La mayoría de países de la UE apoya la reapertura de fronteras con Reino Unido

Entrada al puerto británico de Dover. EFE/EPA/VICKIE FLORES

Bruselas (EuroEFE).- La mayoría de los países de la Unión Europea (UE) apoyó este martes la reapertura de las fronteras con el Reino Unido, siguiendo la recomendación que hoy hizo la Comisión Europea, después de que una veintena de Estados suspendiera sus conexiones con las islas británicas ante la nueva variante del virus.

“Hubo un amplio apoyo” entre los países “a mantener o restablecer los flujos de mercancías hacia y desde el Reino Unido y a mantener abiertas las fronteras dentro de la zona Schengen”, dijeron fuentes diplomáticas, tras una reunión en la que los embajadores de los Estados miembros analizaron la situación creada desde el domingo.

El tráfico de mercancías se ha visto estos dos últimos días perturbado por la decisión de Francia de cerrar la frontera no sólo a los pasajeros, sino también a los transportistas, impidiéndoles cruzar el Canal de la Mancha.

Entre ellos, se encontraban bloqueados miles de camioneros españoles, lo que provocó las quejas del presidente de Frutas y Hortalizas Europa (EUCOFEL), Juan Marín, que en una entrevista a Efe tildó de “muy sorprendente y preocupante” la medida francesa.

Sin embargo, el Gobierno francés anunció hoy que volverá a permitir los flujos a partir de la medianoche del martes al miércoles, aunque exigirá a cualquier persona que cruce la frontera un test de coronavirus negativo.

LIBERTAD DE MOVIMIENTO

Bruselas recordó hoy que mientras dure el periodo de transición del Brexit hasta el 31 de diciembre la libertad de movimiento continua aplicándose al Reino Unido, por lo que “deben quedar exentos de las restricciones” los ciudadanos comunitarios y británicos que viajen a su país de origen o de residencia, siempre que se sometan a un test PCR o una cuarentena.

No obstante, el Ejecutivo comunitario insistió en que “es importante tomar rápidas medidas temporales para limitar la expansión de la nueva cepa del virus” y “desalentar” los viajes no esenciales.

“La nueva variante recién identificada del Sars-CoV-2 continua siendo una cuestión de gran preocupación para la salud pública. Los Estados miembros están dispuestos a reevaluar las medidas adoptadas para limitar la expansión de la nueva variante del virus, cuando la evidencia científica arroje más luz”, dijeron las fuentes diplomáticas.

En cuanto a los desplazamientos esenciales, la CE recomienda que a los trabajadores sanitarios se les obligue a realizar un test PCR o bien un test de antígenos 72 horas antes su salida hacia el nuevo destino, pero les exime de la necesidad de cumplir cuarentena a su llegada.

En cambio, a diferencia de la medida adoptada por Francia, Bruselas eximió a los transportistas -considerados también trabajadores esenciales- de la necesidad de presentar un test covid.

SITUACIÓN POSBREXIT

No obstante, a partir del 1 de enero, la legislación comunitaria dejará de aplicarse por completo al Reino Unido y será considerado a todos los efectos un tercer país con respecto a la Unión Europea.

Ello implica -recordó la CE- que los viajes no esenciales desde el Reino Unido podrán quedar prohibidos mientras dure la pandemia, salvo para ciudadanos europeos o trabajadores esenciales.

Actualmente, sólo se permite la entrada a la UE a Australia, Japón, Nueva Zelanda, Ruanda, Singapur, Corea del sur y Tailandia.

Las restricciones a China están sujetas a que Pekín respete la reciprocidad.

Al principio de la pandemia, los países europeos acordaron que sólo se permitiría la entrada desde aquellos terceros países con nuevos casos de coronavirus en los últimos 14 días por debajo de la media de la UE o con una “tendencia decreciente estable” de nuevos casos en las últimas dos semanas.

Editado por Miriam Burgués