Una guía bilingüe transfronteriza para “comer diferente y bien”

Imagen de uno de los alimentos texturizados que aparecen en el recetario elaborado dentro del programa europeo PYRHEQUAL. EFE/POCTEFA/SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRA LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA

Madrid (EuroEFE).- De la cooperación transfronteriza en los Pirineos orientada a la inclusión de las personas con discapacidad o dependencia ha nacido, con financiación europea, una pionera guía bilingüe para ayudar a los que padecen de disfagia y un recetario para “comer diferente y bien”.

Estos documentos han sido impulsados por el proyecto PYRHEQUAL (Pirineos-Hándicap-Equidad Social), en colaboración con la asociación CADIS Huesca (Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad) y el programa H+I (Huesca más inclusiva).

PYRHEQUAL, financiado con fondos europeos del programa POCTEFA, es un proyecto entre entidades que trabajan con personas con discapacidad y dependencia con el objetivo de crear una red transfronteriza de innovación entre España, Francia y Andorra destinada a mejorar su calidad de vida.

La guía elaborada por Ana Cortés, nutricionista de CADIS Huesca, nace para actuar como referencia para los profesionales de la salud y la atención implicados en mejorar la vida de las personas con discapacidad o dependencia que padecen de disfagia.

“Constatamos que muchos trabajadores de la atención a personas con discapacidad no tenían la formación adecuada sobre disfagia, por lo que desarrollamos material formativo para profesionales a ambos lados de la frontera”, apuntó a Efe Marta Peña, gerente de CADIS Huesca.

La disfagia es la dificultad para la deglución de alimentos sólidos o líquidos, o incluso la saliva. No es una enfermedad, sino un síntoma derivado de una situación física, neurológica o degenerativa.

Se estima que en torno a un 10% de la población mundial la sufre, aunque solo un 20% está diagnosticada, y puede llegar a producir complicaciones graves para la salud como malnutrición, deshidratación o riesgo de neumonía con alta tasa de mortalidad.

Es un problema que va adquiriendo cada vez más envergadura debido al aumento de la esperanza de vida de la población, puesto que su prevalencia crece con la edad, diagnosticándose en entre el 30 y el 60 % de la población de más de 65 años. Además, algunos colectivos de personas con discapacidad y dependencia presentan mayor incidencia de este trastorno.

ALIMENTOS TEXTURIZADOS

Esta guía presta especial atención a los texturizados, elaboraciones culinarias que modifican las características de los alimentos con la finalidad de que sean seguros, nutritivos y atractivos sensorial y visualmente.

Suponen un cambio radical para una persona que ha de comer, de por vida, alimentos adaptados por discapacidad, dependencia o envejecimiento.

 

PYRHEQUAL ha querido publicar también un recetario para sacar el máximo provecho a este tipo de alimentos inclusivos. “Comer diferente, comer bien: recetas seguras para chuparse los dedos” es el resultado de cuatro años de trabajo conjunto de profesionales, personas con disfagia, aliados y colaboradores del grupo de Gastronomía Inclusiva.

El recetario ha recibido el apoyo de instituciones como el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Huesca.

RETOS FUTUROS

Marta Peña explicó a Efe que para coordinar las acciones con Francia se crearon grupos de trabajo multidisciplinares, pero el liderazgo lo mantuvieron desde las asociaciones españolas, con más experiencia en el campo de la alimentación inclusiva.

La guía es un documento técnico que trata de simplificar el conocimiento científico, dirigida a personal sanitario fundamentalmente, mientras que el recetario está enfocado a colectividades y profesionales de la alimentación.

Estos documentos están llamados a convertirse en herramientas fundamentales para consultar dudas, formar a terapeutas y auxiliares que atienden a personas con discapacidad o dependencia y, en definitiva, para mejorar el tratamiento de las personas con disfagia y, con ello, su calidad de vida.

El reto ahora es “seguir adelante con el objetivo de desarrollar herramientas para familias y personas con disfagia”, adelantó Peña, “con acciones como la elaboración de un nuevo recetario dirigido a particulares”.

Editado por Miriam Burgués

 

Esta crónica forma parte de la serie “Historias Transfronterizas de Cohesión Europea”#HistoriasTransfronterizas#Crossborder, un proyecto de la Agencia Efe financiado con el apoyo de la Comisión Europea. La información es responsabilidad exclusiva de su autor. La Comisión no es responsable de la utilización que pueda hacerse de ella.