La guerra asesta un duro golpe a la industria europea del automóvil: se agotan los componentes «vitales»

Las Capitales

La guerra de Ucrania asesta un duro golpe a la industria europea del automóvil. [EFE-EPA]

Bruselas (EA.com)/Madrid (EuroEFE) – Las principales noticias europeas desde las capitales de los socios que integran la red de portales multilingües de EURACTIV, entre ellos EuroEFE.

En las noticias de hoy de Las Capitales:

La guerra de Ucrania asesta un duro golpe económico a los fabricantes de automóviles en toda Europa:

La invasión rusa de Ucrania ha golpeado de nuevo a los fabricantes de automóviles europeos, que ya sufrían antes de la guerra los efectos de la pandemia y la escasez de chips.

El conjunto de mazos de cables de los coches es una de sus piezas clave: cerca de 5 km de cables, terminales y conectores están repartidos por todo el vehículo, y transmiten información y energía eléctrica.

Precisamente, Ucrania es uno de los principales fabricantes de esos “núcleos” vitales para los automóviles de toda Europa.

Puesto que Ucrania es el país de origen del 7% al 11% de todos los mazos de cables importados por la UE, los fabricantes de automóviles europeos se han visto obligados a buscar suministros alternativos antes de la guerra.

Sin embargo, es probable que pasen entre tres y seis meses antes de que el abastecimiento alternativo procedente del norte de África (Marruecos y Túnez), y de los Balcanes Occidentales (Serbia y Macedonia del Norte), pueda quedar completo, según declaró a la red europea EURACTIV, socio de EFE, la Asociación Europea de Proveedores de Automoción (CLEPA).

Hay siete proveedores europeos en Ucrania, y más de 30 proveedores europeos tienen instalaciones en Rusia.

En medio de la actual escasez de chips, que según CLEPA se agravará, hay otros problemas que complican la situación.

«Si el conflicto no se resuelve en un futuro próximo, la escasez de chips se agravará. El suministro de materias primas críticas y el aumento de los precios de la energía también tendrán un gran impacto», afirman los representantes de CLEPA.

EUROPA CENTRAL Y DEL ESTE

En Hungría, los medios de comunicación locales informan de que la fábrica de Audi en Győr prevé importantes problemas de suministro de piezas de recambio en breve.

Representantes de la empresa explicaron a EURACTIV que este jueves «los directores (de las plantas de producción en Hungría) ofrecerán más detalles sobre la situación actual», aunque no dieron más detalles.

La planta de Suzuki en Esztergom ha suspendido las exportaciones de coches a Rusia, un volumen que supone aproximadamente una décima parte de sus exportaciones anuales.

«Estamos tratando de trasladar los pedidos afectados a otros mercados para mantener nuestros volúmenes de producción previstos», aseguró un portavoz de la empresa a EURACTIV.

Aunque «la escasez de chips a nivel mundial sigue siendo la principal preocupación», que Suzuki Hungría pueda cumplir con sus obligaciones de suministro dependerá «de la futura situación del suministro de piezas», lo cual podría obligar a la marca a “reducir la producción» si no hay suficientes piezas.

Por su parte, Mercedes-Benz, que tiene una planta en Kecskemét, en el centro de Hungría, explicó a EURACTIV que, como solución parcial para salvaguardar las cadenas de suministro, tiene previsto «transferir la producción a otros lugares de la red de proveedores».

También explicó que se está «ajustando» la programación de turnos en Hungría, pero se prevé que la «alta flexibilidad de las plantas también se utilice para evitar los tiempos de inactividad en la medida de lo posible», al tiempo que «se está reevaluando (la situación) a diario».

Preguntado si la marca, que acaba de lanzar su primer automóvil eléctrico fabricado íntegramente en Hungría, está preocupada por la escasez de litio, vital para las baterías, y si teme un incumplimiento de las obligaciones contractuales por parte de algunas empresas suministradoras, un portavoz de Mercedes-Benz explicó que la empresa alemana no desea “especular” con ningún escenario.

Por el contrario, BMW, que tiene previsto terminar su nueva planta de coches eléctricos en Debrecen, Hungría, para 2025, explicó que el conflicto «[no] tiene consecuencias para el suministro» en esa planta concreta.

EURACTIV no pudo contactar con Opel Hungría.

La situación no es mucho mejor en la vecina Eslovaquia.

«En estos momentos, todos los materiales críticos que necesitamos para la producción de baterías han alcanzado un nivel de precios récord. El litio ha subido un 100% respecto a enero, al igual que el cobalto o el níquel. El níquel se importa mayoritariamente de Rusia, y ese país posee el 10% de todas las reservas mundiales. Tenemos que admitir que cualquier sanción afectará a las importaciones y al precio», explicó a EURACTIV Patrik Križanský, de la asociación eslovaca de vehículos eléctricos.

