La cúpula de Frontex exige a su director más datos sobre incidentes investigados

EFE/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La cúpula de Frontex ha pedido este jueves a su director, Fabrice Leggeri, que aporte “inmediatamente” información sobre una serie de incidentes que han motivado denuncias de presunta participación o tolerancia de la agencia con devoluciones en caliente en el Mediterráneo oriental.

La dirección de Frontex publicó unas conclusiones, después de debatir ayer y hoy el primer informe sobre las supuestas irregularidades, una investigación instigada por la Comisión Europea.

El informe definitivo deberá ser presentado a más tardar el próximo 26 de febrero.

De los 13 incidentes investigados, el Consejo de Administración tomó nota de que hay 8 sobre los que, teniendo en cuenta la información proporcionada, “no se ha podido establecer pruebas de violaciones de derechos fundamentales”.

Los otros cinco “aún requieren más investigaciones” y “aclaraciones adicionales”, indican las conclusiones.

La dirección se declara además “muy preocupada” por el hecho de que la agencia no haya proporcionado a tiempo información sobre tres incidentes identificados, lo que ha impedido al grupo de trabajo extraer conclusiones.

En ese contexto, pide a Leggeri que facilite “inmediatamente” la información que falta y que aplique una serie de recomendaciones para mejorar los procedimientos internos, empezando por “garantizar que los informes de incidentes graves sobre presuntas violaciones de los derechos fundamentales siempre se notifiquen al responsable de derechos fundamentales”.

También incluyen la necesidad de documentar la asignación de responsabilidades, establecer “requisitos mínimos de cualificación” para los expertos del Centro de Situación Frontex, revisar la presentación de informes y asegurar que cada plan operativo incluye un mecanismo de información transparente.

El comité de dirección de Frontex pide a Leggeri que informe de aquí al 19 de febrero del estado de aplicación de las recomendaciones y que aporte una hoja de ruta desarrollada en cooperación con el oficial de Derechos Fundamentales.

Otras peticiones incluyen establecer un seguimiento sistemático del mecanismo de la presentación de informes, aclarar una serie de elementos relacionados con los informes confidenciales por parte de los empleados y miembros del equipo de Frontex, así como garantizar una comunicación clara con el personal y los miembros del equipo sobre esos mecanismos.

Piden también unas normas transparentes sobre el proceso interno de Frontex que permitan hacer un seguimiento de los incidentes graves y “la contratación inmediata de los 40 supervisores de derechos fundamentales que deberían haber estado en funcionamiento antes del 5 de diciembre de 2020”.

La cúpula de la agencia concluye también que “no hay razón para establecer el principio de que cualquier informe sobre un incidente grave debería ser clasificado automáticamente como restringido”.

Con vistas a la siguiente reunión, la dirección de la agencia pide al grupo que investiga los hechos que complete el examen de los incidentes y presente su informe final antes del 26 de febrero.

OFICIALES DEL CUERPO PERMANENTE DE FRONTEX

Por otra parte, la agencia publicó unas conclusiones sobre su cuerpo permanente, cuyos primeros equipos fueron desplegados a principios de año.

La dirección se muestra “muy preocupada” por el hecho de que se haya reclutado a 419 oficiales en 2020 de los que solo 255 han completado la formación básica para estar listos para el despliegue en enero de 2021 e indica que pese a la pandemia, la situación se debe resolver con carácter prioritario.

Pide a Leggeri asegurar que los 700 agentes operativos estén disponibles para su despliegue “tan pronto como sea posible” y que los 40 encargados de supervisar los derechos fundamentales sean reclutados sin demora.

Editado por Miriam Burgués