Alemania redobla esfuerzos para cortar su «cordón umbilical» energético con Rusia y China

Alemania intenta romper su dependencia energética de Rusia y China

Alemania intenta romper su dependencia energética de Rusia y China. [EA.de/]

Madrid (EuroEFE). – Las principales noticias europeas desde las capitales de los socios que integran la red de portales multilingües de EURACTIV, entre ellos EuroEFE:

En las noticias de este miércoles de Las Capitales:

BERLIN

Alemania pisa el acelerador para liberarse de su dependencia energética de Rusia y de las materias primas de China:

Alemania redoble esfuerzos para intentar, lo antes posible, cortar el “cordón umbilical energético” que la ata a Rusia y romper también su excesiva dependencia de materias primas críticas que la vincula con China, según informa EURACTIV-Alemania.

El ministerio alemán de economía trabaja, en colaboración con la Unión Europea (UE), en una nueva estrategia sobre materias primas, con la cual busca ampliar la extracción nacional y diversificar las cadenas de suministro, entre otras medidas.

Esta nueva iniciativa para lograr una mayor autonomía estratégica «concierne, por un lado, a Rusia, con la cual hay que romper la dependencia unilateral (alemana) de la energía barata, y, por otro, a China, con vistas a (romper) la dependencia (germana) de las materias primas (del gigante asiático)», declaró a EURACTIV-Berlín la secretaria de Estado alemana de Economía, Franziska Brantner.

En las últimas décadas, la UE ha aumentado su dependencia de las materias primas críticas de China, ya que casi dos de cada tres recursos considerados esenciales (como el litio) se extraen en ese país.

«Durante demasiado tiempo hemos operado según el principio de comprar donde es más barato, y estas son a menudo materias primas que vienen de China», subrayó Brantner.

El gobierno alemán está especialmente preocupado por la dependencia de China en la denominada primera fase de transformación.

«Aquí (en Alemania) apenas hay centros de producción independientes de China. Para muchas de las tierras raras, esta dependencia es incluso de casi el 100%», agregó Brantner.

Sin embargo, el objetivo de lograr una mayor independencia estratégica de China no debe desembocar en tendencias proteccionistas, porque «necesitamos una globalización, pero justa y sostenible», añadió.

Por ello, Alemania apuesta también por una diversificación de las cadenas de suministro. En lugar de mantener la dependencia unilateral de países como China y Rusia, Berlín quiere ampliar la cooperación con otros Estados no occidentales y anima a las empresas alemanas a invertir en esos terceros países.

Con ese objetivo, Brantner viajará a mediados de este mes a Sudamérica, donde quiere promover una mayor cooperación económica en materia de energías renovables y materias primas.

Necesidades crecientes

Según estimaciones del Banco Mundial, está previsto que la demanda de materias primas críticas aumente rápidamente en un futuro próximo, y crezca alrededor de un 500% para 2050.

«Debido al crecimiento exponencial de la demanda, existe el riesgo de que esa dependencia (…) se profundice más», explicó a EURACTIV-Alemania el director general de EIT Raw Materials, Bernd Schäfer.

En su opinión, la UE debe redoblar sus esfuerzos para diversificar las cadenas de suministro y orientar la extracción de estas materias primas críticas en todo el bloque.

La Comisión Europea ya ha tomado algunas iniciativas en ese sentido. Entre ellas, el aumento de las inversiones en la economía circular, cuyo objetivo es reducir la demanda de materias primas críticas y, al mismo tiempo, reciclar las materias primas ya procesadas en los productos.

Ese principio está ya consagrado en algunas legislaciones comunitarias. Un ejemplo de ello es el Reglamento de la UE sobre baterías, el cual, en su actual redacción,  estipula que un determinado porcentaje del peso de las baterías debe reciclarse para la recuperación de la materia prima.

Un enfoque similar está recogido en la Directiva europea de diseño ecológico, actualmente en revisión. Las tierras raras tienen una tasa de reciclaje actual inferior al 4%, por lo cual la Comisión Europea ve un gran margen de mejora en la recuperación de materias primas.

«También es importante reducir el consumo global de materias primas y reciclar más. Todavía hay un gran potencial en este sentido para muchas materias primas. Por eso, apostamos por una economía circular europea», explica Brantner.

Ley de materias primas

Sin embargo, el gran golpe de efecto en cuestión de independencia de las materias primas aún está por llegar: Bruselas trabaja actualmente en su propia propuesta de independencia estratégica en materias primas críticas: la “Directiva (o Ley) de Materias Primas”.

Aunque todavía se desconoce qué formato adoptará la nueva propuesta legislativa, se especula con que muchas de sus disposiciones sigan el modelo de la Ley Europea de Chips. La Ley Europa de Chips aborda problemas similares relativos a los cuellos de botella en el suministro de semiconductores.

Entre otras cosas, la Ley Europea Chips prevé duplicar la capacidad de producción de semiconductores en Europa para 2030.

Sin embargo, desde el punto de vista de Alemania, este enfoque no puede trasladarse sin más a la Ley de Materias Primas.

