Chile, optimista en cerrar una asociación con la UE en el primer semestre de 2021

chile

Imagen de una de las calles del centro de Santiago de Chile, en octubre de 2020. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- Chile confía en poder cerrar la negociación sobre la modernización del Acuerdo de Asociación UE-Chile en el primer semestre de 2021, lo que sería “una señal muy potente” de relanzamiento de las relaciones entre el país sudamericano y el club comunitario y también para la región.

Son palabras del ministro de Asuntos Exteriores chileno, Andrés Allamand, en un encuentro con periodistas en Bruselas, en un viaje de trabajo para “dar un impulso final” a las negociaciones de modernización del acuerdo de asociación estratégica entre Chile y la Unión Europea.

El otro objetivo de su primera gira europea es explicar el contexto de Chile tras el estallido social del 18-O, cómo el país ha podido encauzarlo a través de su institucionalidad, y los pasos que siguen en el camino de la elaboración de una nueva Constitución, lo que “es visto con muy buenos ojos desde Europa”, afirmó Allamand.

El jefe de la diplomacia mantuvo este martes un encuentro con eurodiputados y con la ministra de Exteriores belga, Sophie Wilmès, tras reunirse el lunes con el Alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell; el comisario de Comercio y vicepresidente de Economía, Valdis Dombrovskis, y los comisarios de Energía, Kadri Simson, y de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius.

La UE y Chile acuerdan modernizar la dimensión comercial del acuerdo de asociación

Bruselas (EuroEFE).- El comisario de Comercio y vicepresidente ejecutivo de Economía de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, y el ministro de Exteriores de Chile, Andrés Allamand, reafirmaron este lunes su compromiso de buscar la forma de modernizar la dimensión comercial …

MODERNIZACIÓN DEL ACUERDO DE ASOCIACIÓN

El actual tratado de asociación entre Chile y la UE data de 2012, rememoró Allamand, para defender que “casi a 20 años de haberse suscrito corresponde hacerse una actualización”.

Tras sus reuniones en Bruselas, el canciller destacó que por parte chilena tienen “mucho optimismo de poder cerrar esta negociación durante el primer semestre de 2021”, lo que supondría “una señal muy potente de un relanzamiento de las relaciones entre Chile y la UE y también una señal hacia la región”.

Precisó que la primera ronda está prevista para enero próximo y la segunda en la “primavera europea”, en abril.

Preguntado por el principal objetivo de Santiago en esa actualización, Allamand precisó que una de sus “prioridades” es que “el 10 por ciento de los productos agrícolas de origen chileno, que hoy no tiene un acceso diferencial a los mercados europeos, lo obtenga a partir de esta negociación”.

Por su parte, el subsecretario chileno de Relaciones Económicas Internacionales, Rodrigo Yañez, añadió que además de tener un acceso “mejorado” al mercado único de sus materias primas, Chile desea impulsar el “comercio y reducir la brecha digital”, así como las inversiones, el “capital humano y los servicios de valor añadido”.

En este sentido, Chile espera que su tecnología de hidrógeno verde encuentre “acomodo” en el Pacto Verde europeo.

Chile está “en la primera línea” del desarrollo del hidrógeno verde, que genera “un enorme interés en la Unión Europea como en los distintos países que la forman”, ya que el hidrógeno verde puede desarrollar “un cambio en el paisaje de los combustibles en el mundo”, apuntó, por su parte, Allamand.

También citó “todo lo que tiene que ver con protección de océanos” como otro punto posible de cooperación, al destacar el compromiso de Chile con su conservación, la creación de áreas marinas protegidas a nivel global y el cuidado y desarrollo científico en la Antártica.

En este sentido, destacó que su país “tiene la décima superficie de zona económica más grande y el 43 por ciento de esa zona económica es una zona marina protegida”.

RESPALDO EUROPEO AL PROCESO CONSTITUCIONAL

En sus encuentros con autoridades europeas, el canciller puso énfasis en los principales temas que se deberán respetar en el proceso constitucional de su país: Chile seguirá siendo una república democrática, el respeto a los fallos judiciales y a tratados internacionales vigentes, ratificados por el Congreso Nacional.

En este sentido, Allamand mostró su satisfacción al constatar que el proceso político en su país se aprecia “de manera muy positiva” y “con buenos ojos desde Europa”, que espera que asegure “los derechos de las personas y permita mayor progreso y derrotar algunas fallas como la persistencia de la desigualdad”, dijo.

Para Chile, “el acompañamiento y el apoyo europeo a nuestro proceso político y constitucional es sin duda importante, lo apreciamos y lo valoramos”, destacó.

“Chile ha sido capaz de encauzar el estallido social de 2019 con una formula muy concreta: más democracia”, con un plebiscito de entrada en octubre y otro final de ratificación se va a movilizar a todas las fuerzas democráticas del país, destacó.

Y sobre el respeto a los derechos humanos, Allamand subrayó que “hay en marcha un proceso integral de modernización de la policía que está avanzando legislativamente” y que “todos los casos en que se han constado violaciones de derechos humanos son hoy día objeto de acción judicial en tribunales chilenos”.