España certifica a Argentina su apoyo al acuerdo entre la UE y el Mercosur

La ministra española de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, recibe al canciller de la República Argentina, Felipe Solá, este martes en el Palacio de Viana, en Madrid. EFE/Chema Moya

Madrid/Bruselas (EuroEFE).- La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, trasladó este martes a su homólogo argentino, Felipe Carlos Solá, la intención del Gobierno de España de seguir impulsando el consenso a favor de la ratificación del acuerdo entre la UE  y el Mercosur, “del que se derivarán grandes ventajas para sus ciudadanos”. Sin embargo, según un estudio del Grupo Confederal de la Izquierda del Parlamento Europeo (PE), ese pacto creará un efecto “rebote” de los pesticidas prohibidos en el espacio comunitario.

González Laya y Solá mantuvieron un desayuno de trabajo en Madrid como parte de un viaje oficial por varios países europeos que el presidente argentino, Alberto Fernández, está realizando con el objetivo de obtener apoyos para la negociación de la deuda con el FMI.

Ambos ministros otorgaron en el encuentro una prioridad especial al acuerdo comercial entre el Mercosur y la UE, sobre el que España lleva meses desplegando una “intensa labor” en múltiples frentes, según destaca un comunicado del Ministerio español de Exteriores.

En la reunión, González Laya y Solá realizaron además un análisis pormenorizado de asuntos relevantes de la agenda internacional como la situación regional y el seguimiento de las cumbres iberoamericanas, la última de las cuales se celebró el pasado abril en Andorra y en la que Argentina participó de forma telemática debido a las medidas impuestas por la pandemia del coronavirus.

España, como primer socio comercial de la UE con Argentina y segundo inversor extranjero tras Estados Unidos, sigue con gran interés la situación del Mercosur, cuya presidencia pro tempore ejerce el país sudamericano durante este semestre.

González Laya intercambió también impresiones con Solá sobre su reciente viaje a Brasil y Paraguay, donde pudo constatar la voluntad política del Mercosur de llevar adelante el proceso para su definitiva entrada en vigor.

España llevará a la UE un mensaje "positivo" del Mercosur sobre la deforestación

Asunción (EuroEFE).- La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, dijo este sábado en Asunción que ha recibido una respuesta “positiva” por parte del Mercosur para luchar contra la deforestación, mensaje que llevará a la Comisión Europea para tratar …

Ambos países se proponen realizar una revisión en profundidad de los instrumentos bilaterales existentes, identificando objetivos en áreas de interés común, con miras a retomar el pulso de una relación estrecha y multidimensional, señala el comunicado del Ministerio español.

El Acuerdo de Asociación entre la UE y el Mercosur fue firmado en 2019, después de veinte años de negociaciones, pero aún no ha entrado en vigor porque depende de la ratificación de los Congresos de todos los involucrados y hay países europeos que no confían en los compromisos medioambientales de las naciones del bloque regional.

CON EL ACUERDO VOLVERÁN A LA UE PESTICIDAS PROHIBIDOS

El acuerdo creará un efecto “rebote” de los pesticidas prohibidos en el espacio comunitario, cuyos residuos retornarán al bloque en forma de alimentos a través de las importaciones, según un estudio del Grupo Confederal de la Izquierda del Parlamento Europeo (PE).

El club comunitario exportó 7.000 toneladas de plaguicidas al Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) entre 2018 y 2019, unas sustancias nocivas que no están permitidas en la UE por los problemas medioambientales y sanitarios que pueden causar, según los autores del citado estudio publicado este martes y que se centra en esos dos años.

La autora del texto y profesora de la Universidad de Sao Paulo, Larissa Mies Bombardi, acusó a la UE de adoptar una actitud de “doble rasero”, en la que los ciudadanos del Mercosur son tratados como si fueran “de segunda clase”, dada la exposición a la que se les someten con los pesticidas prohibidos en Europa.

 

De acuerdo con el estudio, la multinacional alemana BASF exportó a los países del Mercosur en 2019 más de 550 toneladas de fipronil, un insecticida prohibido en la UE porque puede provocar enfermedades crónicas, además de ser una sustancia perjudicial para las abejas y otros polinizadores.

Y en 2018, según el estudio, la UE exportó más de 500 millones de euros de pesticidas al Mercosur (principalmente a Brasil), mientras que importaba decenas de productos agrícolas, incluidos soja, cereales, frutas y café, valorados en 21.000 millones de euros.

Argentina, por su parte, envió al bloque comunitario en 2018 peras y manzanas, en cuyo cultivo utilizaron catorce pesticidas prohibidos en Europa, por valor de 71 millones de euros, continúa el documento.

En ese periodo de tiempo, entre 2018 y 2019, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) encontró residuos de estas sustancias en productos agrícolas importados por la UE del Mercosur que, de media, tenían más del doble de residuos que los productos producidos dentro del bloque, según el estudio.

De las 357 muestras de alimentos provenientes de Argentina analizadas por la EFSA, el 46 % presentaban residuos pesticidas que entran en los límites establecidos por la UE y un 3 % tenían residuos por encima de los límites permitidos.

El informe destaca que los datos de Brasil son “aún más preocupantes”: el 7 % de las muestras (52 pruebas) de las 781 muestras estudiadas por la EFSA contenían residuos por encima de los límites de la UE.

Las sustancias utilizadas en la agricultura y ganadería de los países de Mercosur terminan de vuelta en los platos de los europeos, en un proceso que “envenena los ríos y los océanos” y viola los Objetivos de Desarrollo Sostenible, advierte el estudio del Grupo Confederal de la Izquierda del Parlamento Europeo.

La autora del informe define este fenómeno como “el círculo del veneno”, en referencia a que la UE produce y exporta sustancias cuyo uso está prohibido en su propio territorio, como el mercurio, y que, en parte, vuelven en forma de productos alimentarios.

“Los resultados de este estudio son lo suficientemente alarmantes como para reiterar que el Acuerdo UE-Mercosur tiene que detenerse”, opinó el eurodiputado alemán Helmut Scholz (Die Linke) en un comunicado.

También el eurodiputado español Miguel Urbán (Anticapitalistas) respaldó “la no ratificación” del tratado con el Mercosur para hacer frente a las “engañosas estrategias” que, a su juicio, lleva a cabo la UE con el fin de aprobarlo “cuanto antes”.

La estrategia de la Comisión Europea “De la granja a la mesa” pretende reducir el uso de pesticidas químicos en un 50 % para 2030.

Editado por Miriam Burgués