Los indecisos, pieza clave para un posible pulso decisivo entre Macron y Le Pen

Las Capitales

Elecciones cruciales en Francia. [EFE-EPA]

Bruselas (EA.com)/Madrid (EuroEFE) – Las principales noticias europeas desde las capitales de los socios que integran la red de portales multilingües de EURACTIV, entre ellos EuroEFE.

En las noticias de hoy de Las Capitales:

PARÍS

Cuenta atrás para unas elecciones francesas decisivas, y con el resultado más incierto de los últimos años:

A pocas horas de la primera vuelta de las elecciones francesas, los votantes, según los últimos sondeos, están más indecisos que nunca.

LE PEN ACORTA DISTANCIAS CON MACRON

Por otro lado, según los últimos sondeos, se acortan las diferencias entre el presidente de Francia y candidato, Emmanuel Macron, y la candidata de la extrema derecha, Marine Le Pen, según France 24 y France Info.

El 10 de abril los franceses serán llamados a las urnas para elegir al Presidente de la República para los próximos cinco años, pero el resultado está muy abierto, con previsiones de abstención récord y grandes dudas entre los votantes.

No obstante, las elecciones de este año tienen una importancia crucial teniendo en cuenta el contexto geopolítico actual, con la guerra de Ucrania, el papel de la diplomacia francesa en el conflicto, y el hecho de que ostenta la presidencia semestral rotatoria del Consejo de la UE.

Pero también los problemas que aquejan al bolsillo de los franceses, con la elevada inflación y los precios de la energía, estarán muy presentes en la mente de los votantes.

En liza hay 12 candidatos, entre ellos Macron, tres candidatos de extrema derecha o nacionalistas de derechas: Marine Le Pen, Éric Zemmour y  Valérie Pécresse, y candidato de la izquierda radical Jean-Luc Mélenchon.

RIESGO DE ELEVADA ABSTENCIÓN

Según todas las proyecciones de voto, la abstención podría ser muy elevada. A pesar del profundo espíritu democrático ciudadano, parece que esta vez los franceses están cansados o alejados de los temas políticos, y, en muchas ocasiones, decepcionados por los candidatos que compiten.

Ello podría provocar que se superara el récord de abstención de las elecciones de 2002. En ese año el 28,4% del censo se quedó en casa en la primera vuelta. Las últimas encuestas sitúan la abstención en torno al 30%.

En 2017, una semana antes de la primera vuelta, el 78% de los votantes declaró su intención de acudir a las urnas, y finalmente la participación en ese año alcanzó el 77,77%, muy cerca de lo previsto por los institutos de sondeo.

Pero de los 47,9 millones de personas inscritas para votar, 14 millones podrían decidir no acudir a las urnas el domingo, y eso podría tener un peso considerable en el resultado final.

LA JUVENTUD, POCO MOVILIZADA

Entre las categorías más propensas a la abstención, los jóvenes parecen sentirse más desilusionados con la política y sus representantes que los mayores.

En el último sondeo de Ipsos France, realizado entre una muestra muy amplia (12.600 personas), el 40% de los ciudadanos de entre 18 a 24 años manifestaron sus dudas sobre acudir a votar, lo cual se traduciría en al menos 2 millones de votos menos. Esta proporción es del 45% en el caso de los ciudadanos de entre 25 y 34 años y afecta a 2,2 millones de votantes.

Yannick Jadot (del partido de Los Verdes) es quien mejores resultados obtiene en el primer segmento de población analizado, al igual que Jean-Luc Mélenchon (izquierda radical) quien, junto con Marine Le Pen), también obtendría un buen resultado en la segunda vuelta. Por ello, podrían ser los más penalizados por la baja movilización de los jóvenes.

Además, los votantes son más propensos a votar cuanto mayor es su edad.

La movilización es también especialmente baja entre los electores que no se consideran vinculados a ningún partido político: la mitad de ellos no están seguros de votar o no tienen intención de hacerlo. Entre los electores que manifiestan cierta cercanía a la política, los de la izquierda están ligeramente menos movilizados que los de la derecha o los centristas, según el sondeo.

ELECTORADO INCIERTO

Otro factor importante a tener en cuenta en estas elecciones es la gran incertidumbre que reina entre los votantes, algunos de los cuales aún no tienen, a día de hoy, decidido su voto.

