¿Una «cohabitación» forzosa? los riesgos de una bicefalia para la diplomacia francesa

Las Capitales

¿Una compleja cohabitación en Francia? [EFE-EPA]

Madrid (EuroEFE)/Bruselas (EA.com).  – Las principales noticias europeas desde las capitales de los socios que integran la red de portales multilingües de EURACTIV, entre ellos EuroEFE.

En las noticias de hoy de Las Capitales:

PARÍS

¿Un parlamento hostil a Macron? Las dudas sobre el papel de Francia en el exterior tras las elecciones parlamentarias de junio en caso de bicefalia:

Si se formase una mayoría parlamentaria contraria al presidente electo de Francia, Emmanuel Macron, en las elecciones parlamentarias del próximo  junio, la política exterior del país corre el riesgo de perder credibilidad, debilitando la influencia de París y de la UE en el tablero internacional, han advertido varios analistas consultados por EURACTIV-Francia, socio de EFE.

Tras recordar la compleja “cohabitación” entre Jacques Chirac y Lionel Jospin, los analistas citaron la guerra de Ucrania y qué postura adoptará Francia respecto a Moscú, como ejemplo de qué podría estar en juego.

Aunque Macron fue reelegido, tras derrotar en las urnas a la líder de la ultraderecha Marine Le Pen el pasado domingo, no tiene garantizada una mayoría sólida en la Asamblea Nacional tras las elecciones legislativas de junio.

Aunque parece improbable que se forme una mayoría radicalmente opuesta a Macron en cuestiones de política exterior -liderada por Jean-Luc Mélenchon o Marine Le Pen, por ejemplo-, la cohabitación con otras fuerzas políticas podría desembocar en «dos políticas exteriores» en Francia, según Thanassis Diamantopoulos, experto en política francesa y europea.

Dado que la Constitución francesa no aclara el reparto de competencias en política exterior, es el “día a día” el que termina por determinar por dónde se mueve la diplomacia gala y, por tanto, también marca la relación entre el presidente y el jefe de gobierno cuando ambos no pertenecen a la misma familia política.

LA DIFÍCIL COHABITACIÓN CHIRAC-JOSPIN

Un ejemplo de esas dificultades la encontramos en la complejísima  cohabitación entre el expresidente conservador Jacques Chirac y el ex primer ministro socialista Lionel Jospin.

Los dos se solían enfrentar a menudo por la política de Francia en Oriente Medio: Chirac apoyaba al mundo árabe mientras Jospin se ponía del lado de Israel.

Un incidente ocurrido en febrero de 2000 puso de manifiesto las dificultades en materia de asuntos exteriores, cuando el primer ministro no comparte la misma ideología que el presidente.

Durante una visita a los territorios palestinos, Jospin calificó de «actos de terrorismo» los ataques del movimiento Hezbolá contra soldados israelíes, lo que provocó la indignación del mundo árabe.

Al volver a casa, recibió una llamada de Chirac quien le recordó que es el presidente quien marca el rumbo de la política exterior francesa.

UNA POLÍTICA EXTERIOR COMPROMETIDA

Samy Cohen, politólogo y especialista en defensa y asuntos exteriores, identificó en su libro «La politique étrangère entre l’Elysée et Matignon» (La política exterior entre el Elíseo y Matignon), «tres esferas de influencia» relativas a la diplomacia: una presidencial, otra gubernamental y una esfera intermedia de «cogestión», en la que el presidente no puede actuar sin el acuerdo del gobierno y viceversa.

Es, obviamente, la tercera categoría la que puede provocar más bloqueos entre los dos jefes del ejecutivo francés. Incluye «en especial las operaciones militares, las grandes decisiones en materia comunitaria», escribió Samy Cohen.

Pero aunque «en el sistema de la V República el presidente tiene voz y voto en la política exterior», Diamantopoulos reconoce que en caso de cohabitación, «la coherencia de la política exterior francesa se vería comprometida […] y su credibilidad también, a ojos de los europeos».

Por su parte, Benjamin Haddad, director del think-tank Atlantic Council, con sede en Washington, comparte esa opinión: «En un período de cohabitación es el Presidente de la República quien marca las principales directrices diplomáticas y representa a Francia en el extranjero».

Sin embargo, explicó a EURACTIV-Francia que «sufrir una forma de parálisis (política) o (de) debilidad institucional en casa reduce la influencia de Francia en el exterior».

