La masacre de Bucha refuerza la voluntad europea de convertir a Rusia en «paria internacional»

Aislar a Rusia del mundo, la prioridad de la UE

Aislar a Rusia del mundo, la proridad de la UE. [EA.com/]

Bruselas (EA.com)/Madrid (EuroEFE) – Las principales noticias europeas desde las capitales de los socios que integran la red de portales multilingües de EURACTIV, entre ellos EuroEFE.

En las noticias de hoy de Las Capitales:

Aislar a Rusia del resto del mundo, principal objetivo de la UE:

Un número creciente de líderes de la Unión Europea (UE) ha pedido a Bruselas que impulse un quinto paquete de sanciones contra Moscú tras las atrocidades y «escenas insoportables» de masacres de civiles en Bucha, en las afueras de Kiev, según lo describió el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Fuentes desde las capitales de la UE confirmaron a EURACTIV. com, socio de EFE, que una prohibición de comercio con Rusia -tal como pidió Varsovia recientemente- figura ahora sobre la mesa, mientras los líderes comunitarios siguen divididos sobre un embargo a las importaciones de gas, por la dependencia de países como Alemania de los hidrocarburos rusos.

En la cumbre de Bruselas de los pasados 24 y 25 de marzo, los líderes de la UE añadieron por primera vez en las conclusiones de la reunión una referencia a los «crímenes de guerra» cometidos por Moscú en Ucrania, preparando el terreno para un posible juicio a los responsbales ante la Corte Penal Internacional. En Varsovia, varios políticos también analizan en estos días la posibilidad de crear un tribunal al estilo de Núremberg (contra los nazis tras la II Guerra mundial) para los políticos rusos implicados en la invasión de Ucrania y contra los responsables de las atrocidades.

En esa cumbre, sin embargo, los líderes de la UE no decidieron aprobar un quinto paquete de sanciones alegando que esa nueva tanda de medidas sólo se activaría si Rusia cruzaba la “línea roja” de las atrocidades. «Esta línea roja se ha cruzado ahora y, por tanto, se pone en marcha la misión ‘Aislar a Rusia del mundo'», según confirmó a EURACTIV.com una fuente de la UE conocedora del asunto.

Las sanciones aprobadas hasta la fecha «claramente no [funcionan]», subrayó el lunes el ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Simon Coveney. «Si las sanciones no surten efecto, si no obligan a recapacitar (a Putin), entonces no están funcionando», según declaró a la emisora RTÉ.

«Irlanda presionará para que se intensifiquen las sanciones más allá de lo que se ha hecho hasta ahora», agregó Coveney, quien mencionó como posibles nuevas medidas tocar las importaciones de energía, el acceso a los puertos y la retirada de más bancos rusos del sistema SWIFT.

Polonia pidió recientemente la prohibición total del comercio con Rusia, a lo que se opuso Praga, alegando que no sería una opción realista. Pero un diplomático que representa a un Estado miembro del Este de la UE explicó a EURACTIV.com que la propuesta vuelve a estar sobre la mesa.

El primer ministro de Irlanda, Micheál Martin, se hizo eco de ello el lunes (4 de abril), cuando afirmó que es necesario ejercer «todas las presiones posibles» contra Putin para poner fin a la guerra tras los «crímenes atroces y bárbaros» cometidos por las tropas del país en Bucha.

Europa depende de Rusia para el 40% de su consumo de gas, el 25% de petróleo y el 45% de carbón.

En París, Macron aseguró que la masacre de Bucha justifica la imposición de «una nueva tanda de sanciones» en los próximos días, en especial contra las importaciones de carbón y el petróleo rusos.

«El embargo sobre el petróleo y el carbón» es una de las posibilidades, que «se analizará en Bruselas en el COREPER mañana, miércoles [6 de abril]», añadió el Elíseo.

EL GAS DIVIDE A LOS EUROPEOS

Pero la patata caliente sigue siendo el embargo de las importaciones de gas de Rusia.

Aunque el ministro austriaco de Finanzas, Magnus Brunner, se mostró escandalizado por los presuntos crímenes de guerra cometidos por Rusia en Ucrania y pidió que los culpables sean juzgados, destacó que las sanciones a las importaciones energéticas rusas perjudicarían más a Europa que a Rusia.

«Austria no está a favor de más sanciones sobre el gas», Europa es «muy dependiente del gas ruso», recordó.

«Creo que todas las sanciones que nos afecten más a nosotros que a los rusos no serían buenas. Por eso estamos en contra de las sanciones al petróleo y el gas», añadió.

Austria importa el 80% del gas que consume de Rusia y depende de ello para su industria y sus centrales energéticas. La economía austriaca siente ya el impacto del actual régimen de sanciones, ya que su crecimiento económico previsto para 2022 se ha reducido del 5% al 3,5%.