Según Ipsos France, el 32% de las personas que piensan votar aún no lo han decidido definitivamente, aunque hayan manifestado su intención de acudir a las urnas. Otros institutos de sondeo dan cifras muy similares.

Los votantes del presidente en funciones y de los dos principales candidatos de extrema derecha son los menos indecisos (por debajo del 25%).

Por el contrario, quienes declaran su intención de votar a los candidatos de izquierda no tienen tan claro si finalmente acudirán a depositar su papeleta, al igual que los votantes de Valérie Pécresse, la candidata de la derecha. La intención de voto a favor del ecologista Yannick Jadot es el menos definido (58% de sus potenciales votantes). Le siguen Pécresse (39%) y Mélenchon (34%).

Estas proporciones disminuyen a medida que se acerca la cita electoral, aunque siguen siendo cifras elevadas de potencial abstención y representan a varios millones de votos (quizás hasta 10 millones).

Jean-Luc Mélenchon podría así aprovecharse de los indecisos que tienen intención de votar a Fabien Roussel y Yannick Jadot, mientras que Emmanuel Macron puede beneficiarse de un “efecto arrastre” de votantes de Valérie Pécresse de la primera vuelta. Mientras tanto Marine Le Pen intenta convencer a los numerosos votantes de Éric Zemmour que aún dudan entre ambos.

Los sondeos de opinión también muestran una gran volatilidad en la intención de voto.

De hecho, un número importante de votantes parece haber cambiado de opinión varias veces en los últimos meses, fenómeno no tan frecuente en elecciones anteriores, cuando el electorado estaba mucho más «cristalizado», según los expertos.

Según el último sondeo de Ipsos France,  el 8% de los franceses que piensan votar, han cambiado de candidato en las dos últimas semanas.

A pesar de la cercanía de la primera vuelta, el resultado sigue en el aire.

Varios miembros responsables de las campañas electorales de algunos candidatos han expresado recientemente a EURACTIV-Francia su temor a que una baja movilización de sus partidarios les penalice.

Los partidos de Marine Le Pen y Jean-Luc Mélenchon, que tienen un electorado más “abstencionista” en comparación con el resto, creen que lo que está en juego es el segundo puesto. Los afines a Emmanuel Macron temen que una posición demasiado cómoda en la intención de voto desmovilice a los votantes menos politizados y favorables al presidente saliente, que podrían considerar estéril acudir a las urnas el domingo.

(Davide Basso | EURACTIV.fr)

///

BERLÍN

El parlamento alemán rechaza la propuesta de la vacuna obligatoria contra el COVID-19:

El Bundestag ha rechazado una propuesta de los partidos del gobierno para hacer obligatorias las vacunas contra el COVID-19 para determinados grupos, lo cual ha puesto en evidencia la división en el seno de la coalición tripartita de gobierno (SPD, Liberales y Verdes).

La mayoría de los diputados alemanes ha votado en contra de la propuesta de hacer obligatoria la vacuna COVID-19 para los mayores de 60 años presentada por algunos diputados de la coalición gubernamental.

Aunque el gobierno del canciller, Olaf Scholz, suele tener mayoría en el parlamento, concedió a los diputados la posibilidad de votar según su propia convicción sobre este asunto, al considerar que aplicar la obligatoriedad de vacunación sería violar las libertades personales, y por ello, se trata de un “asunto de conciencia».

(Julia Dahm | EURACTIV.de)

///

VIENA

La ministra austríaca para la UE  vaticina una guerra muy larga en Ucrania:

La crisis provocada por la invasión rusa en Ucrania se prolongará durante muchos años, según ha declarado la ministra austríaca para Europa, Karoline Edtstadler, en una entrevista al periódico Der Standard.

La UE debe reposicionarse y garantizar su seguridad frente al agresor ruso, aseguró Edtstadler, del partido conservador en el poder, ÖVP.

La funcionaria aseguró que “jamás pensó” que el presidente de Rusia,  Vladimir Putin, se embarcaría en una guerra y que se producirían “horrendas violaciones de los derechos humanos y crímenes de guerra, y que se utilizaría la violación como arma», dijo.

