España pondrá a Latinoamérica “en el centro” en su presidencia de la UE

España Latinoamérica centro presidencia UE

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, comparece este jueves en la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado para informar sobre las líneas generales de la política de su departamento. EFE/Kiko Huesca

Madrid (EuroEFE).- España trabajará para poner a «América Latina en el centro de Europa» durante su presidencia de turno de la UE en 2023, aseguró el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, en un encuentro sobre las relaciones de los Veintisiete con la región celebrado este viernes.

El encuentro «La Unión Europea y América Latina: por una alianza estratégica en el mundo post-Covid 19», organizado por el eurodiputado socialista Javi López y celebrado en Casa de América en Madrid, abordó cuestiones como la cooperación en la pandemia, el refuerzo de los acuerdos comerciales o la transición ecológica en una región especialmente relevante debido a sus recursos naturales.

«De la mano de España y del alto representante (para la Política Exterior de la UE), Josep Borrell, que está totalmente comprometido con nuestra visión, pondremos a América Latina en el centro de Europa y de nuestra presidencia», sentenció Albares durante su intervención.

El ministro destacó el papel de España y la UE en la donación de dosis de las vacunas contra la covid a Latinoamérica a través del mecanismo Covax, y subrayó que lo que España y Europa quieren para la región es «libertad, democracia, prosperidad, justicia social y un futuro y digital».

Albares también urgió a concluir los acuerdos comerciales con México, el Mercosur y Chile, que son «tremendamente beneficiosos para la UE» y, además, también «buscan establecer una relación política profunda» con los Veintisiete.

 

Por su parte, el eurodiputado Javi López, presidente de la delegación en la asamblea parlamentaria Euro-Latinoamericana, calificó a la región como «la más eurocompatible del mundo», pero lamentó que los «puentes institucionales» con la UE «se hayan quedado oxidados».

«No se pueden dar por hechas las relaciones entre Europa y Latinoamérica», alertó al destacar la importancia de «facilitar los procesos de integración» en la región.

RENOVAR LOS LAZOS

Mientras, la presidenta de la Fundación Unión Europea-América Latina y el Caribe, la exministra socialista Leire Pajín, apuntó a la necesidad «renovar» los lazos del pasado y «encontrar objetivos comunes en el futuro«, así como de «recuperar los foros políticos de alto nivel».

En esta línea, Pajín ve en la pandemia «el nicho perfecto para volver a encontrar lazos de trabajo conjunto» y una oportunidad para «construir una narrativa de retos comunes» que involucre a las sociedades.

Más crítico se mostró el presidente de la Fundación Euroamérica, Ramón Jáuregui, quien considera que, ante una «América Latina en policrisis», que afecta no solo a lo sanitario, sino también a lo social y político, se encuentra «una Europa despistada», «mucho más preocupada por la vecindad conflictiva» del Este que por sus relaciones más allá del Atlántico.

Así, Jáuregui insistió en que «no es suficiente con donar vacunas» y mirar hacia las relaciones postcovid, sino que se debe poner el foco en una crisis aún en curso y en una región en la que «la primera urgencia es asegurar que los latinoamericanos se pueden vacunar».

Finalmente, el presidente del Patronato de la Fundación Iberoamericana Empresarial, Josep Piqué, también insistió en la relevancia de avanzar en la integración del proyecto político: «Lo que necesita América Latina para ser importante en el mundo es creerse a sí misma».

Piqué subrayó la «enorme relevancia estratégica» de concretar los acuerdos comerciales para facilitar así la integración de las empresas.

Editado por Miriam Burgués