Se atasca la negociación del Fondo de Recuperación y el presupuesto de la UE

Un hombre camina por una calle desierta en Praga. EFE/EPA/MARTIN DIVISEK

La décima reunión del llamado trílogo europeo -Eurocámara, Consejo y Comisión- para tratar de alcanzar un acuerdo sobre el presupuesto de la Unión Europea (UE) para 2021-2027 y el Fondo de Recuperación por la pandemia ha terminado “sin apenas progreso”.

“Las negociaciones trilaterales sobre el presupuesto de la UE y el Fondo de Recuperación terminaron sin apenas progreso esta noche. Las negociaciones siguen siendo muy difíciles, quedan lagunas sustanciales. Las conversaciones continúan a nivel técnico”, tuiteó el portavoz de la presidencia alemana de turno de la UE, Sebastian Fischer. La imposibilidad, por el momento, de superar esas “lagunas sustanciales” puede hacer que se demore la entrada en vigor del presupuesto y del Fondo de Recuperación por la pandemia más allá de enero de 2021 si persiste el bloqueo en la negociación.

En un comunicado, los seis negociadores de la Eurocámara aseguraron que este miércoles habían hecho “una propuesta innovadora” sobre “el tema crítico de cómo contabilizar los costes de la deuda común en el próximo presupuesto de la UE a largo plazo”, y que el Consejo “la ha rechazado ciegamente”. El Parlamento pide un incremento de 39.000 millones de euros para el periodo 2021-2027, pero la presidencia del Consejo calcula que con el sistema propuesto por la Eurocámara el aumento equivaldría en realidad a 90.000 millones, una cifra inaceptable para los Estados.

La pandemia de la covid-19 sigue empeorando en Europa y este jueves los líderes de la UE tratarán de avanzar en una cumbre por videoconferencia en el reconocimiento mutuo de las pruebas de detección del virus y explorarán cómo los países pueden ayudarse entre ellos en esta segunda ola. El secretario de Estado español para la UE, Juan González-Barba, asegura que España está a favor de la máxima coordinación posible para garantizar la movilidad dentro del bloque, al mismo tiempo que se ofrecen garantías sanitarias contra la covid-19. “La posición española siempre ha sido intentar que haya el máximo de coordinación posible”, declaró González-Barba a Efe en Viena, donde tuvo un encuentro este miércoles con la ministra austríaca para Europa, la conservadora Karoline Edtstadler.

Importante también este jueves la reunión del Banco Central Europeo (BCE). La entidad mantendrá su política monetaria y esperará a ver los efectos de la segunda ola de la pandemia y los nuevos confinamientos en la economía de la zona del euro. La mayor parte de los analistas coincide en que el BCE no moverá ficha este mes y que, como muy pronto, aumentará los estímulos monetarios en diciembre. Algunos, incluso, prevén que esperará hasta marzo de 2021 antes de ampliar el volumen de compra de deuda para afrontar la crisis económica por la pandemia.

La austríaca Christa Schweng asumió este miércoles la presidencia del Comité Económico y Social Europeo (CESE) con el objetivo de reconstruir “la unidad y el prestigio” de este organismo e influir en las políticas de la UE. Scheweng asume el cargo en un momento delicado, ya que últimamente se han alzado algunas voces críticas sobre la utilidad y función de este órgano, especialmente tras las denuncias de un caso de supuesto acoso psicológico por parte de uno de sus miembros más antiguos. Está previsto que la austríaca pronuncie su discurso este jueves por videoconferencia en el pleno constitutivo del nuevo mandato del CESE, en el que más del 40 % de sus 329 miembros son nuevos.

Y el Instituto Europeo para la Igualdad de Género (EIGE) revelará este jueves los resultados de un estudio sobre el avance de la igualdad de género en la UE, con un índice que clasifica la situación de cada uno de los Estados miembros.