Además, al tener Francia un ejecutivo bicéfalo, pueden surgir «problemas de coherencia y claridad» de la política exterior.

«A menudo, los conflictos internos franceses se ven en el exterior y debilitan nuestra voz», añadió Haddad.

¿IMPACTO EN LA POSICIÓN DE PARÍS CON EL KREMLIN?

Lo que hace que la posibilidad de una cohabitación sea especialmente  problemática es que «en el caso de las dos principales fuerzas de oposición a Macron,  la Agrupación Nacional o La France Insoumise, hay diferencias muy claras respecto a la relación con la Unión Europea, con Rusia, con las alianzas», dijo Benjamin Haddad.

En su opinión, Francia podría «encontrarse en una situación de parálisis total» con un gobierno dirigido por Jean-Luc Mélenchon o Marine Le Pen que se oponga a la decisión de Emmanuel Macron de entregar armas a Ucrania o imponer más sanciones a Rusia.

¿Cuáles podrían ser las consecuencias para Francia? Quedaría «completamente debilitada en la escena internacional», según el análisis de Haddad, sobre todo «en cuestión de credibilidad frente a nuestros socios (de la UE)», además de la crisis institucional interna que esto provocaría.

Europa también sufriría las consecuencias. Potencialmente, «si estuviéramos en un periodo de cohabitación, tendríamos un movimiento antieuropeo con una política de bloqueo de Europa en el gobierno […] toda la UE se debilitaría y sufriría», advirtió Haddad.

Si debido a una eventual cohabitación Francia «dejara de suministrar  armas [a Ucrania] o (se suspendieran) las sanciones europeas, todo el edificio de la UE se derrumbaría», adviertió.

(Davide Basso/EURACTIV.fr)

///

BERLÍN

Alemania da luz verde al envío de armamento pesado a la resistencia ucraniana:

La coalición «semáforo» alemana (socialdemócratas, Verdes y Liberales) intensificará sus esfuerzos para apoyar a Ucrania con más armas, y se dará luz verde a la entrega de armamento pesado a la resistencia ucraniana, en un claro cambio radical de postura de Berlín.

La medida se produce tras la presión de los últimos días y semanas contra el canciller alemán, Olaf Scholz, para que cambiara su postura, y debido a sus titubeos sobre si Berlín debía enviar armamento pesado a Ucrania.

Ahora los tres partidos de la coalición en el Bundestag preparan una moción para intensificar su ayuda, e incluir ese tipo de material bélico.

La moción pide al gobierno alemán que «continúe y, en la medida de lo posible, acelere la entrega de los equipos necesarios a Ucrania, incluido el suministro de armas pesadas y sistemas sofisticados (…) sin poner en peligro las capacidades de defensa de la alianza de Alemania (con la OTAN)», según el texto de la moción parlamentaria obtenida por la agencia dpa.

Aunque Alemania no entregará armamento pesado directamente a Kiev, ayudará a los aliados de la OTAN a que entreguen equipos militares de la era soviética, sustituyéndolos por armamento pesado alemán.

«Están entregando equipos de fabricación soviética a Ucrania, y nosotros estamos llenando esos vacíos. (…) Estamos dispuestos a hacerlo», aseguró el martes la ministra alemana de Defensa, Christine Lambrecht, durante una reunión con los ministros de defensa de varios países en la base aérea de Ramstein (Alemania).

Sin embargo, según la información obtenida por dpa, el gobierno alemán ha dado luz verde a un envío de tanques  Gepard por parte del fabricante de armas alemán Krauss-Maffei Wegmann, lo que supone un giro de 180 grados respecto a la postura mantenida hasta ahora por Berlín.

(Oliver Noyan/EURACTIV.de)

///

LA HAYA | ROMA

Gentiloni y Rutte analizan el impacto económico de las sanciones a Rusia en la economía de la UE:

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, ha debatido con el primer ministro holandés, Mark Rutte, el impacto económico de la invasión de Ucrania, las sanciones de la UE y la modernización de la normativa fiscal comunitaria, durante una visita del italiano al puerto de Rotterdam.

Gentiloni se reunió el martes en La Haya con Rutte y la ministra de Finanzas de Países Bajos, Sigrid Kaag. También se reunió con otros funcionarios del gobierno holandés.

