Copresidente de EuroLat: las elecciones francesas y Bolsonaro complican el pacto UE-Mercosur

La sala de conferencias para una cumbre de presidentes del Mercosur en Asunción (Paraguay). EFE/ Nathalia Aguilar/archivo

Bruselas (EuroEFE).- Para el presidente de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamérica, el eurodiputado socialista Javi López, no hay duda de que “los dos mayores problemas para la resolución del acuerdo” comercial entre la Unión Europea (UE) y Mercosur son “las elecciones francesas y la presidencia de (Jair) Bolsonaro” en Brasil.

El hecho de que Francia celebre elecciones presidenciales en 2022 “hace que la dinámica electoral acabe condicionando cualquier tipo de decisión que tome el gobierno francés” y París “ha ido intensificando su rechazo” al acuerdo comercial “a medida que se acercaba la fecha electoral”, dice López en una entrevista con EFE.

De Bolsonaro, asegura que “provoca una enorme distorsión en términos políticos y de opinión pública”.

Cuando se cumplen 30 años de la creación de Mercosur – la alianza entre Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay – el acuerdo comercial con la UE sigue pendiente de ratificación, sin que haya podido entrar en vigor, a pesar de que los dos bloques lo firmaron en julio de 2019.

“Obviamente, las condiciones actuales lo hacen muy difícil”, asegura López.

En la UE no solo es Francia quien se opone al pacto. El gobierno austriaco -una coalición entre la Democracia cristiana y los Verdes- ha expresado recientemente su veto por “los extensos incendios forestales en el Amazonas”, según una carta enviada al primer ministro portugués, Antonio Costa, cuyo país preside este semestre el Consejo de la UE.

También Bélgica, Holanda e Irlanda piden que el acuerdo incluya más garantías en la protección del medio ambiente, ante las políticas de Bolsonaro en la selva amazónica.

 

 

PERSPECTIVA HISTÓRICA

Desde que la UE y Mercosur empezaron a negociar el acuerdo hace más de veinte años “ha cambiado el planeta, está cambiando la temperatura en la Tierra, está cambiando sobre todo la opinión pública, que tiene otras exigencias”, comenta López.

“Hoy tenemos una sensibilidad medioambiental y especialmente tenemos, desde hace cinco años, obligaciones y compromisos internacionales en materia medioambiental que tenemos que proteger y cumplir”, dice en referencia al Acuerdo de París.

Además, continúa, la opinión pública “hoy está más atenta que hace veinte años a los acuerdos comerciales. Hoy son más divisivos políticamente, probablemente porque hoy se es más consciente de que la globalización, aunque genera beneficios en términos económicos, también tiene otras contrapartidas, especialmente en términos de distribución de esos beneficios”.

Y en este sentido, apunta que “en muchas ocasiones, hay algunos Estados miembros que lo que hacen es utilizar la cuestión medioambiental para tapar intereses particulares de sectores determinados que son relevantes en su país”.

“Utilizan la política medioambiental y el Amazonas para defender posiciones proteccionistas que nada tienen que ver. Esa es la realidad y eso pasa en Austria y otros países”, asegura el eurodiputado.

Crecientes críticas en la UE al pacto con Mercosur complican su ratificación

Bruselas (EuroEFE).- La ratificación y entrada en vigor del acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y los países del Mercosur, que tardó veinte años en firmarse, tropieza ahora con los temores de distintos socios europeos y de la Eurocámara, …

PAÍSES DEL MERCOSUR

“Aunque los mayores problemas” con la ratificación del pacto “los estamos teniendo aquí”, dice López, “es cierto que los problemas en Europa han acabado tapando que no existe unanimidad absoluta en Mercosur alrededor del acuerdo”.

Argentina “aún está gestionando la digestión de la deuda y hay que tener cuidado si un acuerdo comercial le mete un ‘shock’ en su balanza” comercial. “Yo eso lo entiendo”, comenta el presidente de la Asamblea EuroLat.

“Con todo”, el presidente argentino, Alberto Fernández “ha mostrado señales favorables, aunque haya dudas sobre algunos elementos”.

López pide la ratificación del pacto porque “nosotros firmaríamos el acuerdo más grande en nuestra historia, pero ellos garantizan con el acuerdo el fortalecimiento de su institucionalidad”.

“Refuerza mucho a Mercosur y hay que recordar, ahora que se celebra el treinta aniversario, que en la región todos los procesos de integración regional y subregional han acabado parados o fracasados”.

CHINA

También defiende el acuerdo porque “hoy ya China invierte más que Europa en Latinoamérica. Eso va a tener efectos a medio y largo plazo y el rol que no ocupemos nosotros va a ser ocupado por otros”.

Además, asegura que “las tensiones entre China y Estados Unidos nos van a acompañar” y “tenemos una oportunidad enorme para construir una agenda común con Latinoamérica”.

Aunque reconoce que la relación entre la UE y América Latina “es muy extraña”, porque es una región que está a la vez “tan cerca” y a la vez “tan lejos”.

Y “lo cierto es que durante la última década, los problemas de nuestra vecindad han acabado colocando mucho el foco en la escalada con Rusia, el conflicto con Ucrania, la guerra en Siria, Libia, el norte de África”.

Y además, “Europa ha vivido diez años muy introspectivos. Hemos estado bastante preocupados por los problemas internos que ha tenido la Unión Europea, que no han sido pocos”, asegura.

Editado por Virginia Hebrero