Rusia es también un proveedor clave de paladio, necesario para los catalizadores de los motores de gasolina.

Sin embargo, en su opinión, la actual situación no afectará a las tendencias a largo plazo de la electrificación de los vehículos.

EURACTIV no pudo contactar con KIA o Stellantis, ambas marcas con plantas de fabricación en Eslovaquia, pero la portavoz de Volkswagen, Lucia Kovarič Makayová, explicó que su planta en Eslovaquia podría tener que aplicar un «ajuste de la producción», ya que la marca tiene proveedores en el oeste de Ucrania.

Peter Kremský, jefe de la Comisión de Economía del Consejo Nacional de la República Eslovaca, aseguró que la guerra en Ucrania supondrá un «gran cambio en las reglas de juego para la industria del automóvil» en toda Europa.

En su opinión, el efecto combinado del aumento del precio de las materias primas, la disminución de las inversiones y la inflación podría forzar una “deslocalización” de las inversiones previstas a otras regiones del mundo.

«Europa tiene, hoy por hoy, un grave problema para fabricar cualquier producto más sofisticado sin suministros de fuera de la UE. Es un problema, y es un simple ejemplo”, explicó Pavol Prepiak, director ejecutivo de la asociación de fabricantes de automóviles eslovacos.

«Europa tiene que ser más independiente en este sentido. Tenemos que deslocalizar a los proveedores a países más estables o a la propia Unión», añadió.

«Pueden pasar muchos meses hasta poder garantizarnos suministros alternativos, hasta que las empresas encuentren nuevos importadores o aumenten la capacidad de producción con otros proveedores», explicó por su parte Bohuslav Čížek, de la Confederación de la Industria de la República Checa.

En República Checa, donde el sector del automóvil representa alrededor del 9% del PIB, es un grave riesgo que pueda hipotecar gravemente el crecimiento futuro del país.

Cerca de la mitad de las empresas checas están directamente afectadas por la invasión rusa de Ucrania, según una encuesta de la Asociación Checa de la Industria del Automóvil (AutoSAP).

Además, más de un tercio ya sufren escasez de materias primas, materiales o piezas necesarias para la producción. Más de una quinta parte tiene que hacer frente a los problemas logísticos derivados del conflicto.

Incluso Rumanía, que en 2002 exportó más mazos de cables que Ucrania, está sufriendo problemas.

La planta de chasis de la marca Dacia en Rumanía frenó la producción varios días, tras la drástica reducción de pedidos de cajas de cambio de las fábricas de Renault en Rusia.

OTROS PAÍSES DE EUROPA TAMBIÉN ESTAN AMENAZADOS

Sin embargo, el temor a un parón de la industria del automóvil se ha extendido sobre todo en Europa occidental. La fábrica de Renault en Cléon, Francia, ha parado por falta de componentes, lo cual, según los sindicatos, es consecuencia directa de la guerra en Ucrania.

Dado que esa fábrica produce motores, el impacto en otras plantas de Renault en el país podría ser inminente.

En Italia, la planta de Stellantis en Melfi (Potenza) anunció el martes pasado a los sindicatos que el aumento de producción previsto por la empresa ya no será posible. Los turnos de trabajo se reducirán de 17 a 15 a partir del 4 de abril, lo que supondrá posiblemente un despido  provisional (ERTE) para parte de sus trabajadores.

Por otra parte, casi el 90% de los «clusters» de la industria automovilística española están sufriendo ya un impacto significativo de la guerra de Ucrania, según una encuesta realizada entre 137 empresas españolas del sector del automóvil publicada el pasado miércoles, según ha informado  EFE, socio de EURACTIV.

Algunas empresas han expresado su gran preocupación por el hecho de que los trabajadores de los países del Este en las fábricas de automóviles españolas han decidido dejar sus puestos de trabajo y unirse a la lucha para repeler la invasión rusa.

(Aneta Zachová, Bogdan Neagu, Davide Basso, Fernando Heller, Krassen Nikolov, Michal Hudec, Sean Goulding Carroll, Simona Zecchi y Vlagyiszlav Makszimov | EURACTIV.bg, EURACTIV.com, EURACTIV.com/Telex, EURACTIV.cz, EURACTIV.fr, EURACTIV.it, EURACTIV.ro, EURACTIV.sk y EuroEFE.EURACTIV.es)

///

BERLÍN

Alemania investiga posibles casos de fraude en los precios de la gasolina:

El ministerio alemán de economía ha iniciado una investigación sobre el precio de la gasolina, que se ha mantenido muy alto a pesar de la caída de los precios del petróleo, tras las sospechas de posibles acuerdos fraudulentos entre las compañías petroleras para fijar los precios de manera artificial.