(Sofia Stuart Leeson | EURACTIV.com)

///

REINO UNIDO E IRLANDA

DUBLÍN

Crean un subcomité para supervisar la gestión del gobierno en la acogida de los refugiados ucranianos:

Dublín creará un nuevo subcomité para supervisar la respuesta del gobierno a la guerra en Ucrania, tomando como ejemplo el organismo creado por el gobierno para gestionar la pandemia del COVID-19, según informan medios irlandeses.

El comité estará formado, entre otros, por el primer ministro, Micheál Martin, el Viceprimer ministro, Leo Varadkar, y otros ministros relevantes del gabinete.

Se abordarán cuestiones relativas al alojamiento y educación para los refugiados, además de posibles ayudas económicas a los irlandeses que acojan a refugiados en sus hogares.

El anuncio se produce en un momento complicado, mientras el país intenta gestionar de la manera más eficaz posible el alojamiento para los 25.000 refugiados que han llegado desde que estalló la guerra en Ucrania el 24 de febrero.

(Molly Killeen | EURACTIV.com)

///

PAÍSES NÓRDICOS Y BÁLTICOS

HELSINKI

Bruselas pide a Finlandia que redoble sus esfuerzos para combatir el antisemitismo:

La Comisión Europea y su organismo de control del antisemitismo han instado a Finlandia a redoblar sus esfuerzos para luchar contra los discursos de odio a los cuales se enfrenta la pequeña comunidad judía del país nórdico.

En su reciente visita a Finlandia, la responsable del control del antisemitismo de la UE, Katharina von Schnurbein, señaló que ni las autoridades ni la población finlandesa son plenamente conscientes de la amenaza que supone el antisemitismo en el país.

Su afirmación se basa en una reciente encuesta según la cual uno de cada dos ciudadanos de la UE considera que el antisemitismo es un problema en su país. Esa cifra fue del 17% en Finlandia, según la encuesta.

(Pekka Vänttinen | EURACTIV.com)

///

SUR DE EUROPA

ROMA

El Movimiento 5 Estrellas se opone al envío de armas a Ucrania:

El Movimiento Cinco Estrellas (5SM), socio de la coalición de gobierno, se opone al envío de más material militar a Ucrania, según ha explicado el ministro italiano de defensa, Lorenzo Guerini, al tiempo que recordó que antes de tomar ninguna medida en ese sentido, el gobierno debería informar primero al parlamento.

«Italia enviará más material militar, que es esencial para seguir apoyando a la resistencia ucraniana», aseguró Guerini.

No obstante, el ex primer ministro Giuseppe Conte, jefe del Movimiento Cinco Estrellas, pidió al primer ministro, Mario Draghi, y a Guerini «que informen al Parlamento sobre las armas que quieren enviar a Ucrania».

«No estamos en contra del envío de armas (…) pero sí de una ayuda militar que no sea puramente defensiva», añadió Conte.

(Margherita Montanari | EURACTIV.it)

///

MADRID

España y Portugal llegan a un acuerdo con la Comisión Europea para rebajar el precio del gas:

Los precios del gas en el mercado mayorista de la electricidad de España y Portugal pasarán de 90 a 50 euros KW/h desde mayo próximo, tras un  «acuerdo político» entre Madrid, Lisboa y la Comisión Europea.

El acuerdo, que aún no se ha hecho oficial, tendrá una duración de 12 meses y comienza con un precio medio del gas de 40 euros, para estabilizarse en torno a los 50 euros de media durante todo ese período.

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, expresó el martes en  Bruselas su satisfacción por el acuerdo «ad hoc» y subrayó que «se han alcanzado los principales objetivos» de España.

(Fernando Heller | EuroEFE.EURACTIV.es)

///

GRUPO DE VISEGRADO

PRAGA | BRATISLAVA

Eslovaquia y República Checa dejarán de subvencionar el gas natural para calefacción:

Con el objetivo de reducir al máximo la dependencia del gas natural ruso, es necesario, entre otras medidas, dejar de subvencionar al gas natural para la calefacción, ha asegurado el Secretario de Estado del Ministerio de Economía de Eslovaquia, Karol Galek, quien citó el ejemplo de República Checa, que ya ha tomado esa medida.

Hasta hace poco el gas natural era considerado un combustible de transición en Eslovaquia, República Checa y otros países dependientes del carbón. En el nuevo contexto de la invasión rusa de Ucrania esos países deben revisar sus estrategias energéticas, que se basaban en el gas natural.

(Michal Hudec | EURACTIV.sk, Aneta Zachová | EURACTIV.cz)

///

Editado por F.Heller