El TC polaco falla contra la primacía de la UE sobre la Constitución del país

Alt-El-primer-ministro-polaco-Mateusz-Morawiecki-en-una-fotografia-de-archivo.-EFE-EPA.PASCAL-ROSSIGNOL.jpg

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/PASCAL ROSSIGNOL

Cracovia (Polonia)/Luxemburgo (EuroEFE).- El Tribunal Constitucional (TC) polaco interpretó este jueves que algunos artículos del tratado de adhesión a la UE son «incompatibles con la Constitución» en un fallo que avala la oposición de Varsovia a aplicar leyes y disposiciones de las instituciones de los 27. En respuesta, el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, dijo que Bruselas tomará medidas para defender la primacía del Derecho europeo.

Tres de los cinco jueces que componían el panel de la corte votaron a favor de esta sentencia, mientras que otros dos se mostraron contrarios a ella y presentaron una declaración separada en un caso que ha enturbiado durante meses las relaciones entre Polonia y el resto de los 27.

Según el fallo, leído por la presidenta del Tribunal, Julia Przylebska, «los organismos de la UE operan fuera de los límites de las competencias otorgadas por la República de Polonia y por tanto, determinadas disposiciones del tratado de adhesión son inconstitucionales».

RESPUESTA A LA PREGUNTA DEL PRIMER MINISTRO

La sesión de hoy concluye el examen de la pregunta elevada por el primer ministro, Mateusz Morawiecki, sobre las «amplias y razonables dudas» que expresó tener sobre la prevalencia de las leyes de la UE sobre la Constitución de Polonia.

Asimismo, el TC falló que «el intento de interferir en el ordenamiento judicial polaco por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) viola los principios del Estado de derecho, el principio de supremacía de la Constitución y el principio de preservación de la soberanía en el proceso de integración europea».

El Tribunal considera que Polonia no ha delegado el poder de administrar su sistema de Justicia y la aplicación de las sentencias del TJUE, por encima de la Constitución o en conflicto con la Constitución, significaría la pérdida de la soberanía legal.

La presidenta del Tribunal enfatizó que «ninguna autoridad de la República de Polonia puede permitir que esto suceda».

Según la sentencia, el artículo 1, primer y segundo párrafos, y el artículo 4, sección 3 del Tratado de Adhesión a la Unión Europea, son inconstitucionales.

Por otro lado, dice la sentencia, «si bien el segundo párrafo del artículo 1 del tratado de adhesión establece que los Estados miembros se comprometen a garantizar una protección jurídica eficaz en los ámbitos cubiertos por la legislación de la UE y por tanto el TJUE tiene competencia para pronunciarse sobre el sistema judicial polaco, entre las competencias transferidas por Polonia a la UE, no está la de la organización del poder judicial».

RETIRADA DE LA UE COMO POSIBLE CONSECUENCIA

La sentencia afirma que «sobre la base de la jurisprudencia del TC, en caso de conflicto insalvable entre el derecho de la UE y la Constitución polaca son posibles las siguientes consecuencias: cambio de la Constitución, cambio de la ley europea o retirada de la UE».

En conclusión, según el TC polaco, «la UE no tiene competencia para evaluar a la Justicia polaca y su funcionamiento», con lo que se rechazan también las exigencias de desmantelar la reforma judicial que el Gobierno polaco emprendió en 2015.

El fallo se produce tras cuatro aplazamientos y después de la petición, por parte del Defensor del Pueblo, de recusar a tres de los jueces del Tribunal, por considerar sus nombramientos, hechos tras la reforma judicial, ilegales.

De los 14 jueces que componen el Tribunal, 10 han sido nombrados por Ley y Justicia (PiS, el partido gubernamental) en los últimos años.

La jueza Pawlowicz, que forma parte de ese grupo de jueces, se refirió a las leyes europeas durante la vista como a «regulaciones extranjeras».

Varsovia mantiene abiertos varios contenciosos legales con Europa, uno de los más cuales es la creación de una polémica Sala Disciplinaria, con capacidad para sancionar, destituir o trasladar contra su voluntad a cualquier juez del país.

El pasado miércoles, el TJUE desestimó que «transferir a un juez, sin su consentimiento, a otro tribunal o a otra sala de un mismo tribunal, puede violar los principios de inamovilidad e independencia de los jueces», lo que Morawiecki calificó de «intento de atacar la estabilidad del sistema legal» polaco.

Sobre las posibles implicaciones de la sentencia en lo que a la primacía del Derecho polaco sobre el europeo, Jakub Jaraczewski, experto en estado de Derecho en la organización independiente Democracy Reporting International, manifestó que el fallo no resuelve la cuestión.

