Eurodiputados españoles alaban la política de memoria histórica de Argentina

La Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas (c-i) observa una muestra sobre la dictadura militar en Argentina, en el excentro clandestino de detención ESMA,, en Buenos Aires. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/archivo

Bruselas (EuroEFE).- Los eurodiputados españoles que participaron este miércoles en el subcomité de derechos humanos del Parlamento Europeo alabaron las políticas de memoria histórica de Argentina, que han impulsado medidas para la justicia, la verdad y el recuerdo tras la dictadura que se estableció en el país entre 1976 y 1983.

Representantes españoles de los grupos Renovar Europa, Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, el grupo de los Verdes y de la Izquierda expusieron sus felicitaciones al pueblo argentino por conseguir un consenso sobre la memoria histórica, ya que señalaron que algo similar no se ha conseguido en España.

El eurodiputado Nacho Sánchez Amor, del grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, aseguró que en España “no ha habido un consenso social sobre cómo lidiar con las injusticias y crímenes del Franquismo”, sino que ha sido “un asunto divisivo”.

Asimismo, Izaskun Bilbao, del grupo Renovar Europa, planteó que Argentina y España pueden colaborar para aprender sobre “cómo han sido capaces de eliminar la visión partidista y hablar de la memoria en términos de derechos humanos”.

En el marco de las políticas argentinas de memoria, verdad y justicia se está trabajando para presentar la candidatura del Museo sitio de memoria ESMA para que se incluya en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Este museo ubicado en Buenos Aires fue originalmente la Escuela de Suboficiales de Mecánica de la Armada (ESMA), pero durante la dictadura entre 1976 y 1983 este espacio funcionó simultáneamente como un centro de detención y torturas clandestino.

La directora ejecutiva del Museo sitio de Memoria ESMA, Alejandra Naftal, participó en el comité para pedir el apoyo de los eurodiputados y del Parlamento Europeo para la candidatura del centro como Patrimonio Mundial de la Unesco.

Naftal explicó que el museo fue inaugurado en 2015, como resultado “de más de 40 años de lucha y perseverancia del pueblo argentino”, y desde su apertura ha sido visitado por 400.000 personas.

Esta candidatura se basa en otros ejemplos como el museo de Auschwitz-Birkenau, antiguo campo de concentración y exterminio de la Alemania nazi.

Aparte, Naftal añadió que actualmente se está llevando a cabo el quinto debate judicial, ESMA V, que tiene como eje central los delitos contra la integridad sexual cometidos en ese centro de detención.

Luego de la explicación de estos ejemplos de la política que lleva a cabo el Gobierno argentino, Jordi Solé, del grupo de Los Verdes, apuntó que la memoria histórica “es un instrumento para consolidar la democracia”.

Por su parte, Miguel Urbán Crespo, del grupo de la Izquierda, afirmó que apoyará la candidatura del museo y manifestó que siente “envidia del pueblo argentino” por las medidas que ha logrado aplicar tras la dictadura.

El representante especial para los Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de Argentina, Remo Gerardo Carlotto, recordó que el plan represivo de la dictadura tuvo algunas características inéditas hasta ese momento como los centros clandestinos, la desaparición forzada de personas y el robo de niños.

En este sentido, el embajador de Argentina ante la Unión Europea, Pablo Grinspun, apuntó que se está trabajando en una campaña para potenciar fuera de Argentina la búsqueda de los cerca de 500 bebes y niños que fueron robados durante la dictadura, muchos de ellos en la ESMA.

Editado por Virginia Hebrero