Bruselas analizará ampliar los delitos que permiten una euroorden automática

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, este lunes en un debate en el pleno del Parlamento Europeo. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Bruselas (EuroEFE).- El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, señaló este lunes que la Comisión Europea (CE) considerará ampliar la lista de delitos por los que se puede entregar automáticamente a un ciudadano para el que otro Estado miembro ha solicitado una orden europea de arresto.

Esta es una de las solicitudes que le ha planteado el Parlamento Europeo (PE) en un informe de iniciativa legislativa debatido hoy en el pleno, impulsado por el eurodiputado del PP Javier Zarzalejos y que se someterá a voto esta semana para remitirse posteriormente a la Comisión Europea, que decide si tener en cuenta las recomendaciones en una potencial reforma.

“La lista tal y como está cubre la mayoría de los delitos que los Estados miembros consideran delitos graves dentro de la UE. Dicho esto, la Comisión analizará la cuestión detalladamente para ver si hay más delitos que deberían incluirse en esta lista o bien si es necesario definir con mayor precisión los delitos que están ya mencionados en la actual”, señaló Reynders ante el pleno del PE.

En el texto propuesto por el conservador español Zarzalejos se propone incluir en esta lista los “crímenes contra la integridad constitucional de un Estado miembro que involucren el uso de la violencia”, así como los crímenes ambientales, ciertas formas de evasión fiscal, abusos sexuales o violencia de género, entre otros.

El comisario belga, que dijo que “tomará buena nota” de estas propuestas, señaló que el Ejecutivo comunitario ya trabaja en una iniciativa para extender esa lista e incluir algunos delitos de odio o de violencia contra las mujeres.

Por su parte, Zarzalejos recalcó que la euroorden es “el logro más destacado en materia de cooperación judicial que se ha alcanzado en la UE” y afirmó que la cooperación es la “única alternativa a la impunidad”.

“Sustituir el procedimiento de extradición basado en la desconfianza entre sistemas jurídicos por un procedimiento de entrega basado en la confianza entre los países miembros y el reconocimiento mutuo de las resoluciones judiciales constituyó un verdadero salto cualitativo mediante la eliminación de espacios de impunidad”, subrayó el diputado popular.

Zarzalejos señaló además que el rechazo de un país a una euroorden solicitada por un socio europeo debe ser la excepción y no la norma, y en cualquier caso debe estar debidamente fundamentada, y pidió que las desviaciones de este principio “sean corregidas a través de los procedimientos de infracción pertinentes”.

Si bien el texto acordado por la mayoría de la Eurocámara no menciona el caso de los políticos catalanes huidos de España a Bélgica y Escocia tras el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, en el debate posterior sí intervinieron la diputada de ERC Diana Riba y la de JxCat Clara Ponsatí.

“La confianza mutua no puede confundirse con la confianza ciega, ya que existen países en la UE con evidentes deficiencias en materia judicial”, dijo Riba, mientras que Ponsatí arguyó que el problema no es la aplicación de la euroorden sino la “contaminación del sector judicial en España”.

Editado por Miriam Burgués