«Mi ministerio ha pedido a la oficina federal de cárteles que analice a fondo los precios de la gasolina y el gasóleo y tome medidas en cuanto exista algún indicio de actuación fraudulenta», declaró el miércoles el ministro alemán de Economía Robert Habeck al semanario alemán Der Spiegel.

La información fue confirmada posteriormente por el ministerio a través de Twitter.

Los elevados precios de la gasolina en Alemania, debidos, supuestamente, al impacto de la guerra de Ucrania, han sido uno de los principales temas de debate en el país desde el inicio de la invasión rusa y la aplicación de las sanciones internacionales contra Moscú.

Sin embargo, en los últimos días, muchos analistas han señalado que el repunte de los precios que los consumidores pagan en las gasolineras alemanas no se corresponde con los precios del barril de petróleo, que se han mantenido estables e incluso han bajado.

Julia Dahm | EURACTIV.de)

///

PARÍS

Francia presenta un plan para frenar el impacto económico de las sanciones a Rusia:

El primer ministro de Francia, Jean Castex, anunció el miércoles un «plan de resiliencia» para garantizar la autonomía y la soberanía del país para amortiguar el impacto de la crisis provocada por las sanciones impuestas a Rusia tras su invasión de Ucrania.

Es necesario tomar medidas «sin dilación» para suavizar el golpe económico de la guerra en las empresas francesas más vulnerables, aseguró.

Francia está especialmente preocupada por el rápido incremento de los precios de la energía, sobre todo desde el inicio de la invasión rusa. Castex recordó que el precio del petróleo se ha duplicado respecto a 2019, y que los del gas y la electricidad se han multiplicado por diez en Francia.

Entre las últimas medidas propuestas, que se suman a las ayudas ya aprobadas el pasado mes de septiembre (casi 20.000 millones de euros), el gobierno francés anunció que reembolsará 15 céntimos por litro de gasolina a partir del 1 de abril.

(Hugo Struna | EURACTIV.fr)

///

VIENA

Viena aumenta la presiona para que la UE sancione a más oligarcas rusos:

El gobierno austriaco está presionando para que la UE incluya a más oligarcas rusos en la quinta ronda de sanciones que prepara el bloque comunitario contra Moscú.

«Más de 800 personas están ya afectadas por las sanciones de la UE. Estamos a favor de ampliar esta lista y añadir a más personas del entorno del presidente ruso», declaró el miércoles el canciller austriaco, Karl Nehammer, al tiempo que la invasión rusa de Ucrania entra ya en su cuarta semana.

Para concretar la medida, la Representación Permanente de Austria en Bruselas presentará la posición de Viena con el objetivo de que la UE amplíe en breve la lista de oligarcas rusos sancionados en su próxima tanda de sanciones, según han informado fuentes diplomáticas austriacas.

(Nikolaus J. Kurmayer | EURACTIV.de)

///

LA HAYA

Países Bajos teme una “gran recesión” por la guerra de Ucrania:

Según la Oficina Central de Planificación (CPB), la economía holandesa se contraerá durante al menos dos trimestres consecutivos este año. La CPB ha publicado esta semana unas proyecciones muy sombrías para la economía holandesa a corto plazo. Sus expertos no descartan que el país entre en una espiral recesiva, producto del fuerte aumento de los precios de la energía y el gas, de que el comercio mundial ya se resiente por la invasión de Ucrania, y del “efecto bumerang” de las sanciones internacionales contra Rusia.

Según su peor escenario, el CPB prevé que el poder adquisitivo caiga un 3,4% con una tasa de inflación del 6%. El mejor escenario prevé una caída del poder adquisitivo del 0,6% con una tasa de inflación del 3%.

(Sofia Stuart Leeson | EURACTIV.com)

///

REINO UNIDO E IRLANDA

DUBLÍN

Un periodista irlandés asesinado en Ucrania:

El camarógrafo irlandés Pierre Zakrzewski ha sido asesinado esta semana en Ucrania, en un ataque que provocó heridas graves a otro reportero que cubría el conflicto.

Zakrzewski y la periodista ucraniana Olesksandra Kuvshynova murieron el lunes cerca de Kiev cuando su coche fue alcanzado por fuego ruso.

Ambos trabajaban para la cadena estadounidense Fox News; por su parte el corresponsal  de ese mismo medio Benjamin Hall, fue herido de gravedad en ese ataque.

«Me entristece profundamente la noticia de la trágica muerte de Pierre Zakrzewski, ciudadano y periodista irlandés que ha perdido la vida mientras cubría la invasión rusa de Ucrania», declaró el  ministro de asuntos exteriores de Irlanda, Simon Coveney.