Jaraczewski declaró en redes sociales tras conocerse la decisión de TC que este «no ha dicho que el principio de primacía del Derecho de la UE sea incompatible con la Constitución polaca en su totalidad, pero los límites establecidos por la sentencia son bastante… elásticos» y que todo dependerá ahora de la interpretación que se le dé.

MORAWIECKI DESTACA LA PRIMACÍA DE LA LEY NACIONAL

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, aseguró hoy que la Constitución nacional es superior a cualquier otro cuerpo de leyes, como el de la Unión Europea, y que la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) confirma que Polonia tiene «los mismos derechos que otros países».

En un mensaje anterior, publicado la noche del jueves, afirmó que «el lugar de Polonia está y estará en la familia europea de naciones«.

Morawiecki señaló hoy en otro mensaje en las redes sociales que «la sentencia del Tribunal Constitucional confirmó lo que se desprende literalmente del contenido de la Constitución de la República de Polonia, a saber, que el derecho constitucional es superior a otra fuente de derecho».

«Tenemos los mismos derechos que otros países, queremos que se respeten», agregó.

La entrada de Polonia y los países de Europa Central a la Unión Europea fue «uno de los hechos más importantes de las últimas décadas, tanto para nosotros, como también para la propia UE; todos ganamos», afirmó en su mensaje publicado anoche.

«Por eso digo claramente: el lugar de Polonia está y estará en la familia europea de naciones», concluyó.

Al comentar el fallo del TC, el vicepresidente del gobierno y jefe del partido gubernamental, Jaroslaw Kaczynski, manifestó que «en asuntos del poder judicial polaco, la UE no tiene nada que decir» y calificó de «obvio» el contenido de la sentencia.

La decisión del TC ahonda en el desencuentro entre el Poder Judicial polaco y el europeo, enfrentados desde que en 2015 el Gobierno polaco emprendió una profunda reforma judicial.

Entre otras cuestiones, el mecanismo que permite al presidente nombrar jueces y la formación en 2017 de una Sala Disciplinaria con potestad para sancionar, destituir y trasladar contra su voluntad a jueces de todo el país, han sido objeto de crítica por las instancias europeas al considerar que van contra la independencia del Poder Judicial y el Estado de derecho.

Las críticas contra el fallo del TC y la actitud del gobierno, haciendo suyo el desafío a la UE, ha sido ampliamente criticado y el líder de la oposición polaca, Donald Tusk, ha convocado una manifestación para el próximo domingo en el centro de Varsovia para «defender la Polonia europea».

BRUSELAS DEFENDERÁ LA PRIMACÍA DEL DERECHO EUROPEO

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, dijo este jueves que Bruselas tomará medidas para defender la primacía del Derecho europeo, puesta en entredicho hoy por el Tribunal Constitucional (TC) de Polonia.

«Es todavía muy pronto (…) tengo que leer la sentencia. Pero por supuesto es una situación que nos preocupa» dijo el comisario, que explicó que acababa de conocer la noticia sobre ese fallo durante el Consejo de ministros de Justicia de la Unión Europea.

«Vamos a seguir utilizando todos los instrumentos a nuestro alcance para que se respeten esos puntos», indicó el comisario, en referencia entre otros al principio de la primacía del Derecho comunitario sobre el nacional.

El comisario recordó que hay una serie de principios que están en el «núcleo creador» de la UE, que incluyen que el Derecho europeo prima sobre el nacional o que las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE son vinculantes para todos los tribunales nacionales.

El tribunal de Justicia puede emitir cualquier tipo de sentencia y anular las que vayan en contra del Derecho comunitario, añadió.

Indicó asimismo que es «pronto para saber cuándo» actuará Bruselas tras la decisión de hoy en Polonia.

Preguntado sobre la implicación que el fallo del Tribunal Constitucional de Polonia puede tener a la hora de dar luz verde al plan de recuperación de ese país, el comisario indicó que en estos momentos la CE está en plena discusión sobre la financiación.

Pero subrayó que Bruselas no quiere «desviaciones de esos principios».

Por otro lado, el presidente del Parlamento Europeo (PE), David Sassoli, llamó a la Comisión Europea a emprender acciones ante la sentencia del Tribunal Constitucional de Polonia.

«El veredicto de hoy en Polonia no puede quedar sin consecuencias. La primacía del Derecho de la UE debe ser indiscutible. Violarla significa desafiar uno de los principios fundacionales de nuestra Unión», dijo Sassoli en la red social Twitter.

«Pedimos a la Comisión Europea que tome las acciones necesarias», añadió.

Editado por Miriam Burgués