«La Comisión no debe centrarse únicamente en el aumento de la extracción de materias primas en Europa», subrayó Brantner. Por el contrario, debe focalizarse  también en la diversificación de las cadenas de suministro y en el aumento de las inversiones en terceros países, añadió.

«Necesitamos condiciones justas y competitivas, por lo que si aplicamos normas de sostenibilidad elevadas a la extracción de materias primas en nuestro país, esto debe aplicarse también a las materias primas importadas. Además, necesitamos más herramientas de control y seguimiento de las cadenas de suministro e incentivos para la diversificación, la eficiencia y el reciclaje», agregó.

(Oliver Noyan | EURACTIV.de)

BRATISLAVA | PRAGA

Bruselas recuerda a República Checa y Eslovaquia que deben asumir los sobrecostes de los proyectos subvencionados por la UE:

El aumento del precio de los materiales de construcción, que dificulta los proyectos cofinanciados por la política de cohesión de la UE en Eslovaquia y Chequia, es un problema que debe ser abordado por esos Estados miembros, ha dicho la Comisión Europea.

El periodo previo de programación 2014-2020 se acerca a su fin, y los Estados miembros deben completar los proyectos financiados por Bruselas para finales de 2023. Si los socios no lo hacen, tendrán que devolver esos recursos financieros a las “caja” de la UE.

No obstante, con la elevada inflación, que repercute en un aumento de los precios de los materiales de construcción, las asignaciones financieras europeas para toda una serie de proyectos ya no son suficientes.

Aunque las normas de flexibilidad de la UE permiten un aumento limitado de los gastos en los proyectos financiados por Bruselas, ese incremento suele situarse, como mucho, entre el 10 y el 15%, guarismos del todo insuficientes en un contexto de elevada inflación.

Los materiales más afectados por la subida de precios son el acero, el cemento y el poliestireno. El incremento se explica por el aumento del precio de los materiales necesarios para su producción, entre ellos el aluminio, el hierro, los plásticos y el petróleo, derivado de la interrupción de las cadenas de suministro y la baja demanda durante la pandemia y la guerra de Ucrania.

(Michal Hudec | EURACTIV.sk)

INSTITUCIONES DE LA UE

La mayoría de los eurodiputados de Renovar Europa (Renew) se oponen a la moción de censura contra Von der Leyen:

Ocho de cada diez eurodiputados del grupo Renovar Europa rechaza la propuesta de voto de censura contra la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, según informa EURACTIV-Francia.

Tres destacadas figuras del grupo, que incluye a eurodiputados de la mayoría presidencial francesa, pidieron este lunes al Parlamento Europeo que se presente  una moción de censura contra Von der Leyen.

Se trata de la eurodiputada holandesa Sophie in ‘t Veld, el ex primer ministro belga Guy Verhofstadt y el eurodiputado español Luis Garicano, vicepresidente del grupo Renovar Europa.

En su opinión, la jefa de la Comisión Europea debería rendir cuentas por haber dado luz verde al plan de recuperación polaco a pesar del incumplimiento por Varsovia en la cuestión del respeto al Estado de Derecho, un punto de desacuerdo fundamental entre Polonia y Bruselas, que bloqueó durante un año la asignación de fondos comunitarios a Varsovia.

(Charles Szumski | EURACTIV.fr)

PARÍS

Macron y Mélenchon, empatados entre los votantes franceses en el extranjero:

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el líder de extrema izquierda gala, Jean-Luc Mélenchon, están empatados entre los votantes franceses censados en el extranjero, según los resultados de las elecciones legislativas.

Los franceses residentes en el extranjero han votado en la primera vuelta de las elecciones legislativas una semana antes que el resto de ciudadanos. Diez circunscripciones, de once, deberán elegir el 19 de junio a los candidatos de la alianza de izquierdas (NUPES) y a los de la mayoría presidencial (¡Ensemble!).

Para simplificar el proceso de votación de los franceses en el extranjero, que muchas veces viven lejos de los consulados y embajadas, el ministerio galo de Asuntos Exteriores ha puesto en marcha un sistema de voto por internet.

La participación de los franceses expatriados fue apenas del 22,5% de los inscritos para votar. Un resultado bajo en comparación con la Francia metropolitana, pero un aumento en comparación con 2017 (19%).

Según las cifras divulgadas por el ministerio de Asuntos Exteriores, más de tres de cada cuatro votantes eligieron votar por internet (17,3%), mientras que los demás prefirieron acudir a las urnas en persona (5,1%). Una cifra muy pequeña votó por correo (0,09%).

(Davide Basso | EURACTIV.fr)

DUBLÍN

Irlanda ensaya la semana laboral de cuatro días:

Miles de trabajadores irlandeses han comenzado a probar la semana laboral de cuatro días, una iniciativa que ya se está ensayando a escala internacional.

Irlanda se une así a Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, y es el único socio de la UE en participar en esta iniciativa piloto, de seis meses de duración.