«Seguimos creciendo pero por supuesto ya no de la manera que nos hubiera gustado y como necesitaríamos en este momento», subrayó Brunner.

En cambio, abogó por ampliar las sanciones a más personas, organizaciones e instituciones rusas.

Por otro lado, varios representantes del gobierno italiano se han mostrado de acuerdo con la propuesta de frenar las importaciones de gas y petróleo de Moscú.

«Nunca hemos vetado ninguna sanción de la UE, y no las frenaremos en el futuro. Las atrocidades de Bucha nos muestran no sólo que la guerra en Ucrania no ha terminado, sino que su intensidad y crueldad siguen aumentando», declaró el lunes a la agencia ANSA el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Luigi Di Maio, tras una reunión con sus homólogos esloveno y croata en Zagreb.

«En este momento, es realmente difícil justificar y tolerar la dependencia energética de Rusia», admitió el domingo el ministro de Transición Ecológica, Roberto Cingolani.

«El tiempo se ha acabado», subrayó el sábado el vicesecretario del Partido Democrático italiano, Enrico Letta: «¿Cuántos Bucha (tienen que producirse) antes de pasar a un embargo total de petróleo y gas a Rusia?», se preguntó.

Sin embargo, un embargo del gas ruso tendría probablemente efectos drásticos en Italia.

Desde la invasión rusa de Ucrania, Italia ha acelerado el proceso de diversificación energética para encontrar alternativas al suministro de gas procedente de Rusia, que cubre el 40% de las necesidades energéticas de Italia.

Para sustituir los 29.000 millones de metros cúbicos de gas importados de Moscú, el gobierno italiano ha buscado acuerdos con Argelia, Libia, Mozambique, Congo, Angola, Qatar y Azerbaiyán.

Mientras tanto, el viernes 1 de abril Lituania se convirtió en el primer país de la UE en frenar la importación de gas ruso. Le siguieron Estonia y Letonia.

El presidente lituano, Gitanas Nausėda, aseguró: «hace años mi país tomó decisiones que hoy nos permiten sin dolor romper los lazos energéticos con el agresor».

«Si nosotros podemos hacerlo, el resto de Europa también puede hacerlo», agregó.

(Davide Basso, Margherita Montanari, Molly Killeen, Oliver Noyan | EURACTIV.com, EURACTIV.de, EURACTIV.fr and EURACTIV.it

///

BERLÍN

Alemania «nacionaliza» Gazprom Germania para garantizarse el suministro de gas y su “seguridad energética”:

En un giro histórico, el gobierno alemán ha puesto a Gazprom Germania bajo el control de una agencia federal, en un intento por salvar los mercados locales del gas, después de que la empresa fuera transferida a una dudosa sociedad instrumental que ordenó su cierre.

Berlín ha transferido, con efecto inmediato, la propiedad de la filial alemana de Gazprom a la agencia federal de la red, en calidad de fiduciaria, según apuntan medios alemanes.

«La orden de fideicomiso sirve para proteger la seguridad y el orden públicos y para mantener la seguridad del suministro (en Alemania). Este paso era imprescindible», explicó el ministro alemán de Economía y Protección del Clima, Robert Habeck.

Durante el pasado fin de semana varios ministerios de Berlín trabajaron contrarreloj para preparar la medida, tras recibir informaciones que apuntaban al peligro de liquidación de la filial alemana de la empresa.

En nombre de la seguridad del suministro, es crucial «que no expongamos las infraestructuras energéticas de Alemania a decisiones arbitrarias del Kremlin», subrayó Habeck.

En un primer momento Gazprom Germania era propiedad al cien por cien de Gazprom Export LLC (GPE), mientras que todas las acciones de la empresa fueron transferidas a Gazprom export business services LLC (GPEBS) el pasado 25 de marzo.

El gobierno alemán aseguró, para justificar la medida de fuerza, que no estaba claro quién era finalmente el verdadero propietario, y peligraba la seguridad del suministro.

Por otro lado, el 0,1% de las acciones de GPEBS se transfirieron a una “empresa fantasma”, Palmary, cuya titularidad, según Berlín, era dudosa. Además, Gazprom-Rusia anunció la venta de las acciones de Gazprom Germania.

Cuando el pasado viernes 1 de abril se ordenó a la empresa que presentara una «liquidación voluntaria», las alarmas empezaron a sonar en la cancillería, tras conocerse la verdadera situación el pasado sábado (2 de abril), lo cua motivó una frenética actividad en los ministerios de Asuntos Exteriores y Economía para intentar frenar la maniobra.

