Optimismo europeo sobre la vacuna y el plan de recuperación poscovid

Un hombre pasea frente a la sede de la farmacéutica Pfizer en Nueva York (Estados Unidos). EFE/Justin Lane

Hacían falta buenas noticias y han llegado por partida doble. Por un lado, el anuncio de que la vacuna contra la covid-19 que desarrollan las empresas Pfizer y BioNTech tiene una efectividad del 90 %. Por otro, los países de la Unión Europea (UE) y la Eurocámara han dado un paso fundamental para poner en marcha su billonario plan de recuperación económica pospandemia al alcanzar un acuerdo sobre su marco financiero para 2021-2027.

La Comisión Europea (CE) prevé adoptar este miércoles, y firmar en los próximos días, el acuerdo con Pfizer y BioNTech para suministrar 300 millones de dosis de su vacuna. «Hemos concluido las negociaciones y nuestro objetivo es que el contrato sea firmado en los próximos días. Será adoptado posiblemente mañana en el colegio (de comisarios)», dijo el martes la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, en una entrevista con varias agencias de noticias. Una vez que la Comisión Europea dé luz verde, los Estados miembros tienen cinco días para decidir si participan en el contrato y, solo superado este trámite, se finaliza y firma el acuerdo. «Hasta ahora todo el mundo ha optado por participar, pero no es obligatorio. La firma como tal no tendrá lugar mañana. Primero lo adoptamos y luego esperamos a la decisión de los Estados miembros», explicó Kyriakides.

 

Mientras, tras dos meses de intensas negociaciones con mediación de la CE, el Consejo y el Parlamento acordaron reforzar con 16.000 millones de euros (unos 18.900 millones de dólares) el presupuesto e introducir en los próximos años nuevas tasas y medidas de ingresos para alimentar las arcas comunitarias. Los líderes de la UE consensuaron en julio el presupuesto 2021-2027 (fijado entonces en 1,074 billones de euros o 1,27 billones de dólares) y un Fondo de Recuperación con 750.000 millones (unos 887.000 millones de dólares), pero para activarlos era imprescindible el acuerdo con la Eurocámara. El presupuesto era el último gran escollo para ello después de que la semana pasada pactasen el mecanismo que condicionará los fondos europeos al respeto al estado de Derecho y a falta de consensuar el reglamento sobre el acceso al Fondo de Recuperación. El acuerdo debería allanar el camino para que los Estados miembros inicien la ratificación en sus parlamentos nacionales de la legislación que permitirá a la Comisión emitir la deuda para financiar el Fondo de Recuperación, algo que varios se negaban a hacer hasta tener un acuerdo sobre todo el paquete de recuperación.

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, inaugura este miércoles el foro anual que la entidad realiza en Sintra (Portugal), que esta vez será virtual por la pandemia y debatirá sobre la necesidad de los bancos centrales de adaptarse continuamente ante los cambios. La cita, que durará dos días, reunirá a gobernadores de bancos centrales, académicos, representantes de los mercados financieros y periodistas para analizar el papel de los bancos centrales y las cambiantes circunstancias nacionales e internacionales, incluido el impacto de la covid-19.

Por su parte, el pleno del Parlamento Europeo debatirá el resultado de las elecciones en Estados Unidos. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, apostó este martes por ofrecer al próximo Gobierno estadounidense del demócrata Joe Biden un «liderazgo conjunto» para afrontar los «desafíos de hoy». Von der Leyen abogó también por abrir «una nueva agenda transatlántica» que incluya cuestiones como la seguridad, la sostenibilidad, el comercio o la regulación tecnológica.