Alentejo y Andalucía, ¿el futuro Silicon Valley de Europa?

Margarida Santos y Hugo Valadas, gerente de la Plataforma Aeroespacial Andalucía-Alentejo, impulsado desde el Parque de Ciencia y Tecnología del Alentejo, ubicado en la ciudad de Évora. EFE/Carlos García

Lisboa (EuroEFE).- En pleno desierto poblacional y en el polo sur de Europa, la región agraria portuguesa del Alentejo, que destaca como destino turístico por sus vinos y gastronomía, quiere ir de la mano con la española Andalucía para convertirse en un referente tecnológico de la UE, “el Silicon Valley ibérico”.

El germen se encuentra en la Plataforma Aeroespacial Andalucía-Alentejo, una iniciativa que pretende poner en el mapa a esta zona fronteriza hispanolusa, explica Hugo Valadas, gerente de este proyecto impulsado desde el Parque de Ciencia y Tecnología del Alentejo, ubicado en la ciudad de Évora.

El infrautilizado aeropuerto de Beja (Alentejo), los incentivos fiscales, el apoyo de los fondos europeos para estas regiones deprimidas, mano de obra cualificada y, sobre todo, la calidad de vida que ofrece el territorio a nuevos pobladores son algunos de los atractivos con los que pretenden llamar la atención de nuevos inversores.

 

Esta iniciativa se fraguó con el proyecto AERIS (2017-2020), financiado con 1,57 millones de los fondos Feder a través del Programa de Cooperación Transfronteriza Interreg España-Portugal (POCTEP), para impulsar el sector aeronáutico en Andalucía y el Alentejo.

Y tras los “exitosos” resultados, explica Valadas, sendas regiones fronterizas han puesto en marcha la segunda fase del proyecto con el programa ENDUPYMES, que también está financiado por el POCTEP con 1,34 millones de euros y que se extenderá hasta 2022 con el fin de aunar esfuerzos no sólo en la aeronáutica, sino también en los sectores naval y de la automoción.

En el punto de mira, la empresa CEIIA del Parque de Ciencia y Tecnología del Alentejo, y la brasileña DESAER, que han llegado a un acuerdo para el desarrollo, la comercialización y la industrialización de un nuevo prototipo de avión, el ATL-100.

“Se trata de un avión pequeño, diseñado para viajes cortos y CEIIA ya ha contratado para su desarrollo a 50 ingenieros aeronáuticos que operarán desde la región del Alentejo”, explica Valadas.

ALENTEJO, UNA REGIÓN DE ALTOS VUELOS

A hora y media en coche de Lisboa y otro tanto de Faro -la capital del Algarve, principal destino turístico luso-, en Beja se encuentra un aeropuerto que, como asegura Valadas, está “infrautilizado” y no recibe vuelos.

Es un aeropuerto atípico, sus terminales están vacías, el único vehículo aparcado es un turismo de la policía, no hay ruido de aviones aterrizando y apenas se ven un par de aeronaves en su interior en espera de ser reparadas.

Aeropuerto ubicado en la ciudad portuguesa de Beja, en la región del Alentejo. EFE/Carlos García

 

El único operador de este aeropuerto es Air Fly, continúa Valadas, una empresa que desarrolló un importante papel en el abastecimiento de material médico para luchar en Portugal contra la pandemia de coronavirus, especialmente durante la primera oleada.

Se encargó de traer material sanitario de China que descargaba en el aeropuerto de Beja y se distribuía, posteriormente, por todo el país.

“Es un aeropuerto logístico y de apoyo para algunos vuelos puntuales”, explica Valadas, que recuerda que esta infraestructura nació hace décadas como base aérea que fue utilizada por los alemanes.

Ahora, sin uso definido, el cluster aeronático hispanoluso ve en esta infraestructura un buen motor para el despegue tecnológico en Andalucía y Alentejo.

“De aquí a veinte años, la región del Alentejo no sólo será vinos y gastronomía, también habrá un polo industrial para que nos miren de otra manera”, vaticina.