Si los directivos de Gazprom Germania «hubiesen llevado a cabo el procedimiento de liquidación voluntaria» tal como estaba previsto, los contratos de gas a largo plazo que tenían las empresas alemanas con la filial germana de Gazprom como socio, habrían peligrado.

Esos contratos a largo plazo son muy ventajosos económicamente, ya que se acordaron antes de la subida récord de los precios del gas y suelen estar protegidos contra las grandes oscilaciones de precios para permitir una planificación empresarial estable.

Pero al estar esos contratos en riesgo por la liquidación, el gobierno alemán intervino “de urgencia”.

Según la legislación alemana, cualquier transferencia de propiedad en infraestructuras «críticas» (vitales) requiere el visto bueno del ministerio de Habeck, que no fue concedido. Temeroso de nuevos intentos de interferir en la filial, el gobierno alemán tomó una medida “histórica” (e inédita).

«Es un hecho histórico, Alemania nacionaliza empresas rusas que operan en su territorio, ¡vaya momento!”, aseguró el jurista Jakub Jaraczweski, citado por medios locales.

Gazprom Germania será dirigida por la Agencia Federal de Redes hasta el 30 de septiembre de 2022, aunque el gobierno alemán aún no ha explicado qué se hará después con la filial de la empresa estatal rusa.

«La Agencia Federal de Redes es consciente de la responsabilidad de asegurar el suministro de gas a través de la (filial ahora tutelada por Berlín) de Gazprom Germania», explicó Klaus Müller, director de la agencia.

Müller tendrá ahora una gran influencia en la empresa, con grandes atribuciones, entre ellas poder destituir a la dirección de la empresa, nombrar una nueva cúpula directiva y trazar la estrategia. Como administrador, la agencia de Müller también podrá vender las reservas de gas de Gazprom, entre ellas las de un depósito en Rehden, a precios de mercado, si el gobierno lo desea.

Pero la filial también tiene un papel importante fuera de Alemania.

«Gazprom Germania también opera en otros países europeos, como la República Checa y Suiza, y desempeña un papel importante en su suministro de gas», subrayó Habeck.

A pesar de la importancia de la filial para los gobiernos de República Checa y Suiza, aún se desconoce si sus gobiernos han sido consultados antes de que Berlín tomara esta medida drástica.

(Nikolaus J. Kurmayer | EURACTIV.de)

///

PAÍSES NÓRDICOS Y BÁLTICOS

HELSINKI | ESTOCOLMO

Los conservadores nórdicos se unen para apoyar la candidatura de Suecia y Finlandia a la OTAN:

El Partido de la Coalición Nacional (PCN) de Finlandia y el Partido Moderado de Suecia, además de varias destacadas figuras conservadoras de Noruega y Dinamarca, han brindado su apoyo a la eventual adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN.

Petteri Orpo, presidente del Partido de Coalición Nacional finlandés, y Ulf Kristersson, presidente del Partido Moderado sueco, dirigirán conjuntamente un grupo de trabajo destinado a impulsar la candidatura de Finlandia y Suecia a la OTAN.  

Su primera reunión tendrá lugar en Estocolmo mañana, miércoles.

Destacados políticos de Noruega y Dinamarca -dos países de la OTAN- también respaldarán la iniciativa. La ex primera ministra noruega Erna Solberg, el actual presidente del partido conservador noruego, Jonas Gahr Støre, y Søren Pape Poulsen, presidente del Partido Popular Conservador danés (DKF), asistirán al encuentro.

Finlandia, Suecia, Noruega y Dinamarca tienen actualmente gobiernos  socialdemócratas.

(Pekka Vänttinen | EURACTIV.com)

///

SUR DE EUROPA

MADRID

La Guardia Civil incauta el yate de lujo de un oligarca cercano a Putin:

La Guardia Civil incautó el lunes el yate de lujo “Tango”, amarrado en el Real Club Náutico de Palma, propiedad de un oligarca vinculado con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El yate es propiedad de Viktor Felixovich Vekselberg, un multimillonario ruso-chipriota nacido en Ucrania y presidente del conglomerado ruso Renova, informó EFE.

La operación se llevó a cabo conjuntamente con las agencias estadounidenses FBI y Homeland Security Investigations (HSI).

La Guardia Civil española realizó un registro en el interior del barco de 78 metros de eslora, valorado en más de 90 millones de euros.

Aunque Vekselberg no figura en la lista de ciudadanos rusos sancionados por la UE, sí está en la lista de personas sancionadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC). Está siendo investigado en EE.UU. por fraude fiscal, blanqueo y falsedad documental.

(Fernando Heller | EuroEFE.EURACTIV.es)

///

Editado por F.Heller