La investigación de la Corte PenaI Internacional (CPI) que preocupa a Israel

Un manifestante palestino corre en busca de refugio durante una protesta contra los asentamienrtos judíos en el pueblo de Bet Dajan cerca de Nablus.EFE/EPA/ALAA BADARNEH/archivo

Jerusalén (EuroEFE).- La investigación de la Corte Penal Internacional (CPI) abordará posibles crímenes de guerra en los territorios ocupados cometidos tanto por las milicias palestinas como por Israel, pero es este quien ha recibido con preocupación la decisión y se prepara para proteger a soldados y ciudadanos ante posibles imputaciones.

Supone “un enorme daño hacia Israel” y perjudica su imagen y posición ante la opinión pública mundial, señala a Efe el analista israelí Aviv Bushinsky, quien cree que el paso de la CPI implica “volver varios años atrás” en el conflicto palestino israelí.

La fiscal general del tribunal, Fatou Bensouda, que dejará el cargo este junio, formalizó ayer el inicio de pesquisas para determinar si desde el 13 de junio de 2014 se cometieron crímenes de guerra en los territorios palestinos ocupados de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este.

Los hechos en el punto de mira son la Operación Margen Protector en Gaza de 2014, las Marchas del Retorno en la franja de 2018 y la colonización israelí a través del traslado de su población civil a territorio ocupado palestino.

Además, examinará el lanzamiento de cohetes hacia Israel por el movimiento islamista, Hamás, así como otras milicias armadas desde el enclave costero palestino.

NUEVO ELEMENTO EN EL CONFLICTO PALESTINO-ISRAELÍ

“Es uno de los acontecimientos más importantes que se han producido en el conflicto palestino-israelí” en los últimos 15 años, sentenció en el digital local Walla el periodista Barak Ravid.

Como él, varios analistas en Israel consideran que la decisión influirá negativamente en las ya tensas relaciones entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que celebró la decisión de La Haya. Las posibilidades de futuras negociaciones políticas se alejan.

La autoridades palestinas llevan años empujando para este proceso con sendos informes y documentos presentados, desde que en 2015 Palestina ratificara el Estatuto de Roma, como Estado observador de la ONU, lo que abrió a que el tribunal internacional iniciase una investigación.

Aunque el proceso todavía es inicial, la percepción es que no se detendrá.

La CPI da luz verde a una investigación en Palestina por crímenes de guerra

La Haya (EuroEFE).- La Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) dio hoy luz verde a una investigación en Palestina después de que los jueces confirmasen en febrero que el tribunal tiene jurisdicción para juzgar supuestos crímenes de guerra presuntamente …

UNA INVESTIGACIÓN QUE SE PREVÉ LENTA

Las investigaciones de la CPI son lentas y las siguientes fases del proceso llevarán tiempo. Las posibles órdenes de arresto internacional que podría haber sobre ciudadanos israelíes en países miembros de la CPI “son algo histéricas, o como mínimo prematuras”, considera Raviv.

Bushinsky prevé que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, realice una profunda labor diplomática en los próximos meses para intentar revertir la situación a través de sus extensas conexiones internacionales con embajadores en Naciones Unidas y La Haya (sede de la CPI).

Tampoco está claro si el sucesor de Bensouda, el letrado británico Karim Khan, que le reemplazará en el cargo el próximo junio, seguirá y cómo el camino de su predecesora.

Las autoridades israelíes llevan tiempo preparándose para una eventual investigación como la anunciada ayer, y sopesan nuevas medidas y recursos para proteger a soldados, mandos militares o a cargos políticos en activo o retirados que pudieran quedar expuestos.

Se coordinan para ello con la Administración de EE.UU. de Joe Biden, que ayer rechazó la apertura de pesquisas, lo que supone un gran respaldo para Israel.

SIGUIENTES PASOS

Ahora, la fiscal general de la CPI, Fatou Bensouda, debe seguir una serie de protocolos marcados que en primer término implicará el envío de una carta oficial al Gobierno israelí informándole formalmente de la intención de abrir investigaciones.

En esta, pedirá a las autoridades si están dispuestas a examinar los presuntos crímenes por los cuáles se les investiga, y estas tendrán 30 días para responder.

Israel no es un Estado miembro de la CPI, no reconoce su legitimidad y considera que esta no tiene jurisdicción para investigar en los territorios palestinos, lo que genera dudas sobre las posibilidades operativas a los que se enfrentará el tribunal para investigar en zonas bajo control directo o bloqueo israelí.

Editado por Virginia Hebrero