungría y Polonia son los dos países contra los cuales la UE ha iniciado procedimientos por la deriva de los valores fundamentales comunitarios y que se oponen categóricamente al mecanismo acordado.