La UE aprueba nuevas sanciones contra Venezuela

Fotografía del 9 de diciembre de 2020 donde se observa a un grupo de personas asistir a un acto de la Consulta Popular con el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó (fuera de cuadro), en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo

Bruselas/Ginebra/Caracas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) aprobó este lunes nuevas sanciones contra Venezuela, añadiendo a 19 personas a su listado. Los 27 siguen sin reconocer las elecciones del pasado 6 de diciembre, ya que consideran que no cumplieron los estándares democráticos.Desde Ginebra, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, sostuvo que las sanciones están impidiendo que su país ofrezca una mejor respuesta a la crisis social y sanitaria causada por la pandemia de la covid-19. El Gobierno venezolano rechazó “categóricamente” las nueva sanciones, mientras el opositor  Juan Guaidó las celebró.

En total, la lista incluye a 55 personas, entre ellas a la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, y a Diosdado Cabello, número dos del presidente Nicolás Maduro.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE ampliaron hoy la lista, añadiendo, entre otros, a la presidenta y el vicepresidente del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, Indira Maira Alfonzo Izaguirre y Leonardo Enrique Morales Poleo, respectivamente.

También incluyen a varios diputados de la Asamblea Nacional constituida el 5 de enero, que la UE tampoco reconoce, así como a magistrados del Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional de Venezuela.

“Los individuos añadidos a la lista son responsables, en particular, de menoscabar los derechos electorales de la oposición y el funcionamiento democrático de la Asamblea Nacional, y por serias violaciones de los derechos humanos y restricciones de libertades fundamentales”, dijeron los Veintisiete en un comunicado.

Las sanciones implican la prohibición de entrar al territorio comunitario y la congelación de los activos y bienes que tengan en la UE.

La UE reiteró hoy su disposición a continuar “trabajando y colaborando con todos los actores en Venezuela” para promover un “una diálogo pacífico y democrático”, así como “una solución sostenible a la crisis en el país”.

Tras la constitución de la nueva Asamblea Nacional, controlada ahora por los partidarios del régimen de Nicolás Maduro, la UE ya expresó que no reconoce al actual parlamento y se mostró partidaria de trabajar con el líder opositor Juan Guaidó para poder celebrar nuevos comicios en el país, aunque desde entonces ha evitado tratarle de presidente.

“La UE mantendrá su compromiso con todos los actores políticos y de la sociedad civil que luchan por devolver la democracia a Venezuela, incluido en particular Juan Guaidó y otros representantes de la Asamblea Nacional saliente, elegida en 2015, que fue la última expresión libre de los venezolanos”, dijeron entonces los Veintisiete.

MADURO RESPONDE

En una intervención virtual durante la inauguración de las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Maduro dijo este lunes que su país afronta más de 450 medidas punitivas que buscan “ejercer una presión desmedida y una persecución” en su contra, con el fin último de provocar un cambio de gobierno.

El Gobierno de Maduro cifra en al menos 30.000 millones de dólares los activos a los que no puede acceder por las restricciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea y que –según el mandatario- servirían para cubrir necesidades básicas de la población.

“Los secuestradores de los activos y recursos del Estado venezolano han demostrado una gran crueldad, incluso en circunstancias de pandemia, desacatando los llamados de la comunidad internacional”, dijo Maduro al Consejo de Derechos Humanos (CDH), el foro internacional más importante en este ámbito y que se celebra desde Ginebra en formato esencialmente virtual.

RECHAZO “CATEGÓRICO” DEL GOBIERNO VENEZOLANO 

El Gobierno venezolano rechazó “categóricamente” las nuevas sanciones de la UE y dijo que buscan afectar el diálogo político que, asegura, se desarrolla en su país.

“Señalar con falsos argumentos a ciudadanas y ciudadanos honorables (…) cuya única intención apunta a afectar negativamente el diálogo político que se desarrolla en el país”, dijo en un comunicado la Cancillería venezolana.

Indicó que estas medidas, impuestas por la UE como una respuesta a los comicios legislativos de diciembre pasado que no reconoce, son una reacción a la “frustración de un grupo de Estados miembros” del bloque “por la manifiesta ineficacia de sus acciones para forzar un cambio de Gobierno por la fuerza en Venezuela”.

La Cancillería criticó además al bloque por su “incapacidad” para “aceptar y respetar la voluntad del pueblo venezolano”.

Según dijo, estas acciones “arbitrarias” y “sin asidero jurídico” dejan en evidencia “su anacrónica política intervencionista” en Venezuela.

El Gobierno consideró estas sanciones como una “suerte de arrogante afrenta a la Organización de Naciones Unidas”, luego de que la relatora especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos, Alena Douhan, pidiera el levantamiento de las medidas por sus efectos en la crisis.

“Venezuela hace un nuevo llamado a la Unión Europea para que cese su sistemática agresión contra el pueblo venezolano y abandone, de una vez por todas, los vestigios y pretensiones neocoloniales en su aproximación a América Latina”, agregó, al tiempo que manifestó su deseo de que el bloque reflexione y haya “respeto mutuo”.

La Oficina de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, consideró en el pasado que las sanciones financieras contra Venezuela no son la forma más eficaz de propiciar la colaboración del gobierno de Maduro.

EL OPOSITOR GUAIDÓ SALUDA Y AGRADECE 

El opositor venezolano Juan Guaidó celebró y agradeció a los 27 Estados miembros “por su compromiso. Debe continuar la presión para lograr el fin de la crisis con elecciones libres”, indicó Guaidó en un mensaje en Twitter.

El exparlamentario aprovechó, asimismo, para decirle a la Fuerza Armada, que ha mostrado su apoyo público al Gobierno de Nicolás Maduro, que la Administración chavista los tiene engañados ante la supuesta promesa de que la UE levantaría las sanciones.

“Los individuos añadidos a la lista son responsables, en particular, de menoscabar los derechos electorales de la oposición y el funcionamiento democrático de la Asamblea Nacional, y por serias violaciones de los derechos humanos y restricciones de libertades fundamentales”, dijeron los veintisiete en un comunicado.

Las sanciones implican la prohibición de entrar al territorio comunitario y la congelación de los activos y bienes que tengan en la UE.

Tras la constitución de la nueva Asamblea Nacional, controlada ahora por los partidarios del régimen de Nicolás Maduro, la UE ya expresó que no reconoce al actual Parlamento y se mostró partidaria de trabajar con Guaidó, a quien considera líder de la oposición, para poder celebrar nuevos comicios en el país.

Editado por Miriam Burgués