La mayoría de los países de la UE suspende vuelos con Londres, pero Schengen no cierra

Llegada de un vuelo al aeropuerto español de Barajas. EFE/Fernando Villar/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- En una estrategia opuesta a la del principio de la pandemia, los Veintisiete acordaron este lunes mantener abiertas las fronteras de la zona Schengen, después de que la mayoría de países de la Unión Europea (UE) haya suspendido o limitado sus conexiones con el Reino Unido, ante la nueva variante del virus detectada en ese país.

Representantes de los Estados miembros se reunieron hoy de urgencia en Bruselas para analizar la nueva situación y del encuentro surgió un “apoyo a una reacción rápida” y “coordinada” respecto a las conexiones con el Reino Unido, informaron fuentes europeas.

Y al mismo tiempo, se destacó la “importancia de mantener abiertas las fronteras dentro del espacio Schengen”, “dada la experiencia del principio de la pandemia”, cuando en marzo pasado uno tras otro los países europeos fueron cerrando sus fronteras, subrayaron las citadas fuentes.

La decisión, a las puertas de la Navidad, contrasta con las escenas vividas la pasada primavera, cuando el cierre de las fronteras interiores de la zona Schengen provocó enormes colas de transportistas y el retraso en la entrega de mercancías.

La diferencia es destacable, también, si se tiene en cuenta que varios Estados miembros como Países Bajos, Bélgica e Italia han anunciado que han detectado en su territorio infecciones de la nueva cepa, más infecciosa, del covid-19.

COORDINACIÓN

Los Veintisiete pidieron este lunes a la Comisión Europea que coordine las medidas que deben tomar respecto a las conexiones con el Reino Unido, ante la variante del virus, que según informa el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), se propaga hasta un 70 % más rápido que la cepa inicial del coronavirus.

No obstante, son ya una veintena de países los que han apostado por suspender o limitar los vuelos procedentes del Reino Unido.

Los primeros en tomar la decisión el domingo fueron Países Bajos, Bélgica, Alemania, Italia, Austria y Francia, país que también ha suspendido el paso en ferry a los camiones de mercancías.

A ellos, se han sumado este lunes España y Portugal, que en una decisión conjunta han acordado prohibir, a partir del martes, la entrada de los ciudadanos provenientes del Reino Unido, salvo que se trate de nacionales o de residentes en estos dos países.

En el caso de España, se reforzarán también los controles en el paso fronterizo con Gibraltar, donde el Gobierno del Reino Unido ha señalado que también se ha encontrado la variante del SARS-Cov-2, indicaron fuentes del Palacio de la Moncloa.

Las mismas fuentes recordaron que España ya obliga a los viajeros que llegan desde zonas consideradas de riesgo a que realicen una Prueba Diagnóstica de Infección Activa, 72 horas antes de su entrada al país.

Ante la petición que le han hecho los gobiernos europeos, la comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides aseguró, en una entrevista con Efe y otras agencias, que Bruselas no puede decirles “qué deben hacer, porque es su competencia”.

La comisaria también recordó que el ECDC ha recomendado evitar los viajes no esenciales con el Reino Unido y dijo que los gobiernos europeos decidieron este lunes vigilar “muy de cerca” la situación, por lo que este martes se volverán a reunir en Bruselas.

BREXIT

La suspensión de las conexiones con el Reino Unido llega a tan solo 10 días de que se cumpla el plazo para que Bruselas y Londres lleguen a un acuerdo sobre su relación comercial tras el Brexit.

Ante la perspectiva de que ese pacto no llegue antes del 1 de enero, los Veintisiete han aprobado medidas de contingencia para minimizar el impacto el impacto en sectores como el aéreo o el del transporte por carretera.

Aun así, Kyriakides dijo que “cuando hablamos de asuntos de salud pública no debemos confundir los términos con la política. Estamos hablando de un asunto de salud pública” y con “información objetiva”.

Editado por Miriam Burgués