 

AIRBUS OTEA ALENTEJO

Entre los frutos del trabajo desarrollado desde 2019 por la plataforma que han formado Andalucía y Alentejo está el interés despertado por el aeropuerto de Beja en Airbus, el mayor grupo aeroespacial del mundo.

Desde este cluster ibérico explican que el espacio aéreo está cada vez más congestionado, especialmente en la zona francesa de Toulouse, donde Airbus desarrolla sus test de vuelo.

Y en este sentido, el aeropuerto de Beja “puede ser idóneo”, ya que es una zona que no tiene vuelos, sus condiciones climatológicas son “privilegiadas” y, además, “se puede volar en esta zona en torno a 300 días al año”, argumenta Hugo Valadas.

Ante la dificultad de encontrar corredores aéreos en Europa, el interior de la región del Alentejo puede ser vista como una alternativa idónea.

Además, el pequeño aeropuerto de esta ciudad portuguesa aspira a ganar relevancia con el desarrollo de una planta de hidrógeno que se va a construir en el puerto de Sines (costa atlántica del Alentejo) con una inversión de 5.000 millones de euros, ya que está considerado un punto estratégico del corredor del sudoeste ibérico.

“El aeropuerto ganará con eso”, explica Valadas, y también con la modernización de las conexiones ferroviarias que unirán este enclave con la capital de España.

RELANZAR EL AERÓDROMO DE ÉVORA

En la Universidad de Évora (Alentejo) forman mano de obra especializada para futuras empresas tecnológicas que se quieran asentar en esta zona del interior portugués, donde existe un aeródromo, ahora paralizado, que ha formado en las últimas décadas a pilotos de diferentes países europeos.

“Este aeródromo de Évora, donde se han formado el 10 % de los pilotos portugueses, va a empezar a funcionar a partir del próximo año”, avanzan desde la plataforma.

El objetivo es recuperar su marchamo de escuela internacional, ya que en ella se han formado numerosos pilotos de toda Europa, de países como Alemania, Suecia o Dinamarca, entre otros muchos.

Margarida Santos y Hugo Valadas, gerente de la Plataforma Aeroespacial Andalucía-Alentejo, impulsado desde el Parque de Ciencia y Tecnología del Alentejo, ubicado en la ciudad de Évora. EFE/Carlos García

 

SEIS PROYECTOS I+D Y CUATRO STARTUP

Durante el trabajo conjunto entre Alentejo y Andalucía desarrollado desde 2019 han surgido cuatro startup ubicadas en Sevilla y 6 nuevos proyectos relacionados con la industria aeronáutica.

Una de las empresas tecnológicas creadas es Aerocad Aeropolis, destinada a la formación, mientras que Edair Technologies trabaja en proyectos de defensa y soporte de flota de aeronaves.

Airvant nació para revolucionar la optimización de los almacenes industriales con el uso de drones y Vertical Engineering ofrece soluciones avanzadas mediante la tecnología del dron.

Entre los proyectos de innovación surgidos de esta plataforma hispanolusa destacan algunos como AERIAL-CORE, que pretende consolidar el liderazgo europeo en la robótica aérea mundial con drones e inteligencia artificial, o Hyfliers, que desarrollará dos prototipos para el primer robot híbrido (aéreo y terrestre) del mundo.

El objetivo de toda esta sinergia hispanolusa es claro, que “Andalucía y Alentejo” sean un referente europeo tecnológico y se cree el “Silicon Valley ibérico”.

Texto, fotos y vídeo: Carlos García

Edición: Mar Marín

Pódcast: Esmeralda Antona

Coordinación: Miriam Burgués

 

Este reportaje forma parte de la serie “Historias Transfronterizas de Cohesión Europea”, #HistoriasTransfronterizas, #CrossBorder, un proyecto de la Agencia Efe financiado con el apoyo de la Comisión Europea. La información es responsabilidad exclusiva de su autor. La Comisión no es responsable de la utilización que pueda hacerse de ella