Mejorar la vida con cáncer, una lucha que avanza en la Raya

Mejorar la atención y terapias para aumentar la calidad de vida de los enfermos de cáncer fuera del hospital es un reto con nuevas respuestas en la frontera entre Portugal y España, donde está en marcha un proyecto que amplía servicios para allanar dificultades de pacientes y familiares. EFE/Associação Oncológica do Algarve/SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)

Lisboa (EuroEFE).- Mejorar la atención y terapias para aumentar la calidad de vida de los enfermos de cáncer fuera del hospital es un reto con nuevas respuestas en la frontera entre Portugal y España, donde está en marcha un proyecto que amplía servicios para allanar dificultades de pacientes y familiares.

Psicólogos que se acercan a donde sea necesario o la implementación de terapias del habla y fisioterapia son algunos de los cambios que se han vivido en el último año en las regiones portuguesas de Alentejo y Algarve, y en la española provincia de Huelva, todas en el sur de la Península Ibérica.

En estas zonas se despliega el programa Movimiento Oncológico por la Vida, financiado con 726.853 euros de los fondos FEDER a través del Programa de Cooperación Transfronteriza Interreg España – Portugal (POCTEP).

La idea es mejorar la situación actual y concienciar sobre la importancia de la prevención.

MÁS TERAPIAS Y PSICÓLOGO A DOMICILIO

“Con respecto a pacientes y familiares lo que nos proporciona POCTEP es llegar a muchas más personas, porque nos ha permitido en primer lugar desplazarnos por la provincia” de Huelva, explica a Efe Felisa Gimeno, de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), beneficiaria del proyecto en la parte española.

Gimeno cuenta que aunque la provincia no sea demasiado grande, el hecho de tener su sede en la ciudad de Huelva hacía que “muchas veces” los pacientes no pudieran desplazarse para obtener, por ejemplo, atención psicológica.

Ahora es el profesional el que se desplaza donde sea necesario, cada semana o quince días, según se necesite, hasta locales cedidos por ayuntamientos o el propio domicilio “en el caso de cuidados paliativos”.

También han conocido “otras formas de trabajo en Portugal”, relacionadas sobre todo con la fisioterapia.

“Estamos apuntando ideas y formas de hacer diferentes”, destaca Gimeno, que describe este aprendizaje como “muy enriquecedor”.

Ya en el lado portugués, Jaime Ferreira, de la Associação Oncológica do Algarve (AOA), cuenta que como consecuencia del proyecto han implementado nuevas actividades no disponibles antes en la zona, como terapia del habla, enfermería para pacientes con cirugías en intestinos o tráquea, o fisioterapia especializada.

“Todo esto en la sede, para agregar al apoyo psicológico” que ya prestaban, explica Ferreira, todo un cambio si se compara con las anteriores actividades en AOA: apoyo psicológico, iniciativas para recaudar fondos y venta de prótesis a precio de coste.

“Nuestra actividad nunca pasó tanto por el apoyo directo al paciente oncológico”, resume.

EFE/Associação Oncológica do Algarve/SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)

 

BATALLA SIN TREGUA AL CÁNCER DE PIEL

A estas novedades se une un fuerte refuerzo en campañas de prevención, especialmente sobre el melanoma, un peligro en ascenso.

“Tenemos muchos kilómetros de costa, tanto aquí como en el Algarve, y está subiendo la incidencia del melanoma. Entonces pensamos que necesitábamos hacer una campaña importante en este sentido”, expone Gimeno.

Ambas asociaciones han desplegado “minicaravanas” con información interactiva: en función del color de pelo y ojos se “ve que tipo de cuidados debe tener la persona, cuántas horas puede estar al sol” y se les daba un protector después.

Estos vehículos “han llamado mucho la atención” y han permitido dar información a más de 8.000 personas el año pasado, con previsión de atender esta temporada estival a 15.000, dice Gimeno, que matiza que también atenderán durante todo el año a quienes trabajen al sol, con jornaleros en “los campos de fresa de Huelva”.

La prevención se ha trabajado además con las escuelas, donde estaba previsto que se dieran charlas por profesionales de ambos lado pero que, por culpa de la covid, han tenido que adaptarse a formato digital cuando fue posible, y también a la elaboración de vídeos formativos.

“Ha sido un reto, este año todo lo que se ha hecho ha sido un reto”, valora Gimeno.

UN CONGRESO PARA COMPARTIR CONOCIMIENTO

Otra de las vertientes de la iniciativa afectada por la covid pero que acabó por tener un llamativo éxito fue un congreso realizado desde Huelva el pasado mayo, finalmente en formato digital.

Pacientes, familiares y profesionales “de primer nivel” participaron en una cita que cosechó “muchísima difusión”, en palabras de Gimeno: más de 700 inscritos y hasta 500.000 visitas a la web de la cita.

El proyecto hispanoluso se desarrollará hasta la próxima primavera, aunque ambas partes dejan claro que ya están trabajando para consolidar los nuevos avances más allá de esa fecha.

Edición: Mar Marín

Coordinación: Miriam Burgués

 

Esta crónica forma parte de la serie “Historias Transfronterizas de Cohesión Europea”, #HistoriasTransfronterizas, #CrossBorder, un proyecto de la Agencia Efe financiado con el apoyo de la Comisión Europea. La información es responsabilidad exclusiva de su autor. La Comisión no es responsable de la utilización que pueda hacerse de ella