La inflación amenaza la viabilidad de muchos proyectos financiados por la UE

La inflación amenaza los proyectos europeos. [EA.com/]

Madrid (EuroEFE)/Praga (EA.com). – Las principales noticias europeas desde las capitales de los socios que integran la red de portales multilingües de EURACTIV, entre ellos EuroEFE:

En las noticias de este jueves de Las Capitales:

BRATISLAVA | PRAGA

Bruselas advierte a los socios de la UE que la espiral inflacionaria pone en peligro los proyectos financiados por Europa:

El rápido incremento de los precios de los materiales de construcción ha disparad al alza los presupuestos, y los retrasos ponen en peligro varios los proyectos cofinanciados por el programa de inversiones estructurales de la UE.

Sin embargo, la Comisión Europea elude su responsabilidad, en lugar de señalar a los  gestores de los proyectos en los Estados miembros, para que se analice cada caso y se determine cómo actuar.

El periodo de programación presupuestaria 2014-2020 se acerca a su fin, y los Estados miembros deben finalizar los proyectos en curso antes de 2023. Si los socios comunitarios no lo hacen, tendrán que devolver los fondos al presupuesto de la UE.

No obstante, con el incremento de los precios de los materiales de construcción, que han alcanzado techos históricos, las asignaciones financieras para toda una serie de proyectos son ahora insuficientes.

Aunque las normas de flexibilidad de la UE permiten un aumento limitado de los gastos en los proyectos financiados por Bruselas, el incremento permitido suele situarse entre el 10% y el 15%, lo cual no cubre las tasas de inflación actuales.

La red europea EURACTIV analiza en esta infografía la evolución de los precios a los que se enfrentan los productores industriales y los consumidores.

El primer índice puede servir de indicador temprano de las presiones inflacionistas en la economía, ya que examina los precios antes de que se trasladen al consumidor.

Análisis de las presiones inflacionarias

Los precios de la producción industrial empezaron a subir en la UE a partir de junio de 2020, superando el ritmo de aumento de los precios al consumo hace aproximadamente un año.

La tasa de aumento en muchos «países de la cohesión», es decir, países con una renta nacional bruta (RNB) per cápita inferior al 90% de la media del bloque, sobre todo en Europa central y oriental, ha superado la tasa media del índice en toda la UE.

Ello significa que los precios no sólo han aumentado desde el punto de vista de los productores y fabricantes de productos industriales, sino que en muchos de los países que ejecutan la mayor parte de los proyectos de inversión estructural financiados por la UE, para ayudarles a acercarse al resto del bloque, han aumentado más rápidamente que en los Estados miembros más desarrollados.

Entre mayo de 2020 y marzo de 2022 el nivel del índice aumentó más de un tercio.

Los materiales más afectados son: el acero, el cemento y el poliestireno. Ello se debe sobre todo al fuerte incremento del precio de los materiales necesarios para su producción, como el aluminio, el hierro, los plásticos y el petróleo, provocado por la interrupción de las cadenas de suministro y el freno de la demanda durante la pandemia y la guerra en Ucrania.

Eslovaquia es uno de los socios más golpeados. Las subidas de precios ya han provocado retrasos en uno de los mayores proyectos de infraestructuras sufragados  con fondos de la UE: la ampliación de una línea de tranvía en Bratislava, por valor de 90 millones de euros.

Según Pavol Kováčik, de la Asociación de Empresas de la Construcción de Eslovaquia, esto es sólo la punta del iceberg. «Tenemos problemas en todos los proyectos de construcción», explicó. Algunos proyectos sólo sufren retrasos, otros se han detenido por completo, agregó en declaraciones a EURACTIV.

El Ministerio de Inversiones y Desarrollo Regional de Eslovaquia confirmó que hay proyectos por valor de 1.200 millones de euros en peligro. En República Checa, la cifra asciende a 1.300 millones de euros.

República Checa pide ayuda a la Comisión

El ministro checo de Desarrollo Regional, Ivan Bartoš, ha pedido a la Comisión que intervenga.

«Es importante que la UE ayude a la República Checa y a otros países”, comentó.