Por otro lado, la funcionaria abogó por acelerar el proceso de adhesión de los Balcanes Occidentales a la UE, en el contexto de creciente inseguridad en Europa creado por la guerra en Ucrania:

En su opinión, es poco probable que la guerra termine en las próximas semanas o meses. La relación futura de la UE con Rusia ya nunca será igual, agregó: “hemos perdido nuestra inocencia”, subrayó.

///

LA HAYA

El partido en el gobierno de Países Bajos pide que se incluya a los “hackers” rusos en la lista de sanciones de la UE:

El partido gobernante en Países Bajos, el VVD, ha propuesto que los piratas informáticos rusos sean incluidos en la lista de sancionados de la UE, para que pierdan de esa manera acceso a sus cuentas financieras en Europa, según informan medios holandeses.

«Son piratas informáticos que atacan a diario a las empresas de Holanda, a nuestras pequeñas y medianas empresas, simplemente para hacerse con dinero. Son delincuentes comunes», ha asegurado la diputada del VVD Queeny Rajkowski.

«Sabemos dónde están. Forman parte de la camarilla de Putin. Tenemos que asegurarnos de hacerles la vida lo más difícil posible», dijo Rajkowski a RTL Nieuws.

Tan pronto como los hackers se añadan a la lista de sancionados «podemos atraparlos incluso si una rueda de sus Lamborghini entra en un país europeo», agregó.

(Sofia Stuart Leeson | EURACTIV.com)

///

SUR DE EUROPA

ROMA / LA HAYA

Italia y Holanda, divididas sobre el precio del gas:

 Las posturas de Roma y Ámsterdam sobre la limitación del precio de la energía en Europa siguen distantes «pero se han hecho avances», según ha asegurado el primer ministro italiano, Mario Draghi, tras la reunión que mantuvo el jueves con su homólogo holandés, Mark Rutte.

Cada vez son más los países de la UE que apoyan la necesidad de fijar el precio del gas, en un intento por frenar el impacto de la crisis energética, que sigue afectando al poder adquisitivo de las familias y a la capacidad productiva de las empresas europeas.

Los Países Bajos, al igual que Alemania, se encuentran entre los países de la UE más escépticos respecto a la medida. Según Rutte, topar los precios «tiene riesgos». España, entre otros socios europeos del sur, apoya justo lo contrario.

(Margherita Montanari | EURACTIV.it)

///

MADRID

“No hay buenas noticias» tras la reunión entre Sánchez y Feijóo:

«Desgraciadamente» no hay buenas noticias que comunicar tras la reunión entre el nuevo líder del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, y presidente del gobierno, Pedro Sánchez, según dijo el líder gallego.

En rueda de prensa, Núñez Feijóo subrayó que Sánchez no ha aceptado ninguna de sus propuestas para ayudar a mitigar el impacto negativo de la inflación en la economía española y los elevados precios de la energía.

«He llevado (a la reunión) varias propuestas y las seguiré haciendo. Es importante que los españoles sepan que es posible una política económica diferente», subrayó Feijóo al término de la reunión.

El PIB español cayó 4 puntos más respecto a la media de la UE en 2020, sobre todo por el fuerte golpe de la pandemia, y la situación de crisis actual no es fruto exclusivo de la guerra en Ucrania, recordó Feijóo.

(Fernando Heller | EuroEFE.EURACTIV.es)

///

PAÍSES NÓRDICOS Y BÁLTICOS

OSLO

Noruega analiza la propuesta de la UE de prohibir el acceso de los buques rusos a los puertos europeos:

Las autoridades noruegas están estudiando si adoptar la propuesta de la UE para prohibir el acceso a los puertos europeos a todos los buques rusos, aunque con algunas excepciones, según informan medios noruegos.

La Presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, presentó esta semana una propuesta para un quinto paquete de sanciones europeas contra Rusia, la cual incluye, entre otras medidas, la prohibición de atraque de barcos rusos en puertos de la UE, además de prohibiciones específicas de importación de productos como el marisco.

«Analizaremos las propuestas de la Comisión y evaluaremos si es necesario hacer ajustes cuando el paquete de sanciones se incorpore a la legislación noruega», declaró el ministro noruego de Pesca y Asuntos Marítimos, Bjørnar Skjæran, citado por medios locales.

(Charles Szumski | EURACTIV.com)

Editado por F.Heller