(Molly Killeen | EURACTIV.com)

///

PAÍSES NÓRDICOS Y BÁLTICOS

ESTOCOLMO

Suecia no descarta enviar más armas para apoyar a la resistencia ucraniana:

El gobierno sueco ha sido informado por las Fuerzas Armadas del país escandinavo sobre el tipo de material militar que se podría enviar a la resistencia ucraniana, y no descarta mandar más equipos a Kiev, según ha informado la emisora SVT.

Desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania, Kiev ha pedido a Suecia y a otros países ayuda militar para frenar al enemigo. En una decisión histórica, Suecia proporcionó a Ucrania 5.000 cartuchos, 5.000 cascos, 5.000  chalecos antibalas y 135.000 raciones de campaña.

No obstante, el ministro sueco de defensa, Peter Hultqvist, ha pedido a las fuerzas armadas que analicen qué más puede hacer Suecia para contribuir al esfuerzo de la resistencia ucraniana.

«La información (sobre más material militar para Ucrania) se ha enviado al gobierno y ahora estamos esperando su decisión», aseguró Therese Fagerstedt, secretaria de prensa de las Fuerzas Armadas suecas a la SVT.

Según la cadena nacional de noticias, el gobierno sueco recibió a principios de marzo una nueva lista de solicitudes de Ucrania, entre ellas pedidos del robot antitanque (Robot 57), desarrollado por Saab y una empresa británica, del robot antiaéreo “70/90” y de varias minas antitanque.

(Charles Szumski | EURACTIV.com)

///

EL SUR DE EUROPA

ROMA

Aviones Eurofighter italianos se acercan a la zona de guerra en Ucrania:

Varios cazas italianos están desplegados cerca de la zona de combate en Ucrania, explicó el jefe del Estado Mayor de la fuerza aérea italiana, Luca Goretti.

«He dado autorización para que se duplique el número de nuestros Eurofighters en servicio con la OTAN en Rumanía», subrayó Goretti durante una audiencia parlamentaria de la comisión de defensa. «Estamos a muy poca distancia de la zona de combate”, añadió Goretti.

“Las primeras peticiones de Ucrania (…) fueron, de hecho, más aviones de combate y zonas de exclusión aérea. El uso del poder aeroespacial es decisivo. Tenemos 170 militares en Rumanía para la defensa del espacio aéreo de la OTAN», agregó.

(Simona Zecchi | EURACTIV.it)

///

MADRID

El gobierno aumentará el presupuesto de defensa a pesar de las voces discordantes en Unidas Podemos:

España aumentará, gradualmente, su presupuesto de defensa, probablemente hasta acercarse al 2% del PIB, a pesar de las críticas de algunos miembros de Unidas Podemos, aseguró el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ha informado EFE.

España gasta alrededor del 1,40% de su PIB en defensa, pero la nueva meta -alineada con los objetivos de la OTAN- sería llegar al 2% «en los próximos años», dijo Sánchez en una entrevista televisiva emitida esta semana, aunque sin dar una fecha concreta.

Si otros miembros de la UE se solidarizan con Ucrania y han expresado su voluntad de contribuir más a una política de defensa común europea, España tiene que sumarse al esfuerzo, añadió Sánchez el miércoles poco antes de iniciar una gira por varios socios de la UE.

Algunos miembros de Unidas Podemos, entre ellos la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, han expresado su firme rechazo a ese aumento.

La próxima cumbre de la OTAN tendrá lugar en Madrid del 29 al 30 de junio.

(Fernando Heller | EuroEFE.EURACTIV.es)

///

GRUPO DE VISEGRADO

VARSOVIA

Polonia pone en marcha una campaña para ampliar su política de acogida de refugiados  ucranianos e incorporarles al sistema asistencial:

Polonia se prepara para recibir a cientos de miles de ucranianos y registrarlos en su sistema administrativo, lo cual podría facilitar su integración en el país y poder disfrutar de los servicios sociales y asistenciales.

Polonia tiene un sistema de registro según el cual los ciudadanos y extranjeros con permiso de residencia permanente reciben un número único de once dígitos conocido como PESEL. Este número les permite identificarse, por ejemplo, en bancos y oficinas. El sistema PESEL también permite al gobierno polaco mantener bases de datos de todos los residentes en Polonia para que puedan beneficiarse de los servicios sociales del país.

Tener un número PESEL no equivale a obtener la ciudadanía polaca y a disfrutar de todos los privilegios asociados a ella, pero sí facilita considerablemente la integración de los refugiados.

(Bartosz Sieniawski | EURACTIV.pl)

///

Editado por F.Heller