En su opinión, la UE debería flexibilizar sus normas y dar a los beneficiarios de los fondos comunitarios más tiempo para ejecutar sus proyectos. El periodo de programación debería ampliarse un año y así contar con más tiempo para utilizar el dinero de forma eficiente, añadió.

Sin embargo, la «Comisión no es partidaria de ampliar la elegibilidad del periodo 2014-2020 para evitar más efectos negativos al inicio de los programas del periodo 2021-2027», según aseguró una fuente de la Comisión Europea en declaraciones a EURACTIV. Bruselas analiza otras alternativas de flexibilidad para el cierre del periodo previo, añadió la fuente.

«Es responsabilidad de la autoridad de gestión de cada programa analizar cada caso y determinar la mejor manera de actuar en consonancia con las disposiciones de los reglamentos de la UE, así como la legislación nacional», explicó la fuente. Se trata de una posición coherente con las directrices aplicadas por la Comisión desde noviembre pasado.

Eslovaquia lanza la señal de alarma

En mayo pasado, el Consejo Nacional de Eslovaquia aprobó una revisión de la ley de fondos de la UE, que permite aumentar la financiación de los proyectos financiados por Bruselas. El Ministerio de Inversiones y Desarrollo Regional debatió el proyecto de ley con la Comisión, que le dio luz verde.

N obstante, la forma exacta de aumentar la financiación depende de cada autoridad de gestión.

Una solución pasaría por la indexación de los precios, como propone el Ministerio de Transportes.

«Eso significa que si, por ejemplo, el precio del hierro sube un 300% y supone, digamos, el 15% de todos los suministros, ello se tendrá en cuenta», explicó el ministro de Economía, Richard Sulík. La indexación ya existe en algunos proyectos, y en los que no, se permitirán modificaciones, agregó.

No obstante, los municipios han advertido que las medidas deben aplicarse rápidamente, ya que el periodo de programación está a punto de terminar y cada semana que pasa es determinante.

(Michal Hudec y Vlad Makszimov | EURACTIV.com y EURACTIV.sk)

BERLIN

Scholz se enfrenta a su  ministro de economía por el calendario para la eliminación gradual de la energía nuclear a partir de este año:

El canciller socialdemócrata alemán, Olaf Sholz (SPD), ha descartado una propuesta para prolongar la vida de varios  reactores nucleares alemanes, cuyo cierre estaba previsto inicialmente para finales de año, presentada por el ministro de economía, Christian Linder, del liberal FDP, partido en la coalición de gobierno, junto con el SPD y los Verdes.

Al tiempo que Alemania intenta cortar su dependencia energética de Rusia, Lindner aseguró que el actual repunte de los precios de la energía podría mitigarse si se prolonga la vida útil de las centrales nucleares alemanas.

«Tenemos que hablar, sin ideologías, de la cuestión del suministro de energía”, aseguró Lindner en una entrevista para la cadena ARD el miércoles por la noche, al tiempo que añadió que las centrales nucleares alemanas son seguras.

Sin embargo, sus palabras chocan con la hoja de ruta de Berlín para comenzar a desprenderse de la energía nuclear a finales de este año. Este miércoles, Scholz subrayó que el gobierno no piensa modificar sus planes.

(Oliver Noyan | EURACTIV.de)

DUBLÍN

Irlanda critica en la Eurocámara la posición de Londres sobre el protocolo:

Una posible acción unilateral del Reino Unido para eliminar partes del protocolo de Irlanda del Norte sería un hecho muy grave, aseguró el primer ministro irlandés, Micheál Martin, en una intervención ante el Parlamento Europeo este miércoles.

El gobierno británico podría presentar la semana que viene un proyecto de ley para eliminar algunas secciones del protocolo de Irlanda del Norte, incluidos los controles de las mercancías que entran en Irlanda del Norte procedentes de la UE que se incluyeron en el acuerdo del Brexit.

«Una acción unilateral para (eliminar) un acuerdo solemne sería muy  perjudicial», aseguró Martin en la Eurocámara.

Ello, agregó, equivaldría a despreciar “los principios esenciales de las leyes que son la base e las relaciones internacionales y, literalmente, no beneficiaría a nadie”.