El programa está dirigido por 4 Day Week Global, junto con varios grupos de la sociedad civil e investigadores de Oxford, Cambridge y el Boston College.

Los empleados de las organizaciones participantes cobrarán el 100% del sueldo por trabajar el 80% de sus horarios previos, comprometiéndose a mantener el 100% de la productividad.

Los organizadores de esta prueba harán un seguimiento de los niveles de productividad, el impacto medioambiental y la igualdad de género en las organizaciones participantes. Los resultados del estudio se darán a conocer el año que viene.

«La semana de cuatro días tiene triples beneficios: ayuda a los empleados, a las empresas y al clima. Nuestros esfuerzos de investigación profundizarán en todo esto», según Juliet Schor, profesora de Sociología del Boston College e investigadora principal del programa.

(Molly Killeen | EURACTIV.com)

ESTOCOLMO

El ministro de Justicia supera, por la mínima, una moción de censura:

El ministro sueco de Justicia e Interior, Morgan Johansson, sobrevivió el martes por sólo un voto a una moción en su contra presentada por los Demócratas de Suecia, de extrema derecha.

El presidente de los Demócratas de Suecia (SD), Jimmie Åkesson, presentó el jueves 2 de mayo una moción de censura contra Johansson, por lo que la derecha sueca considera una pésima gestión. En su empeño contó con el apoyo de los líderes de la derecha moderada, democristiana y liberal.

Sin embargo, de los 175 votos necesarios para destituirlo, sólo 174 fueron favorables, ya que los moderados, democristianos y liberales siguieron sus directrices partidarias durante la votación de este martes.

Tras el fracaso de la moción de censura, el líder del Partido Moderado y de la oposición, Ulf Kristersson, expresó su profundo escepticismo sobre el gobierno socialdemócrata.

«Lo razonable hubiera sido que la propia primera ministra destituyera a un ministro de Justicia fracasado y lo sustituyera por otro. Eso es lo que se haría en una democracia normal», según declaró el martes a la emisora pública SVT Nyheter.

(Charles Szumski | EURACTIV.com)

ROMA

Bruselas confía en que Italia aprobará el salario mínimo:

El comisario europeo de Empleo, Nicolas Schmit, se mostró este martes confiado en que Italia acabará aprobando la aplicación de un salario mínimo, a pesar de las reticencias de Roma, según informan medios italianos.

El Parlamento Europeo alcanzó este martes un principio de acuerdo para materializar una Directiva europea que fije nuevas normas sobre salarios mínimos en la UE.

A pesar del acuerdo inicial en la Eurocámara, los Estados miembros del bloque comunitario en los cuales el salario mínimo ya esté protegido por los convenios colectivos nacionales, entre ellos Italia, no están obligados a adoptar la medida.

«Confío en que, al final, el Gobierno italiano y los interlocutores sociales lleguen a un buen acuerdo para reforzar la negociación colectiva», subrayó el alto funcionario comunitario.

Hasta la fecha, el parlamento italiano ha analizado diferentes proyectos de ley sobre el salario mínimo legal. En ellos se pretende fijar el salario mínimo por hora en 9 euros.

No obstante, los miembros del gobierno italiano no han logrado llegar a un acuerdo en la materia.

(Margherita Montanari | EURACTIV.it)

MADRID

El Gobierno español destina 7.600 millones de euros a inversiones directas en movilidad:

El Gobierno español ha movilizado más de 7.600 millones de euros de su plan de recuperación post-pandemia para impulsar las inversiones directas en transporte y movilidad, un sector en plena transformación ante el reto de la sostenibilidad, según ha asegurado la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

Sánchez explicó este martes en entrevista con EFE detalles del plan, y añadió que el proceso de transformación se está acelerando por la continua subida de los precios de los carburantes, que se encuentran en máximos históricos.

(Fernando Heller | EuroEFE.EURACTIV.es)

VARSOVIA

Los hogares polacos recibirán subvenciones para mitigar la escasez de carbón y la subida de precios:

Los polacos recibirán subsidios para capear el impacto económico de la escasez de carbón y los elevados precios de la luz y los carburantes, según anunció este martes la ministra de Clima y Medio Ambiente, Anna Moskwa.

El embargo de las importaciones de carbón ruso, en vigor desde abril, ha contribuido a un grave déficit de carbón en Polonia, lo cual ha provocado un importante alza de precios.

Ante el temor de una mayor escasez de carbón en invierno, muchos distribuidores compraron más carbón de lo habitual, lo cual provocó una grave escasez en el principal distribuidor de carbón del país, el Grupo Minero Polaco.

Para resolver el problema, Moskwa anunció que el gobierno «aumentará el rendimiento y redirigirá el flujo de carbón a las existencias del Grupo Minero Polaco para que llegue más carbón a los hogares».

Las subvenciones ascenderán a unos 1.000 zlotys (218 euros) por tonelada, según declaró el viceministro de Finanzas, Piotr Patkowski, al canal de televisión Polsat News.

(Aleksandra Krzysztoszek | EURACTIV.pl)

///

Editado por F.Heller