El coronavirus sigue sin dar respiro a Europa

Imagen del centro semidesierto de Milán (Italia) el 5 de noviembre de 2020. EFE/EPA/MATTEO CORNER

El coronavirus avanza en Europa a pasos agigantados y bate récords en Francia, España, Italia o Alemania. La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaba este jueves de un alarmante aumento de los contagios en el mundo, con 530.000 nuevos positivos y casi 10.000 fallecidos en un solo día.

Rusia, Francia y España se sitúan, por este orden, al frente de los países europeos en cuanto a infecciones, mientras que en número de defunciones el primer lugar lo ocupa el Reino Unido (47.742), seguido de Italia, Francia y España. La segunda ola de la pandemia y las restricciones aplicadas para contenerla generan cada vez más incertidumbre sobre la solidez de la recuperación económica, mientras aumentan las dudas sobre si serán suficientes los fondos acordados en la Unión Europea (UE) ante la crisis. No obstante, la Comisión Europea (CE) mejoró este jueves sus previsiones económicas de la eurozona y la UE para 2020 respecto a las publicadas en julio. Ahora pronostica una caída del producto interior bruto (PIB) del 7,8 % en el área de la moneda única y del 7,4 % en los Veintisiete.

 

“Tras la recesión más profunda en la historia de la UE en la primera mitad de este año y una mejora muy notable en el verano, la recuperación de Europa se ha interrumpido debido al resurgimiento de los casos de COVID-19”, afirmó el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni. Agregó que se prevé que el crecimiento “se pare” en el cuarto trimestre de 2020 y se reanude en los primeros tres meses del próximo año. Entre las principales economías de la eurozona, la mayor caída del PIB en 2020 se producirá en España (12,4 % menos), seguida de Italia (9,9 %), Francia (9,4 %), Alemania (5,6 %) y Países Bajos (5,3 %). Durante 2021, el crecimiento económico será mayor en Francia (5,8 %), seguida de España (5,4 %), Italia (4,1 %), Alemania (3,5 %) y Países Bajos (2,2 %).

En Estados Unidos la tercera noche de escrutinio tras las elecciones presidenciales tiene todos los focos puestos sobre Pensilvania, llamada a decantar la balanza en las próximas horas en favor del candidato demócrata, Joe Biden, que está a punto dar la vuelta al resultado en ese estado clave. La victoria en Pensilvania aportaría a Biden los delegados necesarios para proclamarse vencedor de estas elecciones, aunque también siguen en juego Georgia, Arizona y Nevada, todos ellos con recuentos de infarto y estados que el presidente Donald Trump necesita ganar para darle la vuelta a la tendencia actual. Biden suma 264 delegados en el Colegio Electoral (aunque algunos medios cuestionan los 11 de Arizona), mientras que Trump tiene 214. Ambos necesitan un mínimo de 270 para ganar.

La Comisión Europea (CE) mostró este jueves su confianza en que el “robusto” sistema estadounidense pueda resolver cualquier queja o disputa sobre los resultados de las elecciones presidenciales. “Confirmo que estamos siguiendo la situación, el proceso electoral en Estados Unidos, y bastante de cerca porque tiene un interés y relevancia obvios para la Unión Europea”, indicó el portavoz jefe de la institución, Eric Mamer. También reiteró que en este momento no le corresponde al Ejecutivo comunitario “comentar el proceso electoral en Estados Unidos”, pero dejó claro su confianza en el sistema estadounidense.