(Molly Killeen | EURACTIV.com)

ESTOCOLMO

Duros reproches de la derecha al gobierno, a falta de pocos meses para las elecciones:

La oposición de derechas de Suecia criticó este miércoles duramente a los socialdemócratas, en el gobierno, por lo que consideraron un «fiasco de ocho años», durante la última sesión del Riksdag (parlamento) antes de las elecciones previstas para el próximo otoño.

El Riksdag celebró este miércoles el último debate entre los líderes de los partidos antes de las elecciones de septiembre. Los jefes de bancada se lanzaron duros reproches, y centraron sus dardos en la líder socialdemócrata y primera ministra, Magdalena Andersson.

«El gobierno de Andersson es una combinación de los partidos de centro, de izquierda y de los verdes, que no están de acuerdo en todos los temas importantes. Ella prometió no meter el tema de la (adhesión a la) OTAN en la campaña electoral, pero lo hizo», subrayó el líder de la derecha moderada, y cabeza de la oposición Ulf Kristersson.

Kristersson se refirió al histórico giro del partido socialdemócrata, al abandonar su tradicional neutralidad y apoyar  ahora la candidatura sueca a la Alianza.

(Charles Szumski | EURACTIV.com)

BRUSELAS/MADRID

Bruselas aprueba la propuesta ibérica para abaratar la factura de la luz:

La Comisión Europea aprobó definitivamente este miércoles la llamada “excepción ibérica” que permitirá a España y Portugal limitar el precio del gas en el mercado mayorista de la electricidad durante un periodo de doce meses para abaratar la factura de hogares y empresas.

En un comunicado, el Ejecutivo comunitario estima que la medida, que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2023, tendrá un coste total de 8.400 millones de euros, de los cuales 6.300 millones corresponderán a España y 2.100 millones a Portugal.

De esta forma, Bruselas da su visto bueno al mecanismo diez semanas y media después de que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el primer ministro de Portugal, António Costa, consiguieran en una cumbre que el resto de líderes reconocieran las particularidades de la península ibérica para hacer frente a la escalada de precios energéticos.

El mecanismo fue aprobado por el Consejo de ministros el pasado 13 de mayo, pero todavía no se ha aplicado a la espera de recibir luz verde por parte de los servicios de Competencia del Ejecutivo comunitario.

(Antonio Suárez-Bustamante | EUROEFE EURACTIV)

MADRID

Calviño asegura que España es uno de los países menos afectados por la guerra de Ucrania:

España es uno de los países de la OCDE menos afectados por la guerra de Ucrania, con un crecimiento del PIB superior al 4% para 2022, según la ministra de Economía, Nadia Calviño.

En su informe, la OCDE destaca que «las familias españolas son las menos afectadas por la subida de los precios en función de sus ingresos», lo que confirma que las medidas que ha tomado el Gobierno español «son las adecuadas» para mitigar el impacto de la crisis, explicó la ministra.

(Fernando Heller | EuroEFE.EURACTIV.es)

VARSOVIA

Polonia quiere modernizar su ejército, en parte gracias al dinero por la venta de material bélico a Ucrania:

Polonia modernizará su ejército con el dinero obtenido por la venta de equipos militares a Ucrania tras un acuerdo entre Varsovia y Kiev, según han informado fuentes oficiales polacas.

Tras visitar este miércoles una fábrica de equipos militares en la localidad de Stalowa Wola, el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, y el ministro de defensa, Mariusz Blaszczak, explicaron detalles del plan para modernizar la producción militar polaca.

Morawiecki calificó el acuerdo entre Polonia y Ucrania como «el mayor contrato de armas de las últimas tres décadas», y añadió que las armas polacas desempeñarán un papel importante en los combates en el este de Ucrania.

Polonia ha vendido hasta la fecha a Ucrania más de 50 obuses Krab por valor de 3.000 millones de zlotys (unos 655 millones de euros) con un alcance de unos 40 kilómetros, entre otros materiales.

(Bartosz Sieniawski | EURACTIV.pl)

///

Editado por F.Heller